Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Balean a un bailarín en un country de Pilar

Advirtió que había ladrones y le dispararon al auto

Jueves 09 de noviembre de 2017
0

Su perspicacia ante la situación extraña hizo que se salvara de ser asaltado. Pero sólo el azar impidió que el bailarín Hernán Piquín se convirtiera en una nueva víctima mortal de la inseguridad. Un grupo de cinco delincuentes que había entrado en la guardia del country de Pilar en el que el artista de TV vive le disparó 11 tiros cuando intentaba escapar en su auto; terminó en una zanja y salió corriendo, pero ningún proyectil lo alcanzó.

Fuentes policiales y judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que el hecho ocurrió a las 2.30 de ayer en el barrio cerrado El Hábitat, situado en José Verdi y Carlos Calvo, de La Lonja.

El bailarín contó a la prensa que está vivo "de milagro". Fue cuando regresaba a su casa tras su participación en Showmatch, el programa que conduce Marcelo Tinelli. "Cuando llegué me abrieron el portón y vi un personaje que no conocía en la guardia, con chaleco antibalas de la policía; me dije «qué raro, qué raro». Cuando entré, vi a tres o cuatro personas más y confirmé que algo pasaba", dijo Piquín, de 43 años, en la puerta del country.Agregó que cuando buscó escapar con el auto, se le fueron encima. Aceleró y empezó a tocar bocina y a gritar: "¡Hay chorros en el barrio!".

Cámaras anuladas

Piquín relató que en ese momento le efectuaron "el primer disparo", tras lo cual aceleró, dobló en una calle y cayó con su Smart gris en una zanja. "Después de eso fueron como diez disparos más. Gracias a Dios estoy vivo. Bajé del auto y corrí porque no sabía si me seguían. Pensé que me mataban", relató.

El artista afirmó que luego de la caída en la zanja corrió y, tras sortear dos alambrados, se metió "en la casa de un vecino", que le dio refugio.

La policía estableció que al menos cinco delincuentes con sus rostros cubiertos habían llegado al lugar pocos minutos antes que el bailarín y habían sorprendido a un empleado de la portería, a quien amenazaron con armas y mantuvieron cautivo, al igual que a un vigilador.

Piquín indicó que, según lo que declararon esos dos empleados, los asaltantes "entraron por el frente, a punta de pistola" y redujeron al personal de vigilancia. "Los guardias nos dijeron que les preguntaban «dónde está la plata» y «quién tiene más plata acá adentro»", contó el bailarín.

El predio cuenta con más de 20 cámaras de seguridad y alarmas en todo el perímetro, pero el artista afirmó que los delincuentes "cortaron todos los cables" para evitar las filmaciones.

Con respecto a su reacción al advertir que había ladrones en el barrio privado, Piquín sostuvo: "Yo soy así, soy justiciero; a mí no me gustan las injusticias ni las mentiras. Lo primero que hice fue lo que me salió. Todos me lo agradecieron".

Los delincuentes, finalmente, escaparon sin concretar robo alguno, dijeron fuentes policiales. Esos voceros agregaron que en el lugar se secuestraron varias vainas de calibres 40 y 45.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas