Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un encuentro centrado en información oficial, pero que no generó discusiones

El Gobierno explicó su idea fiscal; algunos mandatarios se fueron contentos y otros, con muchas incógnitas

Viernes 10 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

La reunión entre el gobierno de Mauricio Macri y todos los gobernadores del país fue más informativa que participativa. El Presidente y sus principales ministros explicaron un nuevo esquema fiscal para llegar a un acuerdo, y tras una hora de reunión entre los mandatarios provinciales se pudo advertir que hubo algunos ganadores y otros que se quedaron con muchas dudas sobre la capacidad de todos para reducir los impuestos provinciales.

Sólo Alfredo Cornejo (Mendoza), Juan Schiaretti (Córdoba) y Miguel Lifschitz (Santa Fe) expresaron demandas en un tono más o menos crítico, pero no hubo espacio para la discusión. Se apeló a establecer un cuarto intermedio, para discutir durante una semana la propuesta de "consensos básicos" del Gobierno, y sólo el jueves próximo la Casa Rosada espera firmar el acuerdo fiscal.

Entre los vencedores, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, puede considerarse privilegiada: si prospera el acuerdo, recibirá desde 2018 unos $ 20.000 millones más por la compensación del Fondo del Conurbano Bonaerense, que desaparecerá, y ella desistirá del reclamo ante la Corte Suprema. Los demás mandatarios pudieron darse por satisfechos porque los recursos saldrán de la Nación y no de sus provincias. En Buenos Aires advierten que el monto a compensar es de $ 65.000 millones, al que se llegaría en los años siguientes.

Otros ganadores fueron los gobernadores de Mendoza, San Juan, Salta, La Rioja, Tucumán, Jujuy y Tierra del Fuego. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, les informó que el proyecto de reforma tributaria será modificado en los impuestos internos que afectan el vino, el azúcar y la electrónica. El nuevo proyecto de ley se enviará el lunes al Congreso.

Las mayores dudas se las llevó Lifschitz. "Los funcionarios sólo informaron su propuesta fiscal, no fue participativa y no hubo discusión", dijo un funcionario cercano a él.

"Nos piden que bajemos Ingresos Brutos gradualmente, pero ya los bajamos y son el 70% de nuestra recaudación. Santa Fe no tiene déficit, no es deudora de la Nación, sino acreedora por $ 51.000 millones que le reconoció la Corte por el 15% de coparticipación que retenía la Anses", dijo un allegado a Lifschitz, que no salió conforme con la reunión ni con la propuesta del desistimiento de los reclamos a la Nación.

Según los voceros del Gobierno, de Córdoba y de Salta, el clima fue "muy bueno y ameno". Schiaretti, en quien se referencian buena parte de los gobernadores, celebró el tono conciliador del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y del secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli.

El cordobés también expresó su preocupación por la forma en que se podrían reducir los impuestos a los ingresos brutos y a los sellos. Dujovne aseguró que con la baja de gastos por la ley de responsabilidad fiscal y el aumento de coparticipación del 15% que la Nación les devolvió a las provincias y antes retenía la Anses, más el crecimiento de la economía, se podrán bajar impuestos provinciales. Varios gobernadores tienen dudas del ritmo del crecimiento y de que los recursos alcancen. Las provincias dejarán de recibir el 30% del impuesto al cheque, pero a cambio recibirán la totalidad de Ganancias, que antes iba a parar en un 20% a la Anses y no a sus arcas.

La nota futbolera la dio el propio Macri, que cuando le pasó la palabra a Frigerio le dijo: "Esperemos que Rogelio no siga mal por River".

El más exultante de los mandatarios fue Cornejo, quien, al salir del encuentro, no pudo evitar el anuncio triunfal: "Acabo de tener una reunión con Macri y me ha confirmado que el impuesto al vino no va al Congreso, así que queda en cero". Y agregó: "Hemos sido escuchados".

Domingo Peppo (Chaco) confirmó que fue una "exposición del Presidente y sus ministros sobre un marco de acuerdo fiscal para disminuir la presión tributaria, sobre todo al sector productivo". Y agregó: "Las provincias no perderíamos recursos, sino que se compensarían las diferencias que se generan desde ahí".

El salteño Juan Manuel Urtubey dijo que fue una "muy buena reunión" y que Macri planteó "predisposición" frente a planteos de "provincias productoras, particularmente en el caso del vino, del bioetanol y en el caso de impuestos a la electrónica, en Tierra del Fuego".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas