Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Goliath: el abogado como outsider

Sábado 11 de noviembre de 2017
0

Goliath (Estados Unidos, 2017) / Creadores: David E. Kelley y Jonathan Shapiro / Elenco: Billy Bob Thornton, William Hurt, Maria Bello, Molly Parker, Olivia Thirlby, Nina Arianda, Diana Hopper / Disponible en Amazon Prime Video / Nuestra opinión: buena

Olivia Thirlby y Billy Bob Thornton
Olivia Thirlby y Billy Bob Thornton.

Antes era alguien importante". Con esa frase define su futura clienta al abogado Billy McBride. Y algo de razón tiene: su nombre todavía asoma en la marquesina de una firma legal trasnacional, con oficinas de California a Kenia. Pero Billy hoy vive en un motel playero, desayuna whisky en un bar, batalla contra su pereza y sus adicciones. Así comienza Goliath, la nueva serie de David E. Kelley, famoso por sus historias de abogados como Ally McBeal, The Practice o Boston Legal (y más recientemente, por su adaptación de Big Little Lies), pisando ahora un nuevo escenario, el de los poderes omnímodos que se tejen detrás de tribunales y audiencias, el de la redención del outsider.

Original de Amazon Prime Video y con un elenco estelar que incluye a Billy Bob Thornton, William Hurt, Maria Bello, y la gélida Molly Parker -la diestra operadora política de House of Cards-, Goliath comienza con una explosión mar adentro para avanzar diez años en el tiempo y desentrañar aquel misterioso suceso. Una muerte, un seguro, dos enemigos: una empresa de tecnología militar y la firma legal Cooperman-McBride. ¿Qué originó aquella explosión? Una serie de secretos se esconden detrás de ese misterioso accidente, secretos que han permanecido en silencio y que el olfato de Billy, pese al alcohol y el desánimo, estará dispuesto a desentrañar.

Construida a partir de juegos especulares, la ficción plantea esta lucha entre el débil y el fuerte en sucesivos intercambios: Billy y su archienemigo Cooperman, figura fantasmal cuyo nombre es el primero en el estudio jurídico y su cuerpo quemado espera la venganza en una habitación en penumbra; las demandantes del caso, la hermana de la víctima y la excéntrica abogada; las abogadas del poderoso estudio, piezas de un juego de ajedrez y poder, de astutas esperas y dilemas morales. Como las de médicos, las series de abogados tienen sus giros y sus clichés, pero Kelley airea la acción del encierro tradicional en los tribunales para adherirla a calles, bares, muelles, para hacerla sucia y verdadera.

Los primeros episodios se definen por la búsqueda del tono definitivo, concentrados en la figura decadente de Billy McBride, que no podía tener mejor rostro que el de Thornton. Pero también el juego se abre a los múltiples personajes secundarios, a los desvíos de la intriga, concentrando lentamente el relato bajo la égida de un poder invisible al que William Hurt ofrece su monstruoso rostro herido.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas