Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Conmoción en Rosario por tres homicidios

El triple crimen ocurrió cerca del penal de Piñero

Domingo 12 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

ROSARIO.- Ayer, a las 14, Javier Gaitán salió de la cárcel. Tres jóvenes lo esperaban en un Fiat Palio gris en la puerta del penal de Piñero, situado a 25 kilómetros de esta ciudad, donde están alojados los principales grupos narcocriminales locales, entre ellos los líderes de la banda de los Monos.

Cinco minutos después de abandonar el penal, cuando transitaba por la ruta A012, entre la 14 y la 18, un auto se cruzó en su camino y los ocupantes dispararon contra el Palio Gris. Gaitán, Brian Alexis Rodríguez, y Rodrigo Silva, de 15 años, murieron en el acto. El cuarto ocupante del rodado, de quien sólo trascendió su nombre de pila, Alejandro, de 22 años, recibió un disparo en la cabeza y está internado en grave estado.

Los atacantes dispararon más de 20 balazos contra el Fiat Palio. Tras el atentado huyeron y hasta anoche no habían sido atrapados. Se sospecha que se trató de un ajuste de cuentas por un tema vinculado al narcotráfico. La Policía Científica recogió en el lugar del ataque vainas de tres calibres distintos.

Unos minutos después de este triple crimen, un joven fue asesinado a balazos en Virasoro y Constitución, en inmediaciones del Mercado de Productores de Rosario. El muchacho, de 17 años, fue atacado por otro que se desplazaba en una moto. Otro asesinato por encargo, sospechan los investigadores.

El viernes ocurrió otro homicidio con sello narco en el Gran Rosario, en Villa Gobernador Gálvez. Diego Alberto Pasaglia, de 45 años, fue asesinado de un disparo de escopeta en la cara. En las últimas 48 horas se cometieron cinco homicidios, en una ciudad donde durante el primer semestre se había observado un descenso del 25 por ciento de los asesinatos con respecto al año pasado.

Preocupación

El triple homicidio ocurrido a la salida del penal de Piñero, encendió preocupación en una coyuntura compleja por la crisis que atraviesa el Ministerio de Seguridad de Santa Fe, luego que la semana pasada trascendieran escuchas telefónicas del titular de esa cartera, Maximiliano Pullaro, en una causa en la que estaba siendo investigado junto con el jefe de la Unidad Regional V Adrián Rodríguez. Pullaro había quedado involucrado en el expediente porque en una intervención telefónica los fiscales interpretaron que había un intento por "arreglar" un concurso para que ascendiera Rodríguez. El gobernador Miguel Lifschitz ratificó en el cargo a Pullaro.

Con respecto al triple homicidio, fuentes oficiales indicaron que el preso asesinado no estaba detenido por venta de estupefacientes, sino por robo calificado. Pero se sospecha que por la forma en que se dio el atentado está relacionado con el narcotráfico. Gaitán había recibido una condena a seis años de prisión y empezó hace unos meses con las salidas transitorias porque ya había cumplido la mitad de la pena.

Apareció Gaitán involucrado en un crimen resonante en 2009, cuando fue asesinado frente al boliche El Rey, en pleno centro de Rosario, Matías Fernando Baudagna, hijo del dueño del local, quien recibió un tiro en la espalda cuando varios jóvenes disparaban contra la discoteca.

El joven recluso estaba alojado en el pabellón N° 13, donde está detenido un narco pesado de la zona sur de Rosario como es René Ungaro, quien tiene un extenso prontuario entre los que figura una condena a 17 años de prisión por el crimen del ex jefe de la barra brava de Newell's Roberto Caminos, alias Pimpi.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas