Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Noche de paz, semanas de estrés

Domingo 12 de noviembre de 2017
LA NACION
0

Todavía falta un tiempo para Navidad, pero es cuestión de días para que empecemos a ser perseguidos por las instigaciones a la compra, los villancicos y los buenos deseos. "Escuchar villancicos mucho antes de Navidad realmente puede perjudicar la salud mental", señala la psicóloga clínica Linda Blair en una entrevista al periódico inglés Sky News, aunque es algo que todos sabíamos, es bueno tener evidencia científica de estas cosas.

"Las típicas canciones navideñas hacen que las personas piensen en esa época del año por llegar y en todos los quehaceres que tienen por delante: cenas, viajes, invitaciones, regalos, gastos extras", explica Blair. Los villancicos anticipados serían algo así como dulces y pegajosas alarmas, puestas ahí para incrementar nuestro nivel de estrés.

Agreguemos que siempre son las mismas tres o cuatro canciones navideñas, repetidas en un loop interminable. ¡Ay de aquel que trabaje en un centro comercial durante estas semanas! Sólo les queda hacerse uno con el villancico, acostumbrarse a él al punto de no oírlo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas