Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Brasil proyecta recibir más inversiones que la Argentina por la reforma laboral

Lo indicó el economista João Manoel Pinho de Mello, jefe de Asesoría Especial de Reformas Microeconómica de Brasil; sin embargo estimó que el país se va a haber beneficiado por la menor incertidumbre política

Jueves 09 de noviembre de 2017 • 15:45
SEGUIR
PARA LA NACION
0

El equipo económico de Brasil no descarta que su país pueda atraer más inversiones que la Argentina por haber llevado adelante una reforma laboral, que los analistas consideran más flexible y competitiva, comparada con el proyecto que propone el Gobierno. Sin embargo admiten que la entrada de capitales puede verse compensada a favor de la Argentina por la menor incertidumbre que vive el país luego de la victoria oficial en las elecciones legislativas.

João Manoel Pinho de Mello, funcionario del Ministerio de Hacienda brasileña, está de visita en Buenos Aires, donde hoy disertó en la reunión anual del Lacea-Lames junto con el Secretario de Política Económica nacional, Sebastián Galiani. El evento, que tiene a la Universidad de San Andrés como anfitriona, se llevará adelante hasta el sábado.

Nombrado jefe de Asesoría Especial de Reformas Microeconómica de Brasil en marzo pasado, Pinho de Mello indicó que "puede ser que la reforma laboral que implementamos atraiga más inversiones, aunque el escenario político en la Argentina va a tener menos incertidumbre en el corto plazo, por el mandato que Mauricio Macri recibió ahora".

Y agregó: "La Argentina le regaló un mandato a Macri para llevar adelante las reformas y en el mes pasado lo confirmó; mientras nosotros tenemos una situación un poco peculiar, porque fue una elección muy dura, muy cercana entre Dilma Rousseff y Aécio Neves. El mandato que le dieron a Dilma para continuar las políticas anteriores ya no se podía hacer, porque habíamos alcanzado los límites. Vendió algo que no podía entregar. Por esta diferencia creo que la situación en Brasil es muy diferente y nos permitió hacer cosas muy profundas".

Con respecto a las elecciones presidenciales brasileñas, el economista admitió que "siempre hay un riesgo" que se vuelva atrás con las reformas, si gana un partido político distinto. "La opción que está más a la izquierda es la del ex presidente Lula da Silva, por ahí pasa el riesgo seguro. Creo que Lula, si consigue postularse -porque no es claro desde el punto de vista legal que vaya a poder hacerlo-, va a hacer una campaña con una retórica muy a la izquierda y va a hablar de reversión, pero él es bastante racional", indicó.

"Personalmente creo que si Lula se postula y gana, no va a revertir. Él es muy racional y ya demostró eso en 2003, que cuando las restricciones están puestas, él se comporta racionalmente", amplió.

Para 2018, el economista proyectó que Brasil va a crecer entre 3 y 4%. "El crecimiento va a estar impulsado por el consumo. Si el escenario electoral se pone más seguro, creo que pueden venir un poco más de inversiones. Pero es muy temprano para poner algo concreto en la cuenta", explicó.

"Las inversiones van a sufrir, pero no es por ahí que viene la recuperación. Claro que los mercados y activos, bolsa y deuda van a sufrir también, va a haber mucha volatilidad, pero no creo que afecte mucho al mercado interno, hay mucho espacio para la recuperación. Creo que mucha gente piensa como yo: que en el peor escenario, que sería una victoria de la izquierda con discurso de reversión, no van a concretarlo aún si ganan", agregó.

Finalmente, Pinho de Mello estimó que este año Brasil puede llegar a crecer al 1%, en un escenario muy optimista e impulsado por el consumo, mientras que el piso es un crecimiento de medio punto.

"La época de las commodites a precios altos, en el año 2000, acabó causando mucha complacencia. Las épocas de bonanzas provocan poca disciplina; no hay que ser doctor en economía para saber que cuando el dinero es abundante, la gente tiene menos cuidado. La coyuntura muestra que ya no hay tanta abundancia y los límites llegaron para imponer racionalidad. Eso es lo que está pasando en la región con los nuevos gobiernos que han cambiado a regímenes de centro. Brasil es un caso especial porque el mandato popular técnicamente no fue dado para eso", concluyó

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas