Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Industria de alimentos, un sector entre la oportunidad y los desafíos

En la exposición Aliment.AR, de la que participaron 300 compañías, los referentes de la actividad analizaron su situación

Domingo 12 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

En 2050 habrá aproximadamente 9500 millones de habitantes en el mundo que necesitarán comer y beber, lo cual representa una buena noticia para un país productor de alimentos como es la Argentina. Sobre eso hablaron muchos de los disertantes que participaron en la exposición Aliment.AR que se desarrolló entre el miércoles y anteayer en Tecnópolis. Sin embargo, que la oportunidad exista no quiere decir que todo se vaya a generar de forma automática, sino que el sector público y los privados van a tener que hacer esfuerzos para sacar provecho de la situación.

"Hay una oportunidad. La Argentina tiene una ventaja comparativa: es una de las principales regiones donde se puede expandir la zona para producir alimentos. Pero hay desafíos para el sector público y para el privado. Las empresas tienen que ver qué quiere consumir el mundo y sus exigencias, y el sector público tiene un rol importante poniendo las reglas de juego", afirmó el profesor de economía de la Universidad Católica Argentina (UCA), Pablo Lara.

En este sentido, destacó que "la estabilidad macroeconómica es central", que se tiene que disponer de infraestructura, y agregó que la presión tributaria no puede estar disociada del resto del mundo: "Los negocios tienen que ser más competitivos y no pueden tener más presión impositiva".

Por su parte, Alejandra Sarquis, secretaria ejecutiva del Consejo Agropecuario del Sur (CAS) y representante del IICA en Uruguay, dijo que hoy el 60% de las exportaciones totales de la Argentina tienen que ver con el sector y que hay que hacer valer eso. "De esas ventas, el 64% son productos agroindustriales y el 36%, bienes primarios. Si bien crece la tendencia de aumentar el valor agregado, hay que ir a la especialización con alimentos mucho más elaborados", apuntó.

De acuerdo con esto, el vicepresidente de la Agencia Argentina de Inversiones, Francisco Uranga, dijo que hay un plan para agregar valor. "Este sector es el que tiene la potencialidad más grande en la Argentina. Somos más de 40 millones de habitantes y podemos alimentar a 400 millones de personas. Después de un 2016 de liberación, el sector ya se largó. El objetivo es llegar a alimentar 600 millones de personas para 2025", aseguró.

Sin embargo, el país no está solo. Hay competidores e incluso más cercanos geográficamente a los lugares de destino, tal como advirtió el secretario de Agregado de Valor, dependiente del Ministerio de Agroindustria, Néstor Roulet. "Hay un aumento de la demanda de alimentos con mayor valor agregado. Por lo tanto, la pregunta es cómo se insertará la producción argentina. Ahora bajaron los fletes marítimos, pero tenemos competidores como Estados Unidos, países europeos y Australia; la Argentina tiene que usar sus fortalezas", opinó.

Daniel Lucci, director en el Grupo Lucci, puso el ejemplo de la citricultura en Tucumán, que perdió terreno frente a Sudáfrica en la exportación de limones, pero que tiene bases más sólidas en el clúster industrial. "Tenemos que enfocarnos en la manera de recuperar la competitividad. Acá juegan los tiempos. No podemos caer en voluntarismos porque en 10 años quizás es tarde para muchas industrias. Sé que la herencia es pesada, pero tenemos que ser conscientes que las políticas tienen que llegar a tiempo", advirtió.

Frente a esto, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ministerio de Agroindustria, Ricardo Negri, dijo que la oportunidad para el sector está, pero sólo va a ser una realidad en la medida en que se trabaje en conjunto, el Gobierno con las empresas. "Es lo que queremos hacer y lo que estamos haciendo, convencidos de que la Argentina puede tener el rol de supermercado del mundo", vaticinó.

"Esa es la oportunidad, pero dependerá de la confianza. Lo que queremos es que haya más financiamiento para toda la cadena, y que los que jueguen bien y en blanco, tengan ventajas. Hay que ver dónde está el nicho y la oportunidad para todos. Como gobierno nacional jugamos en equipo", agregó.

Entre la ronda LAC Flavors, que se hizo el martes y miércoles pasados, y Aliment.AR, se generaron negocios por US$ 300 millones y muchas empresas que habían perdido el contacto con compradores internacionales volvieron a encontrarse. Por el lado de los expositores, cada uno tuvo un promedio de 20 reuniones de negocios, por lo que varios ya confirmaron su presencia para la exposición el año próximo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas