Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Nuestra vida se paralizó, mi casa no es igual"

Johana Ramallo desapareció en julio pasado y su madre apunta a una red de trata

Domingo 12 de noviembre de 2017
Marta Ramallo busca a su hija Johana
Marta Ramallo busca a su hija Johana. Foto: Télam

Johana Ramallo desapareció durante la noche del 26 de julio en la ciudad de La Plata. Fue vista por última vez en la intersección de las calles 1 y 67, en una estación de combustibles. "Nuestra vida se paralizó, mi casa no es igual. Yo no soy la misma, mis hijos no son los mismos. Nadie sonríe. Ya no se escucha música. Servimos un plato de comida para Johana y apoyamos una foto de ella en la mesa. Nuestras vidas cambiaron", explicó Marta Ramallo, madre de la joven de 23 años. Para su familia, Johana habría sido víctima de una red de trata.

Ramallo aseguró que su hija tenía una vida con proyectos cuando desapareció. Johana estaba completando los estudios secundarios y trabajaba en una cooperativa. Allí construía viviendas estatales para mujeres víctimas de violencia de género y madres afectadas por las inundaciones de 2013. "Johana es la alegría de la casa. Ella no me puede ver llorar, no me puede ver triste. Es una joven que va contra todo. Yo tengo que ser fuerte para encontrarla y para salvar a muchas chicas que están pasando por la misma situación", dijo Ramallo.

En diálogo con LA NACION, la madre de Johana y las abogadas de la familia aseguraron que la joven -madre de una niña de 6 años- no dejó su hogar voluntariamente. Por el contrario, aseguran que pudo ser capturada por un grupo criminal local dedicado a la trata de mujeres y con vínculos con la venta de drogas. La familia Ramallo presentó tres denuncias, dos en la justicia provincial y otra en el fuero federal.

Josefina Rodrigo, una de las abogadas que acompaña a la familia, dijo a LA NACION: "Sospechamos que en la zona funciona una presunta red de trata de personas. La causa se cruza con otras investigaciones por drogas".

Otra abogada de la familia, Silvina Perugino, comentó que los principales sospechosos en la investigación por a la desaparición de Johana son "personas que estaban actuando en la zona, personas nombradas en un entramado de proxenetismo y drogas". Además, detalló: "Se están desarrollando algunas tareas. La justicia federal impulsó medidas".

Y agregó: "No estamos frente a un delito simple, desorganizado. No es un delito en el que están implicadas dos o tres personas. Es un delito con una forma de organización que, en un momento, dificultó el trabajo para profundizar la investigación de la policía de la provincia y de la Justicia. Hay varios factores que hacen que este delito se pueda seguir consumando".

Para describir el territorio donde Johana fue vista por última vez, la abogada Silvina Perugino explicó: "Ella desapareció en la llamada zona roja de La Plata, adonde el sistema de prostitución tiene un accionar libre. Tenemos una serie de proxenetas que lucran con los cuerpos de las mujeres. Es un entramado visible, vinculado con el narcotráfico".

Sobre esta zona, la madre de Johana señaló: "Yo camino por ahí, pude ver a las chicas menores de edad. Pasé horas en la puerta de la estación de servicio buscando a Johana. Nuestras hijas desaparecidas fueron abandonadas por el Estado".

Emocionada, recordó a su hija: "Siempre se levantaba temprano para cebar mate y preparar la comida de sus hermanos. Yo declaré ante la Justicia que Johana nunca hubiera querido que nos separen de esta manera. Quiero que me la devuelvan con vida, como se la llevaron. Ella no hacía travesuras ni en su adolescencia".

Según señaló la madre de Johana, la familia realizó una de las denuncias ante la Justicia luego de que un hermano de la mujer desaparecida fuese interceptado en la calle, amenazado y golpeado. Para ella, fue esa otra señal de la presencia de una mafia detrás de la desaparición de su hija.

Te puede interesar