Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Prueban por primera vez la tecnología 5G en el país

Es el nuevo estándar de conexiones móviles; da más velocidad para acceder a Internet

Viernes 10 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Movistar y Ericsson hicieron ayer la primera demostración pública de 5G en el país, la tecnología que sucede al 4G, disponible desde 2014 en la Argentina. El 5G promete más velocidad para acceder a Internet y conexiones más eficientes, pero tiene una particularidad: es el primer estándar de este tipo donde el foco ya no está puesto en el usuario convencional. Es decir, ya no es una tecnología que busque optimizar el vínculo del celular con Internet en general, porque es un estándar mucho más ambicioso.

Este nuevo protocolo de conectividad inalámbrica estará disponible en forma comercial en el mundo entre 2019 y 2020. La rapidez con la que se difunda y llegue aquí dependerá, entre otras cosas, del surgimiento de dispositivos que puedan aprovecharlo, de una demanda que lo exija y una legislación -es decir, asignación de frecuencias- que lo habilite.

El argumento de venta principal del 5G para las personas es tener mayor velocidad para acceder a servicios digitales: en la prueba en la oficina de Telefónica, con la presencia del ministro de Modernización, Andrés Ibarra, el vínculo montado en el edificio de la compañía alcanzó 22 gigabits por segundo de velocidad.

Pero esto (que es muchísimo) es en una muy particular prueba de laboratorio. El ancho de banda promedio estimado que tendrá el 5G en un par de años es de 30 o 40 megabits por segundo, con picos más altos, según Adrián Di Meo, director de redes de Telefónica Argentina. "La idea es que pueda competir en capacidad con la red fija. En la industria hay gente más optimista, que habla de 300 Mbps", agregó. Como referencia, el promedio nacional del 4G hoy está en unos 12 megabits por segundo; el promedio internacional es de 16 Mbps. Pero un acceso más veloz para que un video cargue más rápido en el celular de una persona no es el objetivo principal del 5G, sino "hacer explotar la promesa de la Internet de las Cosas", en palabras de Federico Rava, el COO de Movistar.

Es que los cálculos son que hoy hay unos 7000 millones de dispositivos conectados a las redes celulares en todo el mundo. En pocos años superarán los 20.000 millones, cortesía de las ciudades inteligentes (donde los tachos de basura y los colectivos tienen una conexión a Internet), de los hogares inteligentes, etcétera.

Para abastecer esa demanda, el 4G convencional no alcanza: hay que repensar cómo se hace una red de telefonía móvil, cómo se distribuye la información, cómo se atiende a miles de dispositivos conectados en simultáneo, en movimiento, demandando gran cantidad de datos.

El 5G está pensado para mayor eficiencia energética porque va más allá de los teléfonos y contempla dispositivos con poco uso de energía.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas