Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mientras se juega el Abierto, Palermo tiene su entusiasmo olímpico: será parte de Buenos Aires 2018

El polo será deporte de exhibición en la cita juvenil; "no hay que parar hasta llegar a los Juegos mayores", pretende el titular de la AAP

Domingo 12 de noviembre de 2017
0
La cancha de polo de Palermo
La cancha de polo de Palermo. Foto: Archivo / Mauro Alfieri

Palermo vive de fiesta en noviembre/diciembre, cada año con algún cambio, alguna mejora. Y más de gala se vestirá en octubre próximo, cuando muchos más ojos lo miren desde el exterior: el Campo Argentino será sede del torneo de polo de exhibición de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

Si bien no contará en el medallero, para el polo no es menor la oportunidad. La última vez de este deporte en Juegos Olímpicos fue hace mucho, 81 años: Berlín 1936. De tanto tiempo que pasó, casi había perdido la esperanza de ver algún día caballos, tacos y bochas cerca de los cinco anillos. Ahora, con esto, hay al menos una aproximación.

En los Juegos de la Juventud, el Comité Olímpico Internacional (COI) le da lugar a la ciudad organizadora para incluir en el programa una exhibición sobre una disciplina "local". La Asociación Argentina de Polo (AAP) inició en la última presidencia de Francisco Dorignac (2013-2017) y siguió en la de Eduardo Novillo Astrada (h.; desde el 31 de mayo) gestiones para que su deporte fuera el beneficiario de ese espacio.

Cuando se supo que la capital argentina albergaría los juegos juveniles (hasta 18 años), Jorge "Tolo" Fernández Ocampo tuvo esa idea de que el polo fuera parte. En 2014 Dorignac llevó la iniciativa a Mauricio Macri, entonces jefe del gobierno porteño, que la recibió con gusto. Desde entonces se sucedieron reuniones con Esteban Bullrich (ministro nacional de Educación), Javier Mac Allister (secretario nacional de Deporte), Luis Lobo (su par de la ciudad), Horacio Rodríguez Larreta (entonces jefe del gabinete porteño), Gerardo Werthein (presidente del Comité Olímpico Argentino) y Leandro Larrosa (CEO de Buenos Aires 2018). Y finalmente el Comité Olímpico Argentino elevó la propuesta, diseñada junto a la AAP con fotos y videos, al COI, que la aceptó de inmediato, con la condición de que hubiera una misma cantidad de jugadoras que de jugadores.

La AAP pretende un seleccionado federal, que incluya chicos del interior, e intentará que participe la mayor cantidad posible de equipos. Además, suministrará los caballos para todos, a la usanza de los mundiales de 14 goles de handicap.

La final está pautada para el miércoles 10 de octubre, en la cuarta jornada de los Juegos, un momento de mucha presencia de atletas aún. Figura como el "evento especial del día" y se procurará acompañarla con una exhibición de profesionales en Palermo, quizá de 80 goles.

"Grandísima noticia, por la posibilidad de mostrar nuestro deporte a periodistas de más de 200 países y a más de 4000 atletas jóvenes. Y lo haremos en un lugar único, en medio de la ciudad", festejó Sebastián Pistone, uno de los gestores de la presidencia actual, como Christian Nordheimer y Diego Uranga.

Dorignac, iniciador de la tratativa, advirtió que "no se trata de quién lo consiguió, sino de que se haya logrado". "Todo lo que sea en beneficio del polo es positivo. Quedé muy contento con la noticia", celebró.

Su sucesor, Novillo Astrada, destacó que lo de Buenos Aires 2018 fue "lo primero que se trató en el consejo directivo después de las elecciones", que fue "importantísimo alcanzar esa meta" y que se va a jugar con "reglas innovadoras, para que el polo sea más atractivo y fácil de entender". Y se animó a proyectar mucho más allá: que el polo vuelva alguna vez a los Juegos mayores. "Totalmente se va a buscar eso. No es imposible. Hay que apuntar alto. Por ahí en 2024 puede ser de exhibición. Éste es el primer paso y no hay que parar hasta llegar a los Juegos", anheló el presidente de la AAP.

Lo seguro por ahora es una exhibición olímpica juvenil en octubre venidero. Y Palermo estará a tono para causar la mejor impresión.

Dos Juegos Olímpicos jugados, dos oros

París '24: primera medalla dorada olímpica argentina

Cinco veces hubo polo en Juegos Olímpicos. La Argentina debutó en París 1924 y venció a España (16-1), Estados Unidos (6-5), Reino Unido (9-5) y Francia (15-2). Fue la primera victoria de su historial olímpico, conseguida por Arturo Kenny, Juan Nelson, Enrique Padilla y Juan Miles (25 goles de handicap).

Berlín '36: segundo triunfo y supremacía mundial

La segunda y última actuación albiceleste fue en Berlín 1936: 15-5 a México y 11-0 a Reino Unido, vía Luis Duggan, Roberto Cavanagh, Andrés Gazzotti y Manuel Andrada (27). Desde ese año, la Argentina es el Nº 1 en polo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas