Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Seguridad vial: cinco cuidados clave para las embarazadas al manejar

Mesas y sillas sobre las calzadas, un riesgo latente e innecesario

Sábado 11 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El profesor Jorge Omar Del Río, pionero en el desarrollo de la educación vial mediante su Escuela de manejo avanzado (tipo de cursos imprescindibles si se quiere conducir realmente bien y con máxima seguridad) suele decir que nuestro tránsito "es una constante lucha por el espacio".

Una lucha entre conductores particulares, profesionales y motociclistas. Todos buscan huecos en los que colarse al milímetro, lo que lleva a maniobras peligrosas como el zigzagueo de un carril a otro en las autopistas, no dejar la distancia de frenado suficiente y transitar por las banquinas, lo que genera no pocos accidentes. Lo peor es que los infractores siempre creen tener razón para realizar estas maniobras, que por otra parte no tienen ningún control.

De regreso al espacio, es claro que en las grandes ciudades hay un parque automotor que supera a la infraestructura existente. De allí, las congestiones y los problemas de estacionamiento, no sólo por la falta de lugares sino también por dejar los vehículos en doble fila, en las ochavas, etcétera.

El problema es que las autoridades contribuyen en gran parte con la dificultad de contar con suficiente espacio. Por ejemplo, en CABA la Legislatura modificó el Código de Tránsito para permitir a los bares y restaurantes emplazar decks, con mesas y sillas, sobre la calzada. Parece una medida poco pensada y peor elaborada, porque más allá de reducir el espacio de circulación, la visibilidad del cruce de las esquinas (en las bocacalles se producen el 62% de los choques) y el estacionamiento: ¿De quién es la responsabilidad si un vehículo se estrella contra un deck? Por supuesto, todos le echarán la culpa al conductor. ¿Pero será el único responsable? Claro que no.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas