Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hernán Lacunza: "No se afecta a las otras provincias. Quedan con el mismo dinero que hoy"

El ministro de Economía bonaerense transmite tranquilidad a los gobernadores y piensa que es negocio desistir del planteo a la Corte

Sábado 11 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

LA PLATA.- El ministro de Economía Hernán Lacunza no está sorprendido. Los $ 40.000 millones que el gobierno de Mauricio Macri transferirá a Buenos Aires en 2018, como parte del resarcimiento por el Fondo del Conurbano, en lugar de los $ 20.000 millones anunciados anteayer, ya están incluidos en el presupuesto 2018.

El acuerdo que dará lugar a una nueva ley aún no se firmó entre las provincias y la Nación, pero Lacunza descuenta que no habrá reparos: "Esto no afecta al resto de los gobernadores", sostuvo.

Lacunza cree que para la provincia de Buenos Aires es un buen trato desistir de la demanda judicial ante la Corte Suprema de Justicia por el Fondo del Conurbano, por pérdidas de $ 400.000 millones, para firmar un acuerdo con Nación y recibir $ 65.000 millones por año, desde 2019. "Es un buen acuerdo. Es cambiar pasado por futuro", argumentó en una entrevista con LA NACION.

-¿Finalmente, la provincia recibirá $ 20.000 millones este año, $ 40.000 millones en 2018 y $ 65.000 millones en 2019. ¿Se acordó con los gobernadores?

-Lo que dejó trascender el Gobierno ayer [por anteayer] es una parte del acuerdo total. Nuestra pretensión para desistir de la demanda judicial es que consigamos el equivalente del Fondo del Conurbano, que a valor de hoy son $ 65.000 millones, por año. El proyecto de acuerdo, que aún no está firmado, es que por esta reconfiguración de Ganancias y la reforma del artículo 104, la provincia reciba $ 20.000 millones. Eso es un tercio del reclamo. Los otros dos tercios son un aporte del Tesoro nacional a la provincia, para complementar los $ 65.000 millones del Fondo del Conurbano. Eso será a partir de 2019. Entendemos el pedido del Presidente para que no seamos intransigentes y todos cedamos un poco. Aceptamos -o cedemos- que en 2018 sean $ 40.000 millones, con tal de que al otro año sean $ 65.000 millones. Y, a partir de ahí, se actualiza según inflación. Ese es el preacuerdo que tenemos con la Nación. Y lo que se está hablando con otros gobernadores.

-¿El resto de los gobernadores están informados?

-Sí, lo planteó claramente María Eugenia. Ella condicionó bajar la demanda a que sean $ 65.000 millones por año por ley. Esto no incumple las condiciones que pusieron los gobernadores. Esto no afecta al resto de las provincias. Quedan con el mismo dinero que reciben hoy. El esfuerzo fiscal lo hace la Nación. A cambio, recibe apoyo a leyes como el pacto fiscal, que considera importante para cambiar los incentivos de crecimiento de la Argentina.

-A Buenos Aires la compensa la Nación con $ 65.000 millones en 2019. ¿Esto quedará plasmado en el mismo acuerdo que firmarán el resto de los gobernadores?

-En la ley general. Es una compensación porque se deroga el artículo 104 del Fondo del Conurbano. En su reemplazo, habrá un nuevo fondo por $ 45.000 millones más, lo que le corresponde por Ganancias, para equiparar al viejo Fondo del Conurbano.

-Para recibir este dinero deben desistir de un reclamo ante la Corte Suprema, que les podía proporcionar $ 400.000 millones. ¿Pierden o ganan al desistir de la demanda judicial?

-Yo creo que si recibimos $ 65.000 millones para siempre, ganamos. El retroactivo que reclamamos ya no lo recibimos? No tenemos sentencia. Tenemos una demanda. Vale la pena asegurarse $ 65.000 millones antes que un presunto derecho de cobro de $ 400.000 millones, que en realidad no sabemos bien cuánto es. En pos del interés general, es un buen acuerdo. Es hacer borrón y cuenta nueva. Es cambiar pasado por futuro.

-Este año el perjuicio para la provincia por el Fondo del Conurbano fue de $ 52.000 millones y en 2018 recibirá $ 40.000 millones. ¿Este acuerdo supone perder para ganar después?

-No. El año pasado nosotros recibimos $ 30.000 millones en transferencia de la Nación. No es que se recibía cero. Se recibían fondos no estables. El año que vienen van a ser $ 40.000 millones y, después, $ 65.000 millones. En el presupuesto bonaerense del año que viene ya están previstos $ 40.000 millones. No cambia nada en el proyecto de ley que enviamos a la Legislatura. Cambia más en la mirada de mediano plazo que en lo inmediato.

-¿Ya sabían que los iban a recibir?

-Sí. Por esta vía o por vía de transferencias de la Nación

-Esos $ 65.000 millones son un poco menos de la deuda que intentarán tomar en 2018 ($ 59.000 millones). ¿Tras la firma del acuerdo, el objetivo será tener las cuentas públicas equilibradas o compensar la deuda social?

-No son objetivos contrapuestos. En la Argentina, el 48% de los niños son pobres. Casi la mitad vive en el conurbano. Es un escándalo. No tenemos dudas dónde debemos poner el dinero. También, en cloacas y en obras hidráulicas. Pero, a la vez, hay que equilibrar las cuentas.

-A propósito del presupuesto provincial que se llamó a votar el martes en la Legislatura, con gastos por $ 630.000 millones. ¿Están abiertos a introducir cambios en el Fondo Educativo, como piden los intendentes y los legisladores?

-Hoy se reparte el fondo educativo en función de las camas en los hospitales. Nada que ver. Estamos proponiendo que este fondo vaya a infraestructura escolar. En función de la matricula de alumnos, escuelas e indicadores de aprender y vulnerabilidad social. Esta propuesta cruje porque hay ganadores y perdedores. Podemos suavizar la trayectoria para ir al mismo objetivo. Poner un umbral más bajo y adecuar los indicadores de educación de una manera no disruptiva, sino paulatina en el tiempo.

-¿Qué respuestas hay para las quejas de Carbap, que amenaza con hacer una protesta masiva porque se siente traicionado por el gobierno?

-La suba del Inmobiliario Rural es de $ 75 por hectárea, por año. En términos porcentuales el 50% es elevado, pero no lo es tanto en términos de bolsillo. El campo también paga Ingresos Brutos y Sellos. Estos dos impuestos bajan. Esto significa para la provincia resignar unos $ 10.000 millones. Hay una baja neta de impuestos. Y es de carácter progresivo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas