Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Me maltrató la cheta de Nordelta

Sábado 11 de noviembre de 2017
0

¡Lo único que me faltaba! Recibí una llamada destemplada de la ya célebre cheta de Nordelta, en la que me acusó de ser "pobre, grasa y kirchnerista". Le contesté que lo de pobre y grasa era cierto, pero que hace tiempo dejé de militar en La Cámpora. Ni me escuchaba. Es una sacada que habla sin parar, y lo peor es que me despistó y no puedo asegurar si es macrista por convicción o por esnob. O si sólo es, como dirían mis hijos, un perno infumable. En realidad, sus reflexiones políticas no tienen ningún valor porque juzga todo desde una perspectiva clasista, retrógrada. De Cristina lo que más le molesta es que sea "una Fernández". Igual, su perorata me vino al pelo porque repasó los temas más importantes de la semana y, además, hay que admitirlo, refleja el sentir de un sector de la sociedad. Los dejo con la cheta. Que se diviertan.

"Roberts, llamo para decirte que deberías aprovechar tu columna de los sábados para hablar claro, decir la verdad y llamar a las cosas por su nombre. Decí de una buena vez que este país estuvo 12 años en manos de un Kirchner, apellido desconocido si los hay, y de una Fernández. ¡Elisabet Fernández! Y Elisabet sin hache, todo mal. Afanaron y afanaron para cambiar de estatus, se compraron departamentos en Recoleta y Puerto Madero, se compraron campos, quintas y hoteles, pero no hay plata que te cambie la cuna, ¿me entendés? Fijate la diferencia con el gobierno de ahora. Los K están complicados en el caso Skanska, Ciccone, el accidente de Once... Los ministros de Macri, con los Paradise Papers. Es otra cosa. Además, es imposible pensar mal de gente que se llama Aranguren, Caputo...

"Cristina lo llevó a Boudou de vice pensando que era un apellido paquetísimo que le iba a embellecer la fórmula. La pifió mal porque no son los Boudou que juegan al polo. Éstos son retruchos, de Mar del Plata. De la Bristol. Mirá si va a haber un Boudou bien que se llame Amado. Cuando Cristina se dio cuenta de la farsa le ordenó que, como ella y Néstor, se hiciera rápido de guita, de muchísima guita, cosa de disimular.

"De cajero pusieron a De Vido, casado con una tal Minnicelli, a la que ahora se le escapó la tanada y habla pestes de Cristina. Es una guerra de feos contra feos, de gente que va a la pileta con perros, sombrillas y Manaos. Los miro y me producen un dolor ético, estético, moral y psicológico. Me lastiman los ojos y tengo miedo de que me queden secuelas. ¿A qué persona allegada a De Vido la Justicia le embargó esta semana cinco autos? ¿A su contador? ¿Al que le administra los campos? ¿Al broker que le maneja la guita? ¡No, a su cocinera! Es intolerable que haya enriquecido a una cocinera, y si en realidad sólo la usó como fronting, que no haya pensado en alguien con más pedigree.

"No sé si me estás siguiendo, Roberts, porque también vos sos irremediablemente grasa y, además, sospecho que sos kirchnerista y, para peor, sos pobre. Tratá de asimilar lo que te digo. A ver si se te pega algo. Y si estás tomando mate, o alguna vez en tu vida tomaste mate, avisame porque corto en este mismo instante."

(La interrumpí para decirle que en el ambiente del polo se toma mucho mate, y me contestó: "El polo ya no es lo que era".)

"Boudou no es el único kirchnerista con un apellido que engaña. Están D'Elía, Navarro, Echegaray... D'Elía es maestro y piquetero, y cuando tuvo que copar algo eligió una comisaría de La Boca. Habiendo tantos lugares más cool. A Roberto Navarro sólo hay que mirarlo o escucharlo: se le nota el barrio. Y a Echegaray le falta la «t»: Etchegaray. Tiene muy merecido que el miércoles le hayan prohibido salir del país y que pueda terminar en cana por alguna de las muchas causas en las que está hasta las manos: a los mersas hay que sacarlos de circulación.

"Ésta que acaba de renunciar, la Gils Carbó, confunde por el doble apellido. Confunde a todos, menos a mí. Yo le di la cana porque los 1500 tipos que hizo nombrar en cargos inexistentes son todos de La Cámpora, todos piojos. Si quería colonizar la Procuración, kirchnerizarla, darle laburo a una manga de militantes vagos e inútiles, lo entiendo. Pero en la Justicia siempre hubo gente como uno. Ahora te asomás a los tribunales y es un horror. Huelen mal.

"No hay nada que hacerle: en 12 años los Kirchner no consiguieron meter un solo funcionario de linaje. Se rodearon de López (José López, Cristóbal López... y no sigo porque ya dos López me parecen un exceso), de Fernández (Aníbal, Alberto), de tanos de cuarta (Zannini, Parrilli, Scioli). Casi todos están presos o procesados, me imagino que por portación de apellido. Alfredo Lijo, al que esta semana le descubrieron una cuenta en Suiza de casi dos palos verdes, y su hermano Ariel, el juez, laburaron a destajo para los K. ¿Cómo saltó lo de la cuenta? En Suiza deben haber pensado que nadie con tan poca alcurnia podía tener tanta guita.

"¡Aguante el Newman! ¿Viste el perfecto inglés de Macri en la entrevista en Nueva York? No le fue muy bien en el viaje, nos volvieron a matar con el biodiésel, pero contestó en inglés. ¡Aguante Harvard! ¡Basta de La Matanza, de Esssspinoza, de Magario!

"Acabo de acordarme de lo que me enseñaron mis padres: para establecer una necesaria distancia, nunca hay que usar el tuteo con gente de otro nivel, con el morochaje. Fue un gusto conocerlo, Roberts."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas