Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Portazo de Junqueras a la lista de unidad que quería Puigdemont

El ex vicepresidente catalán, detenido en Madrid, será el candidato de ERC; masiva marcha de los independentistas

Domingo 12 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Cientos de miles de personas se movilizaron ayer en Barcelona
Cientos de miles de personas se movilizaron ayer en Barcelona. Foto: Reuters / Albert Gea

MADRID.- El independentismo catalán dio ayer otra muestra de sus contradicciones. Mientras una masiva marcha desbordó Barcelona en reclamo de la libertad de consejeros y activistas presos, sus partidos evidenciaron la fragmentación que los separa y enterraron la posibilidad de una lista de unidad para las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre.

El portazo lo dio el ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras, de la tradicional Izquierda Republicana de Cataluña (ERC). Su decisión de encabezar una propuesta propia dejó en vía muerta el proyecto del ex presidente Carles Puigdemont , del Partido Demócrata de Cataluña (PDeCat), de reeditar la alianza Junts pel Sí que, hasta hace dos semanas, gobernaba en Cataluña.

Ayer mismo el ex presidente regional hizo un nuevo llamado -casi un ruego- en ese sentido. Pero su mensaje volvió a caer en saco roto.

"Nuestra propuesta permitirá restablecer la democracia, la libertad y construir una república", dijo, en cambio, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, al anunciar el quiebre con el que, hasta ahora, había sido su compañero de ruta.

Cuando faltan apenas 40 días para las elecciones y una semana para el cierre de listas, el dato de la ruptura tiene enorme impacto en el tensionado mapa político catalán.

Encierra, al mismo tiempo, dos paradojas adicionales. La primera, que si no hay cambio en su situación procesal, Junqueras podría ser el primer candidato en la historia reciente de España que lidera una campaña desde la cárcel, donde cumple prisión provisional. La segunda es que es muy mala noticia para Puigdemont. Nadie, hasta ahora, recogió el guante del llamado a la unidad que hace casi todos los días.

Su decisión de escapar a Bruselas mientras otros miembros de su gobierno eran encarcelados lo desgastó. Y si bien ayer sus seguidores cantaron "¡Presidente! ¡Presidente!" ante el mensaje grabado que hizo llegar a la marcha, las encuestas muestran que su popularidad retrocede.

Con duras palabras también lo dejaron solo los Comunes, de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y Podem, la marca catalana del izquierdista Podemos, que firmaron ayer su propia alianza.

"La política [de Puigdemont] con su declaración unilateral de independencia nos llevó al desastre", cuestionó Colau, que, de paso, reclamó que "esos gobernantes" den la cara y se hagan responsables. Una crítica en toda la línea de la decisión del ex presidente de marchar al extranjero.

Para sumar paradojas, la jornada de clamor popular tuvo notorias ausencias. Entre ellas, la de la ex presidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell.

La mujer que juró "ni un paso atrás" en el camino a la independencia y figura habitual en las concentraciones separatistas optó ayer por quedarse en su casa y no participar. Fuentes cercanas dijeron que fue el consejo de sus abogados para evitar ir presa de nuevo.

Forcadell acaba de recuperar la libertad tras haber abjurado de la independencia, cuya votación parlamentaria coordinó. Lo hizo tras haber declarado ante el juez que eso fue un gesto "meramente simbólico" y no de sentido real.

Miles de personas colmaron ayer las calles de Barcelona para reclamar por la libertad de los "presos políticos", como califican a los ocho ex consejeros -entre ellos, el propio Junqueras- y otros dos activistas independentistas.

En potencial

Lo llamativo fue que la palabra independencia desapareció de casi todos los discursos. "Somos la semilla de la República", se animó a decir Junqueras en el mensaje que hizo llegar desde la cárcel. Pero, a diferencia de lo que hacía hace dos semanas, no la calificó como algo real, sino en potencia. Sí volvió a llamar a la lucha y a despotricar contra el gobierno español de Mariano Rajoy, al que asoció con la dictadura de Francisco Franco, de cuya muerte se cumplen ahora 42 años.

El cronograma de marchas y movilizaciones se mantiene en Cataluña. El próximo 6 de diciembre, Día de la Constitución, se anuncia una concentración a favor de la unidad de España. Un día después, el partido de Puigdemont propone otra en reclamo del "derecho catalán". Con la salvedad de que la convocatoria incluirá conseguir un pasaje de avión, ya que la cita es en Bruselas, donde se encuentra el ex presidente regional.

Hoy será otro día movido. Rajoy visitará Barcelona por primera vez desde que, en un gesto inédito, decidiera la intervención de la autonomía catalana y se convirtiera, en los hechos, en su principal autoridad.

Hoy, en esa condición, llega para apoyar la campaña de su Partido Popular (PP) para las elecciones que se celebrarán antes de la Navidad.

Oriol Junqueras, candidato de ERC
Oriol Junqueras, candidato de ERC.

El líder que buscará reflotar el desafío secesionista

El ex vicepresidente catalán y ex conseller de Economía de la región -detenido en una prisión de Madrid por rebelión, sedición y malversación- empezó su carrera política como alcalde de su pueblo, Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), para luego convertirse en el líder que reflotó a ERC cuando en 2011 sufrió un duro revés electoral

Tras ser uno de los protagonistas del desafío independentistas que lideró el ex presidente catalán Carles Puigdemont , Junqueras encabezará la lista de ERC en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre próximo; según las encuestas, el partido de izquierda es el favorito a triunfar en los comicios convocados por Mariano Rajoy .

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas