Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El último show del año, con los "equilibristas" Rafael Nadal y Roger Federer

Hoy comenzará la Copa de Maestros, con las viejas leyendas como máximos favoritos

Domingo 12 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Rafael Nadal y Roger Federer
Rafael Nadal y Roger Federer. Foto: Reuters / Tony O''Brien

LONDRES.- De lejos, el 02 Arena parece una carpa de circo gigante. Un kilómetro de circunferencia blanca, 52 metros de alto y 12 mástiles amarillos que miran al cielo gris. Adentro, los animadores del último show del año son Rafael Nadal y Roger Federer, dos veteranos equilibristas que aún hacen malabares al lado de jóvenes entusiastas nacidos en los '90.

Las caras de los dueños del tenis aparecen en las boleterías junto a bandas como Jamiroquai o Gorillaz, en un estadio multipropósito cuyos pasillos están impregnados de olor a hamburguesa y afuera lo atraviesa el meridiano de Greenwich: bienvenidos al circo del centro del mundo.

Curiosamente, el primer rostro que se ve es el de Novak Djokovic, ausente en el circuito desde julio por una lesión en el codo derecho: el serbio, con raqueta y tapado de piel, adorna la escalera mecánica de la estación de metro de North Greenwich con una campaña publicitaria.

Sin Djokovic ni Andy Murray ni Stan Wawrinka en la segunda mitad del año, Nadal (Nº1) y Federer (Nº2) se repartieron los Grand Slams y convirtieron al Torneo de Maestros en una suerte de 'Nadal y Federer+6': los veteranos consagrados que resisten al paso el tiempo y al acecho de la camada Sub 26 liderada por la nueva estrella: Alexander Zverev, de 20 años.

El alemán ganó en 2017 dos Masters 1000 (Roma y Canadá) y llega con su ranking más alto (Nº3), al igual que Dominic Thiem (número 4), Grigor Dimitrov (6º), David Goffin (8º) y Jack Sock (9º). Completa la lista Marin Cilic (5º), ganador de un Grand Slam.

Federer, que a los 36 años conoce bien a todos, dijo en la rueda previa al torneo: "Estoy acostumbrado a jugar con los jóvenes, no creo que la diferencia de edad pueda ser un tema en este torneo. Sí lo siento cuando son 25 torneos en un año, por eso he decidido jugar menos. Me siento fresco".

El suizo, que debutará hoy ante el estadounidense Sock (desde las 11 de la Argentina; a las 17, Zverev vs. Cilic), es el único de los ocho que levantó el trofeo de Maestros. Nadal se clasificó 13 años seguidos (en seis no jugó) y en dos finales no pudo. Habrá cuatro debutantes: Dimitrov, Sock, Goffin y Zverev, que comentó: "Los Grand Slams son lo máximo, pero este torneo es casi tan especial. Están los mejores, va a haber una atmósfera especial al ser indoors".

Dimitrov ansiaba hace mucho estar en esta élite. ¿Su llegada se demoró por el alto nivel de los mejores? "Es frustrante no haber podido clasificarme antes. Puse mucho esfuerzo, pero no olvidamos que ellos (Nadal y Federer) también entrenan muy duro. Y aún juegan su mejor tenis después de los 30", dijo el búlgaro, de 26 años. "Es increíble lo que hicieron este año, ganaron los cuatro grandes. -siguió el número 6- Las estadísticas están ahí: Roger perdió cuatro partidos."

Cilic es el que más conoce a los viejitos malabaristas: tiene 29 años y junto con Juan Martín del Potro y Wawrinka son los únicos en ganar en la última década títulos de Grand Slam (US Open 2014) fuera del Big Four: Federer (19), Nadal (16), Djokovic (12), Murray (3). "Se merecen estar Nº1 y Nº2 y será un duro desafío bajarlos. Veremos cómo vuelven los que están lesionados", dijo el croata, que perdió la final de la Copa Davis el año pasado ante la Argentina.

A diferencia de Djokovic y Murray, Nadal pudo esquivar este año las lesiones. Hasta la semana pasada: su rodilla derecha lo obligó a retirarse del Masters 1000 de París Bercy.

"No me retiré de París por precaución sino porque no podía seguir, y es difícil arreglar eso en pocos días", dijo el número 1. "A lo mejor en otro momento del año y otro torneo, el planteamiento podría haber sido otro."

El español comenzó a practicar esta semana y el viernes pudo jugar un set de entrenamiento completo. Se movió sin vendaje en la rodilla y su mejoría es sostenida. La organización parece haberle hecho un guiño al mover su grupo a mañana, cuando originalmente debía jugar hoy.

"No hice ninguna solicitud, no he pedido jugar más tarde", se defendió Nadal. Su debut será mañana, ante Goffin, que reconoció: "Rafa es el jugador más duro que le pueda tocar a cualquiera para empezar".

Con Nadal y Federer jugando uno cada día, el show en Londres está garantizado. Sólo falta que las luces fluorescentes azules encandilen la pista y fundan a veteranos y jóvenes en un mismo espectáculo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas