Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Avianca utilizó una firma de un entramado offshore para desembarcar en la Argentina

El último y más visible eslabón es una firma panameña, pero acumula detrás más de 20 entidades radicadas en distintos paraísos fiscales

Viernes 10 de noviembre de 2017 • 10:25
0
El dueño de Avianca aparece vinculado a un conglomerado con ramificaciones en las islas Bermudas, Panamá y Chipre
El dueño de Avianca aparece vinculado a un conglomerado con ramificaciones en las islas Bermudas, Panamá y Chipre. Foto: Archivo

El magnate dueño de las aerolíneas Avianca y Tanca, Germán Efromovich, aterrizó en la Argentina con un entramado de sociedades offshore cuyo último y más visible eslabón es una firma panameña, pero que acumula detrás más de 20 entidades radicadas en distintos paraísos fiscales. Y esa firma panameña es la que aportó el aval económico para que el Estado lo deje operar en el país.

El magnate aparece vinculado a un conglomerado con ramificaciones en las islas Bermudas, Panamá y Chipre, según se desprende de los Paradise Papers, una investigación global del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, que integra LA NACION.

Ese entramado offshore de Efromovich comenzó a quedar expuesto después de que compró la empresa MacAir Jet a la familia Macri por U$ 10 millones. El holding es dominado por Synergy Trust, que es dueña de Synergy Group (Panamá), que a su vez controla Synergy Aerospace Corp (Panamá), que es propietaria del 51% de Avianca Holdings. Esta última controla las líneas aéreas Avianca y TACA.

Hijo de inmigrantes judíos y boliviano de nacimiento, Efromovich pasó su adolescencia en Brasil y adoptó su ciudadanía. Pero en 2006 sus negocios lo llevaron a adoptar una tercera ciudadanía: la colombiana. LA NACION intentó contactarlo, pero no respondió las consultas.

Por su parte, desde el Ministerio de Transporte indicaron a LA NACION que Avianca cumplió con todos los requisitos legales para obtener las rutas aéreas. También remarcaron que el trámite ya fue analizado y aprobado por la Justicia y los organismos competentes.

Ese trámite, comenzó tras la operación de MacAir Jet. Efromovich presentó entonces a Synergy Aerospace Corp (Panamá) como el aval económico necesario para que el Estado argentino le asigne nuevas rutas aéreas, según consta en el expediente de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), al que accedió LA NACION. El Gobierno le dio entonces su visto bueno.

Según consta en los Paradise Papers, detrás de esta firma panameña aparece una red offshore. Synergy Aerospace es accionista de Ardan Aero Holdings Ltd (Bermudas), una sociedad creada en 2014 con el propósito de "financiar aeronaves". Efromovich figuró como el director de esa firma junto con Douglas Lloy Brenna, el CEO de Aviation Finance Company Ltd (Avfinco), un holding de Irlanda vinculado a la aviación.

También en las Bermudas se creó ese mismo año Guardian Holdings Ltd, accionista de Ardan Aero Holdings Ltd. Los asuntos de ambas fueron llevados por la oficina de Appleby, el estudio jurídico que maneja la planificación fiscal de millonarios y multinacionales desde las Bermudas. Y estas dos sociedades, a su vez, tuvieron como accionista común a Stellwagen Finance Company Ltd, registrada en Chipre, en diciembre de 2013.

El conglomerado de firmas offshore se completó con otras seis sociedade creadas entre 2013 y 2014 en Bermudas. Son las Ardan Aero Limited 1, 2, 3 y 4 y las AFC Limited X y XX. De acuerdo a los documentos internos de Appleby, esas sociedades están ligadas a Aviation Finance Company Limited de Bermudas, una subsidiaria de Avfinco, el holding de Brennan. De acuerdo al sitio web de Avfinco, el holding irlandes le otorgó financiamiento a Efromovich para la compra de nueve Airbus en 2013.

Toda la operación de asignación de rutas aéreas es investigada en la justicia federal en una causa bautizada "Avianca" que se abrió en marzo de 2017 y donde quedaron imputados el Presidente y otros funcionarios por presuntas negociaciones incompatibles con la función pública

El trámite que siguió Avianca para operar nuevas rutas aéreas incluyó documentación con sellos y fechas que quedaron en la mira de la Justicia. La aerolínea que absorbió a MacAir (del Grupo Macri) presentó los papeles para obtener los permisos en noviembre. Pero parte de esos certificados exhiben fechas posteriores a los primeros dictámenes de las autoridades aéreas, que habilitaron el plan aéreo de la empresa, según reveló LA NACION en mayo pasado.

Según el expediente de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) al que accedió LA NACION, para acreditar su capacidad económica, Avian Líneas Aéreas remitió un certificado de la firma panameña Sinergy Aerospace Corp (integrante del holding Avianca), que manifestó poseer el capital necesario para darle una garantía a la filial argentina. Si bien el documento fue elaborado el 1° de noviembre de 2016, su legalización ante escribano tiene un sello fechado el 24 de noviembre y el apostilleo de las autoridades de Panamá data del 25 de ese mes.

En ese mismo expediente, y para acreditar respaldo económico, el equipo de Efromovich agregó en el folio 192 la manifestación de bienes de Sinergy Aerospace certificada por un contador en Panamá. "La sociedad posee US$ 2.422.650 para cubrir las garantías otorgadas a Avian Líneas Aéreas", detalló el escrito.


El equipo argentino que trabajó Paradise Papers con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) fue integrado por Hugo Alconada Mon, Maia Jastreblansky, Iván Ruiz y Ricardo Brom por el diario LA NACION. También por Mariel Fitz Patrick (América), Emilia Delfino (Perfil) y Sandra Crucianelli.
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas