Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Atlético Tucumán le ganó en los penales a Rosario Central y está en la final de la Copa Argentina

En Formosa, se impuso por 3-1 desde los once metros con el arquero suplente Sánchez como figura; antes, Lucchetti le atajó un penal a Camacho

Viernes 10 de noviembre de 2017 • 20:00
0
Maxi González y Favio Álvarez luchan por la pelota
Maxi González y Favio Álvarez luchan por la pelota. Foto: FotoBAIRES

Rosario Central no pudo en los noventa minutos, lapso en el que incluso falló un penal, y Atlético Tucumán se adueñó en los penales de la primera semifinal de la Copa Argentina, en el estadio Antonio Romero de la ciudad de Formosa. El Decano ya está en la final y también puede clasificarse a la Copa Libertadores si River le gana el otro cruce a Deportivo Morón.

Central, que jugó -y perdió- las tres últimas finales de la Copa Argentina, volvió a quedarse con las manos vacías. En 2014 cayó ante Huracán en la definición por penales; en 2015, 2-1 contra Boca Juniors con un polémico arbitraje de Diego Ceballos; y el año pasado, lo venció River Plate en un dramático y emotivo encuentro. Ahora, esta derrota seguramente marque la salida del entrenador Paolo Montero; el curso del DT, de discreta campaña en la Superliga, había quedado sellado a la suerte canalla en la Copa Argentina.

En los 90 minutos, Central tuvo su oportunidad con un penal que Cristian Lucchetti le atajó al uruguayo Washington Camacho. Después, el histórico arquero del Decano salió por lesión y Alejandro Sánchez ocupó su lugar para los penales y se vistió de héroe al atajar los remates del Ruso Diego Rodríguez y de Mauricio Martínez; Marco Ruben pateó muy alto su remate y Federico Carrizo anotó el único tanto rosarino. Del lado tucumano convirtieron Barbona, Grahl y Favio Alvarez.

El penal que le atajó Lucchetti a Camacho

El último penal y el festejo tucumano

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas