Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De los lectores: cartas & mails

Prueba Aprender; Detenciones; Viralización; Retreta del Desierto; Grieta generacional; Viaje presidencial; Edificio de Kálnay; Baños en los bancos

Sábado 11 de noviembre de 2017
0

Prueba Aprender

Parece que para algunos lo único importante no es trabajar o aprender, sino "no estigmatizar". Definición de estigma: "marca o señal en el cuerpo, especialmente la impuesta con un hierro candente como signo de esclavitud o de infamia". No bastó que Kicillof, mientras fabricaba pobres, no los contaba para no "estigmatizarlos". Ahora, Suteba rechaza "enfáticamente" las pruebas Aprender porque se hacen con un modelo extranjero y se "estigmatiza" a los docentes. Podemos concluir que si aplicamos la definición, el "estigma" lo tienen aquellos que, por inútiles y con programas económicos delirantes, condenan a los pobres. Y los docentes que prefieren seguir a sindicalistas sospechados de corrupción y no ponen en primer lugar a los alumnos que los sufren. Acá no se "estigmatiza", se pone en evidencia. Se evidenciaba la ineficacia de las medidas económicas que tomaba el anterior gobierno si se decía públicamente cuántos pobres fabricaban. Y en materia educativa se evidencia la inutilidad si una prueba deja al desnudo que los alumnos no saben. Ese es el verdadero estigma, aquel que ocupa un puesto y no cumple con la función que debe cumplir.

Llamemos a las cosas por su nombre y reivindiquemos de una vez la honestidad y el trabajo. Sólo así el país será otro.

Carlos Sala Spinelli

DNI 8.659.476

Detenciones

Un número creciente de opinólogos viene manifestando su espanto ante la detención, por orden de un juez, de dos pingorotudos funcionarios del gobierno anterior, presos sin condena. Según cifras oficiales, el 50,27% de los presos de todo el país carece de sentencia condenatoria. Sorprende que los críticos no se hayan espantado ante esta situación procesal que atañe a miles de personas de a pie que se presumen inocentes.

Ricardo Juan Cavallero

DNI 7.737.489

Viralización

¿Somos conscientes a veces de lo que viralizamos? El viernes pasado se filtró un video del arresto de Amado Boudou, en el cual se lo ve en pijama y descalzo en la intimidad de su casa. Más allá de nuestras opiniones sobre el caso, es claro que no corresponde ver ni reenviar este video. No hay necesidad de humillación para ninguna persona, más allá de lo que haya hecho. Si es culpable, va a recibir justicia y cumplir una condena legal y social, pero no es necesario entrar en la intimidad de la gente para hacer justicia por mano propia. No sabemos cuánto podemos lastimar con estas actitudes a los familiares de la persona en cuestión. Como este ejemplo en la vida diaria hay muchos. Tomemos conciencia y pensemos antes de compartir algo.

Mateo Skinner

DNI 42.723.304

Retreta del Desierto

A fines del siglo XIX cuando la patria se afianzaba, nuestros hombres, exploradores de tierras lejanas reunidos en fuertes y fortines, realizaban una actividad llamada La Descubierta, de la que muchos no volvían por la hostilidad del clima, el agotamiento de los hombres, los caballos y por hambre. En una ocasión, en las proximidades de Choele Choel, los reclutas, a los que solía acompañar una pequeña banda, integrada por tambores y una corneta lisa, se perdieron en la inmensidad del desierto. Lo mismo le sucedió a otras patrullas. Cansados y hambrientos esperaban la llegada del día, cuando un trompa improvisó música con su corneta, recibiendo como respuesta los aires de otra corneta en la lejanía. Orientados por la música se fueron acercando hasta conseguir reunirse. Encendieron grandes fogatas para festejar con júbilo el encuentro.

Quiero homenajear aquí a Félix Luna y Ariel Ramírez, que le pusieron música y letra a esta gesta. Conservo entre mis archivos una de las últimas fotos que pude tomar en el Parque Criollo Ricardo Güiraldes, donde año tras año se recordó la llamada Retreta del Desierto, en el marco de la Fiesta de la Tradición, que se realiza este fin de semana. Ese recuerdo fue por muchos años un cierre extraordinario de la gran fiesta del campo argentino que es la Exposición Rural de Palermo. Este homenaje a quienes consolidaron con su coraje y patriotismo nuestras fronteras dejó de realizarse, por ser esta actividad considerada la apología de la matanza de los pueblos originarios.

Espero que se reconsidere este error y podamos volver a gozar de ese fantástico espectáculo otra vez.

Dolores Güiraldes

DNI 5.770.992

Grieta generacional

Soy de la generación llamada baby boomer, nacida después de la Segunda Guerra Mundial. También nos dicen la "generación perdida", porque antes nos mandaban nuestros padres y ahora lo hacen nuestros hijos. Con gran esfuerzo aprendimos a manejar la computadora, los teléfonos celulares y las iPads. Y con la ayuda de nuestros hijos (generación X) podemos usar el WhatsApp, llamar un taxi con el celular, orientarnos con Waze. Si nos dan una mano los nietos mayores (generación millennial o Y) bajar buena música con Spotify, usar Snapshat o Flicker. Con los llamados centennials (la última generación, por ahora), hasta podemos divertirnos con algún juego, entrar a Facebook, manejar Instagram, Twitter o YouTube. Me parece que nos adaptamos -en la mayoría de los casos- bastante bien. Pero viendo que convivimos todas estas generaciones juntas haría algunas sugerencias en cuanto a tecnología se refiere. En casi todos los trámites que realizamos por teléfono (pedir turnos de médicos, AFIP, cursos, pagos, reparaciones, etc.) se escuchan varias opciones numeradas: "si quiere... marque 1?". Cuando terminaron las opciones la grabación nos dice que esperemos "a ser atendidos por un operador". Creo que ese operador no está nunca o siempre está ocupado, porque nunca atiende. Y ahí es cuando a los baby boomers se nos queman los papeles y sentimos la injusticia de la grieta generacional.

¿No sería mejor empezar con un operador, que por supuesto atienda inmediatamente, y que los que quieran hacer el trámite mas rápido vayan a las opciones siguientes? Sería una manera de achicar la famosa grieta (generacional), ya que de la otra manera sería esperar a nuestra desaparición.

Inés García Oliver

DNI 4.728.690

Viaje presidencial

El reciente viaje del presidente Macri a Nueva York en busca de inversiones en un vuelo de línea de American Airlines denota austeridad y simplicidad en un momento de reducir los gastos de la política y del Estado . No obstante, me pregunto: ¿por qué eligió viajar en una compañía extranjera y no en nuestra aerolínea de bandera cuando esta tiene vuelos diarios y nocturnos a ese destino? Quizás haya sido por la reciente huelga o el conflicto gremial en Aerolíneas Argentinas, porque American Airlines posee cabinas más cómodas en clase ejecutiva o esa compañía tiene un horario más temprano de llegada a destino. Sea cual fuere la causa, si buscamos que en el exterior confíen en nuestras nuevas políticas de cambio y reforma del Estado debemos comenzar en confiar en nosotros mismos.

Damián Pablo Martínez

DNI 20.188.489

Edificio de Kálnay

Pasaron catorce años desde que una estación de servicio explotó en avenida Santa Fe y Aráoz, en Palermo, y dejó esa esquina totalmente desolada y sólo cubierta de carteles de publicidad. Ahora se anuncia la construcción de un edificio de departamentos en torre. ¿Qué sucederá con el inmueble lindero sobre Aráoz 2532/34, semiabandonado, del brillante arquitecto croata Andrés Kálnay, cuya firma está grabada en la fachada? Él y su hermano Jorge revolucionaron la arquitectura y el diseño entre las décadas del 20 y el 60 en nuestra ciudad. Nos dejaron obras bellísimas, por ejemplo, la cervecería Munich, con su pérgola, en Costanera Sur; el edificio art déco del diario Crítica, en Avenida de Mayo 1333; el diseño del ex chalet de la Cruz Roja (hoy sede de la Beit Jabad) en Puerto Madero, etcétera. Se puede apreciar en la bella construcción de dos plantas que hizo Kálnay en la calle Aráoz la nobleza de los materiales empleados: mármoles en sus dos entradas, en forma de arco; puertas de hierro forjado, dos balcones con balaustradas de hierro en cada planta y seis maceteros ornamentales en relieve.

¿Se podrá integrar al patrimonio arquitectónico histórico de nuestra ciudad protegiéndola del avance inexorable de la piqueta demoledora?

J. Fernando Arana Cosulich

jfac@live.com.ar

Baños en los bancos

Considero totalmente incongruente que, habiendo disposiciones municipales que obligan hasta el más pequeño cafetín a tener baños públicos, los bancos no sean obligados a cumplir dicha norma. Es de imperiosa necesidad que se les exija esto. Dinero y espacio no les faltan, y, si alguna sucursal no dispone de lugar suficiente para instalarlo, simplemente no debería ser habilitado.

Es sabido que una gran cantidad de personas que concurren a esas entidades son mayores, jubilados, que requieren con mayor frecuencia el uso del baño. No puede ser que un anciano esté dos horas o más haciendo fila y tenga que abandonarla para ir a tomar un café a un bar cercano y poder acceder así a un baño. Señores legisladores, a las cosas.

Miguel Christin

miguelchristin@gmail.com

En la Red

.

Facebook

La arrojan del tren para robarle el celular

" Basta de una Justicia tan blanda y considerada con estos delincuentes. Que la paguen sin atenuantes. Sólo así recuperaremos confianza en las instituciones y podremos vivir en paz"

Roberto Banchs

"Los del Belgrano Norte son recaraduras. Cuando hoy [por ayer] estuvo la prensa hay trenes y viajan todos prolijitos, con policías por todos lados. ¿Por qué no vienen mañana a la misma hora sin aviso para que vean cómo en verdad se viaja?"

Rose Echeverría

"Seguro que si al chorro lo agarran aparecen los de los derechos humanos... mientras tanto salís a trabajar o estudiar y no sabés si volvés. ¡Hay algo que está mal!"

Carina Mosqueira

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, la naciOn podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas