Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El lado poco conocido de la vida de Jonatan Maidana: su pasión por la pesca y los documentales

En una entrevista con LA NACION, el defensor sale del mundo del fútbol y abre su lado más humano; disfrutar viajes con sus familia para pescar, un gusto que se da cada tanto

Domingo 12 de noviembre de 2017 • 00:01
0
Foto: LA NACION / Agustín Marcarian

No todo es fútbol en la vida de Jonatan Maidana. Lejos está de enfocarse únicamente en lo que ocurre con la pelota número cinco en el terreno del campo de juego. Por eso, el defensor de 32 años elige que su vida no pase solo por un carril, y se aferra a sus tesoros más preciados: sus hijos Sol, de ocho años, y León, de cuatro.

En una entrevista exclusiva con LA NACION, el futbolista de River abre su lado más humano y revela cuáles son los secretos para llevar una vida tranquila por fuera del fútbol: se agarra de la familia y de los momentos de paz que consigue con la pesca y disfruta de los documentales cuando tiene un tiempo para prender la televisión.

-¿Sos de volver a Adrogué?

-Sí, voy para zona Sur, en Glew, donde siempre vivieron mis viejos. Una vez cada una o dos semanas, nos damos una vuelta.

-¿Preferís la tranquilidad de Provincia antes que el frenesí de Capital?

-Uno ya está acostumbrado. Yo siempre tuve perfil bajo, así que no me molesta. Siempre vuelvo al barrio, me cruzo con mis amigos que están allá. Lo disfruto.

-¿En el tiempo libre que hacés?

-Acá hay poco, pero cuando lo tengo, me gusta ir a pescar. Voy con mi viejo, con mi hermano, también con mis hijos. Tirar un ratito la caña es algo que me despeja y me gusta, viene de familia. Vamos para el lado de Zárate o Ibicuy cuando se puede y hay tiempo, o hasta Corrientes. Recorremos varios lugares. Lo hago desde chico, hoy perdura y trato de transmitírselo a mis hijos.

-¿Mirás televisión?

-Cuando tengo tiempo, soy más de mirar programas de documentales, al estilo Discovery Channel o History Channel. A mi hijo también le gusta, así que nos enganchamos con eso. También lo hago en las concentraciones -de visitante con Rossi y de local con Lollo, y cuando está, solo-. Los sábados vemos mucho fútbol y, una vez que termina todo, a la noche veo algunos documentales antes de dormir.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas