Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Búsquedas que no cesan

Reflexiones sobre psicoanálisis y una alegoría para jóvenes lectores que destaca el valor de la lealtad

Domingo 12 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

"Un libro para todo aquel que sepa que tiene un inconsciente", definió con gracia un agudo lector el trabajo de la psicoanalista Patricia Leyack, Escrituras en el análisis (Paidós). Se trata, en verdad, de una obra para especialistas, aunque el público no especializado pero sí interesado en las doctrinas de Freud y Lacan encontrará pasajes muy valiosos, sobre todo en la narración de la experiencia clínica de la autora, que permite asomarse a lo que ocurre al otro lado del diván: los procesos reflexivos que orientan la actuación del analista, el tipo de escucha que determina sus diferentes modos de intervención.

Muchos de los textos que integran Escrituras en el análisis tienen su origen en clases dictadas por Leyack o en trabajos presentados en reuniones, congresos y seminarios. En la tarea de volver sobre aquellas piezas para elaborar su libro encuentra la autora una primera forma, literal se diría, de la reescritura: aquella escritura que deriva de la relectura, y también de los efectos del paso del tiempo sobre la comprensión y la interpretación de lo que fue escrito o leído con anterioridad. "Leer es reescribir", afirma Leyack, en consonancia con la teoría literaria que concede al lector un rol activo en la tarea de "completar" el trabajo iniciado por el escritor, enriqueciendo la obra con nuevos sentidos. Pero pronto la autora vira hacia el significado que el psicoanálisis suele dar a términos como "escritura" y "lectura". Entendido el inconsciente como una consecuencia de la existencia de lenguaje, que se manifiesta en el discurso dirigido al analista, la intervención de éste (reclamada por la propia naturaleza de ese discurso), producirá una "reescritura" del discurso en cuestión. Y aquí explica Leyack el trabajo del analista en relación con lo que el sujeto dice: "Nos cabe especificar qué del lenguaje nos incumbe como analistas. La lengua que nos interesa, a la que nos dedicamos es la que, en su despliegue hablado, produce equívocos, sufre de lapsus, de repeticiones, de retornos. Nos dedicamos a la singularidad con la que se le habló a cada sujeto. Nos dedicamos a la enunciación que se deja oír en lo que se dice".

Sesgado su sentido de modo psicoanalítico, la escritura ya no pide lectura sino exégesis. "El inconsciente ?se realiza' en el habla -afirma Leyack-. Y que se realice en el habla es que produzca sus escrituras, que escriba sus jeroglíficos, porque el inconsciente cifra. Leer ese cifrado hace a nuestra escucha." Así llega al punto central del libro: "El inconsciente produce escrituras. El inconsciente escribe. El asunto para nosotros, analistas, es cómo acceder a esas escrituras, cómo descifrarlas y producir con nuestra lectura una reescritura que, apostamos, modifique la posición del sujeto en relación al goce".

* * *

¿Quiénes podrán disfrutar de Pax (Nube de Tinta)? Niños y adolescentes, sin duda, pero no sólo: la novela escrita por Sara Pennypacker e ilustrada por Jon Klassen abunda en aventuras, peripecias de iniciación y reflexiones sobre la soledad y la lealtad, desgranadas con sutileza y envueltas en un tenue halo de homenaje a El cazador oculto.

Pax es el nombre de un zorro especial: ha crecido en cautiverio, como mascota (único amigo, en realidad) del solitario Peter. Pero el padre manda al niño a vivir con su abuelo, y entonces Pax y Peter se ven forzados a una despedida desgarradora. Lo que sigue, y constituye el núcleo de la narración, es un viaje de búsqueda y de autoconocimiento, que cada uno emprende por su cuenta y que, al final del camino, los habrá transformado a los dos.

Escrituras en el análisis. Patricia Leyack, Paidós

Pax. Sara Pennypacker, Nube de Tinta

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas