Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El diálogo de Cristina Kirchner con el juez Ercolini sobre el caso Hotesur: "Todo esto no tiene demasiado sentido"

La ex mandataria pidió ser sobreseída en la causa que la investiga por supuestas maniobras para lavar activos a través del alquiler de habitaciones en sus hoteles

Jueves 09 de noviembre de 2017 • 11:22
0
Cristina al llegar a Comodoro Py, donde le entregó un escrito al juez Ercolini
Cristina al llegar a Comodoro Py, donde le entregó un escrito al juez Ercolini. Foto: LA NACION / Fernando Massobrio

La ex presidenta Cristina Kirchner pidió hoy ser sobreseída, calificó de "inmenso disparate jurídico" y "ficción de jueces" las acusaciones en su contra y sostuvo que no se prestará a ella porque en Argentina "no hay estado de derecho", en su declaración indagatoria esta mañana en la causa Hotesur.

Según el acta de la declaración indagatoria, la ex presidenta se negó a que le lean sus derechos, hizo un breve monólogo y presentó un escrito en el que pidió ser sobreseída, al rechazar las acusaciones por el supuesto uso de hoteles de su sociedad Hotesur para falsos alquileres a cambio de sobornos para adjudicar obra pública en el kirchnerismo.

Cristina arribó con su abogado Carlos Beraldi, subió directo al juzgado de Ercolini y comenzó la quinta declaración indagatoria en causas penales en su contra.

cerrar

Primero, se negó a escuchar la lectura de las imputaciones en su contra porque manifestó que ya las conocía y tampoco quiso escuchar la lectura de sus derechos. De inmediato, expuso brevemente ante el juez y el fiscal Gerardo Polllicita las razones de esas negativas.

La ex presidenta sostuvo: "Todo esto no tiene demasiado sentido". "Son los mismos [hechos] que fueron juzgados en siete causas con sobreseimientos firmes, incluso de este mismo juzgado y fiscalía", les dijo Cristina a Ercolini y a Pollicita.

"Todo esto no es más que un inmenso disparate jurídico del cual no pienso formar parte. No me pienso prestar a esta ficción de jueces que te leen tus derechos pero que luego no los aplican, lo mismo para los fiscales", continuó.

cerrar

Además, reiteró que "no hay estado de derecho en la Argentina" y pidió dejar "constancia de esto en la causa".

Tras escucharla en silencio, el juez Ercolini sólo le preguntó si deseaba agregar "algo más" y, ante la negativa de la ex mandataria, terminó la indagatoria con la entrega de un escrito de casi 70 páginas en el que pidió ser sobreseída.

En su quinta visita como indagada a los tribunales de Retiro, Cristina saludó formalmente al juez y al fiscal antes de iniciar su breve monólogo, pero no respondió preguntas.

Tras el trámite de 20 minutos, la ex mandataria y senadora nacional electa por la provincia de Buenos Aires se retiró por el mismo ingreso lateral por el que había llegado poco antes de las 9, luego de un breve incidente con un joven youtuber identificado como Arturo Maluco, que intentó franquear la seguridad para entregarle un Oscar de plástico, algo que no logró.

También bajó la ventanilla de su auto para recriminar en voz alta a su ex secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli por haber ido a esperar su salida en los tribunales de Retiro.

Máximo y Florencia, también a Comodoro Py

La semana próxima se espera en indagatoria a sus dos hijos, Máximo y Florencia , ambos imputados al igual que ella por presunto lavado de dinero, en una ronda de 24 citaciones ordenadas por Ercolini.

Cristina está ya enviada a juicio oral en la causa por la venta de dólar futuro al final de su gobierno, fue procesada en la causa "Los Sauces" y en la que investiga el direccionamiento de la obra pública a favor del detenido Lázaro Báez en Santa Cruz, y está indagada en la causa por supuesto encubrimiento agravado de iraníes prófugos por el atentado a la AMIA, a raíz de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman.

El escrito

La ex presidenta apuntó, en el escrito de 62 páginas que presentó ante el juez Ercolini en el caso Hotesur, contra el presidente Mauricio Macri. Y aludió a una "doble vara judicial" para tratar las denuncias contra funcionarios de su gobierno en comparación con los del kirchnerismo.

Allí solicitó: "Que se dicte mi sobreseimiento en orden a los hechos que se me endilgan, con expresa mención de que la formación de estas actuaciones no afecta mi buen nombre y honor".

Entre las críticas, la ex mandataria aludió a "la doble vara que utilizan ahora los operadores judiciales (no los puedo llamar de otra manera), que en el caso de las investigaciones llevadas a cabo respecto de funcionarios del actual gobierno, imputados por manejar fondos en paraísos fiscales (no en bancos nacionales) o mover sumas millonarias a través de la banca offshore (no en el circuito financiero legal, tributación mediante), aquellas son cerradas con una velocidad increíble, sin que nada de esto resulte sospechoso".

"Por un lado, actos de comercio celebrados en el país y declarados ante el fisco son considerados maniobras de lavado de activos mientras que, por el otro, el manejo de dinero mediante sociedades fantasma radicadas en jurisdicciones de nula tributación no son objeto del más mínimo reproche", agregó.

"Incluso, se ha llegado a la desmesura de afirmar que mi hija Florencia debe responder por supuestos actos de lavado de activos que, imaginariamente, habrían tenido lugar cuando ella tenía apenas quince años", siguió en el texto.

También se quejó porque "al propio tiempo, nada se imputa ni se cuestiona respecto del hermano del Presidente Mauricio Macri, quien acaba de blanquear una suma de casi cuarenta millones de dólares de procedencia ilícita (algo así como diez veces el valor del hotel Alto Calafate), quebrantándose una ley sancionada por el Congreso de la Nación".

"En este contexto, soy consciente de que las explicaciones que serán brindadas por mi parte en esta causa no serán siquiera mínimamente consideradas y que la suerte de esta instrucción ya ha sido decidida hace mucho tiempo", agregó.

Y explicó que "así ha ocurrido con todas las presentaciones y reclamos judiciales formulados en las múltiples causas armadas, iniciadas y promovidas en mi contra desde que el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, asumió la titularidad del Poder Ejecutivo".

En cuanto a la sociedad Hotesur, la causa en la que está imputada junto a sus hijos por lavado de activos a través de la actividad hotelera y por la que asistió esta mañana a una nueva indagatoria, la ex presidenta sostuvo que "la acusación ingresa en el terreno del ridículo".

"Son tantas y tan groseras las mentiras que se han dicho, que la acusación ingresa en el terreno del ridículo (del que no se regresa) afirmándose, entre otras cosas, que se buscó obtener dinero efectivo para adquirir los hoteles que luego fueron alquilados con la compra previa de departamentos, en vez de su venta", advirtió.

En su defensa, la ex presidenta sostuvo que todas las operaciones quedaron registradas en los libros contables de Hotesur SA y fueron bancarizadas.

Las pruebas "corroboran la manifiesta falsedad de la acusación y la ausencia de delito", dice el escrito, por lo cual la ex presidenta pidió el sobreseimiento.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas