Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El diálogo en Venezuela quedó en suspenso

La oposición advirtió que el chavismo no aprobó los facilitadores internacionales acordados

Domingo 12 de noviembre de 2017
0
En un mercado de Caracas, una mujer sólo consiguió dos kilos de harina
En un mercado de Caracas, una mujer sólo consiguió dos kilos de harina. Foto: AFP / Federico Parra

CARACAS.- Mientras Venezuela sigue en vilo ante la posibilidad latente de caer en default, la oposición dejó en suspenso una reunión con el gobierno de Nicolás Maduro para reanudar negociaciones sobre la crisis política, prevista para el miércoles próximo en República Dominicana, al alegar que el oficialismo no aprobó los facilitadores internacionales acordados.

"El gobierno no dio el visto bueno" a la presencia de los cancilleres de México, Chile, Paraguay, Bolivia y Nicaragua, "que acompañarán el proceso de negociación para la salida de la crisis política, económica e institucional", señaló ayer en un comunicado la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

"Recibimos con preocupación que los representantes del gobierno, hasta el momento, no hayan confirmado su presencia en la reunión por el acompañamiento de los cancilleres", agregó el texto.

Delegados del gobierno y la oposición habían anunciado el jueves pasado el encuentro en Santo Domingo. Ambas partes protagonizaron otros acercamientos fallidos desde que emprendieron a finales de 2016, a instancias del Vaticano, un diálogo que fue suspendido entre acusaciones mutuas de incumplimientos.

Luego de las protestas opositoras que dejaron 125 muertos entre abril y julio pasados, las conversaciones se reanudaron en septiembre en República Dominicana, pero volvieron a congelarse en la víspera de las elecciones regionales de octubre, en las que el chavismo ganó 18 de las 23 gobernaciones.

La MUD, que se fracturó tras esos comicios, denunció un fraude, por lo que sus partidos mayoritarios declinaron participar en los comicios de alcaldes, convocados para el próximo 10 de diciembre por la Asamblea Nacional Constituyente, que rige el país con poderes absolutos.

La coalición opositora se declaró ayer dispuesta a "un proceso serio de negociaciones con la participación de los países amigos de Venezuela", en busca de garantías de cara a las elecciones presidenciales que se realizarán en algún momento del año próximo.

El objetivo de la MUD en esta negociación es lograr una renovación del Consejo Nacional Electoral (CNE) que permita la celebración de elecciones presidenciales "justas".

Según dijo el diputado Luis Florido, negociador de la oposición, Chile, México y Paraguay habían sido seleccionados por la MUD como facilitadores en las conversaciones, y Bolivia y Nicaragua, por el oficialismo.

Otra de las demandas de la oposición será la apertura de un canal humanitario que permita la entrada de alimentos y medicinas a Venezuela y la liberación de los más de 400 presos políticos que, según organizaciones de derechos humanos, hay en las cárceles del país. Además, la oposición reclama la restitución de los poderes del Parlamento, que fue despojado de sus funciones por varias sentencias del Tribunal Supremo desde que la MUD se hizo con su dominio tras un triunfo electoral.

Agencias AFP y ANSA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas