Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La "palabra de honor" de Echegaray fue clave para conseguir su salida

Así consta en el fallo del juez Villafañe, que no tuvo en cuenta ni la reincidencia ni la violación de otro permiso

Jueves 09 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

A la hora de justificar por qué le concedería las salidas transitorias a José Edgardo Echegaray, el juez de Ejecución Penal N° 2 de La Plata, José Nicolás Villafañe, tuvo en cuenta especialmente que el recluso le había dado su "palabra de honor" de que no violaría las condiciones que se le fijarían para obtener ese beneficio. Fue en junio de 2015: creyó en la promesa del reo, pero ignoró los informes negativos del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Ayer, Echegaray no se mostró tan comunicativo como en esa entrevista de hace dos años con el juez Villafañe y se negó a declarar ante la fiscal Betina Lacki, que lo acusó de ser el autor material del disparo que segó la vida de Abril Bogado cuando intentó robarles el auto a sus padres la madrugada del domingo pasado, en la puerta de su casa de Ringuelet.

"Se autoriza el ingreso en el régimen de salidas transitorias, con motivo de afianzar sus lazos familiares, bajo palabra de honor, a José Edgardo Echegaray, por 48 horas mensuales", rubricó Villafañe en la parte resolutiva del fallo que dictó en 2015, con el que le concedió el beneficio al preso que, dos años después, está acusado de homicidio.

Echegaray regresó a la Unidad 18 del SPB al cabo de cada una de sus salidas transitorias; sabía que si no cumplía con las condiciones que le habían fijado no podría acceder a la libertad condicional. Como preso veterano que era también sabía que debía tener "conducta ejemplar 10" para pasar a la unidad penal de régimen semiabierto. Pero, tal como ocurrió en 2008, cuando le concedieron la primera libertad condicional, "Pepito", de 32 años, violó todas las condiciones que le habían sido fijadas para acceder nuevamente a ese beneficio excarcelatorio.

Una de las curiosidades del fallo es que el magistrado dispuso que en esas salidas sólo podía ir a la casa de su madre, en 506 entre 6 y 7, a sólo diez cuadras de donde, la madrugada del domingo, mató a Abril de un tiro en la frente.

"Valoro, entre otros elementos, el contacto directo y personal que en este juzgado se llevó a cabo con el condenado, principio procesal de inmediación en la adquisición de la prueba. Es poder-deber del magistrado escuchar y, fundamentalmente, dialogar con las personas que actúen en el proceso, lo que permite ponderar no sólo las palabras, sino también, lo que es más importante, las reacciones y los gestos, de fundamental importancia para apreciar la verdad", sostuvo el juez Villafañe en el fallo con el que benefició a Echegaray.

Esto significa que, además de la "palabra de honor" del recluso, el magistrado consideró el "lenguaje corporal y gestual" del preso -reincidente, con dos condenas y una libertad condicional violada en 2008- como elementos claves para concederle la salida anticipada.

El fallo de Villafañe fue revisado por un tribunal superior. Los camaristas Alejandro Villordo y Ricardo Szelagowsky lo ratificaron. Ambos rechazaron el recurso planteado por la fiscal Beatriz Castellanos, que se oponía a que Echegaray fuese beneficiado con la libertad asistida apoyada en los dos informes negativos del Gabinete Interdisciplinario del penal de Magdalena, en el que los profesionales indicaban que "era inconveniente incluir al recluso en un régimen de libertad asistida".

Ayer, luego de la indagatoria, la fiscal Lacki detalló por qué descartaba la versión dada por Echegaray al ser detenido por la policía -al cabo de un tiroteo-, cuando dijo que no había tenido intención de matar a la chica de 12 años, que se le había "escapado" el tiro. "Por las pruebas que tengo reunidas en la causa, nada me indica que el disparo que mató a Abril haya sido efectuado de manera accidental; por el contrario, todo indica que eso no pasó y el disparo se utilizó para facilitar la consumación del hecho de robo", señaló.

Mientras Echegaray se negaba a declarar en los tribunales, en la sede del Ministerio de Justicia provincial, el titular de ese organismo, Gustavo Ferrari, recopilaba la documentación sobre el cumplimiento de las dos condenas de "Pepito" en cárceles bonaerenses para enviarla al titular de la Secretaría Permanente del Jurado de Enjuiciamiento, Ulises Giménez.

Según explicaron fuentes del ministerio, la intención era poner a disposición material relevante ante la posibilidad de que se inicie un proceso de enjuiciamiento contra el juez Villafañe por eventuales irregularidades a la hora de concederle la libertad a Echegaray.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas