Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De tanto cabecear, el ex goleador inglés Alan Shearer admitió que padece problemas cerebrales

"Los resultados de los exámenes son más bien preocupantes", dijo el ex futbolista de 47 años, que reconoció tener una "memoria horrible"

Jueves 09 de noviembre de 2017 • 13:15
0
"Los resultados de los exámenes son más bien preocupantes", dijo el ex futbolista
"Los resultados de los exámenes son más bien preocupantes", dijo el ex futbolista.

Alan Shearer, mítico delantero de Inglaterra y símbolo del Newcastle, reveló al diario Daily Mirror su temor, tras haberse sometido a pruebas neurológicas, que sufre daños cerebrales como consecuencia de los constantes remates de cabeza a lo largo de su carrera. Shearer, de 47 años, dijo al citado medio: "Los resultados de los exámenes son más bien preocupantes".

Shearer, que inició su carrera profesional en el Southampton en 1988 y se retiró en el Newcastle en 2006, dijo tener "una memoria horrible". El ex atacante de la selección inglesa, de 47 años, afirmó: "Cuando uno se convierte en profesional, ya espera tener que a la larga tendrá problemas de rodilla, de espalda o de tobillo. Pero nunca pensé que el fútbol estaría ligado también a enfermedades cerebrales. Pero las autoridades se mostraron reticentes a buscar respuestas".

Alan Shearer, autor de 30 goles en 63 partidos con Inglaterra y de 260 tantos en 18 temporadas en la Premier League (récord que se mantiene), comentó: "Marqué mil más en los entrenamientos, por cada gol de cabeza en los encuentros logré mil en los entrenamientos" y añadió que "sin duda eso me pone en riesgo si es que existe un vínculo entre ambos factores". En opinión del ex delantero, "el fútbol es un deporte duro y brillante, pero hay que estar seguros de que no sea también un juego mortal".

Shearer, comentarista tras su retiro de la actividad, disputó con la selección inglesa el Mundial de Francia 98 y las Eurocopas de Suecia 92, Inglaterra 96 y Holanda y Bélgica 2000. Tras iniciar su carrera en el Southampton, fichó por el Blackburn (en el que jugó entre 1992 y 1996) y después por el Newcastle, el equipo de su vida (cuyos colores defendió entre 1996 y 2006).

Fue el pasado febrero cuando un estudio realizado en el Reino Unido por el University College London Hospital y por el Hospital británico de neurología y neurocirugía demostró los riesgos para los futbolistas de sufrir enfermedades neurológicas que provoquen demencia. En septiembre de 2016, un estudio de la universidad escocesa de Stirling probó que el juego de cabeza en el fútbol podía tener un impacto significativo en las funciones de memoria y del cerebro.

Fuente: Mundo Deportivo

Un gol de cabeza de Shearer ante Manchester City en 2003

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas