Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

León Arslanian dijo que Gils Carbó "no se benefició en un centavo" con la compra del edificio de la Procuración

El abogado de la jefa de los fiscales sostuvo que la causa judicial por administración fraudulenta tuvo "mala fe"; "No hay una sola prueba", afirmó

Domingo 12 de noviembre de 2017 • 10:12
0
Gils Carbó está procesada por administración fraudulenta
Gils Carbó está procesada por administración fraudulenta. Foto: Archivo / Hernán Centeno

León Arslanian, abogado de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó , advirtió hoy que la funcionaria judicial "no se ha beneficiado ni en un centavo" por la compra del edificio de la Procuración en Perón 667 por $44 millones, donde se pagaron comisiones de $3 millones al hermano del subdirector general del organismo.

"De ninguna manera [Gils Carbó] se ha beneficiado en un centavo con la operatoria esta, no hay una sola prueba", afirmó Arslanian en diálogo con radio Splendid.

El 12 de octubre pasado, el juez federal Julián Ercolini procesó a Gils Carbó por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública. El magistrado entendió que la jefa de los fiscales cometió delitos en la compra del edificio.

Según el abogado, se trataba de "un supuesto aprovechamiento de una licitación pública en la compra de un edifico donde no hay acreditado que no solo hubo un perjuicio para el estado sino todo lo contrario, hubo beneficio".

"Se compró por menor valar a la tasación publica oficial y encima no se pagó un solo peso por parte de la Procuración de comisión", indicó.

"El edificio es excelente y supo aprovechar una coyuntura muy favorable", insistió.

El ex ministro de Justicia advirtió que "acá son muchas las personas imputadas, muchas de ellas puede que hayan hecho su negocio con ello, no es el caso de la procuradora".

La renuncia

Asimismo, destacó que la gestión de Gils Carbó en la Procuraduría "fue muy buena". "Hubo verdaderas políticas públicas en materia penal, en materia de persecución penal y se buscó favorecer a los sectores más victimizados y a los que menos le suele llegar la justicia", señaló.

Tras recordar que Gils Carbó había "recibido presiones de todo tipo que ha sabido enfrentar" para que dejara el cargo, explicó que su renuncia a partir del 31 de diciembre fue "una decisión absolutamente normal" y la definió como "razonable" por "una cuestión de tiempo".

"Ella no tiene ningún tipo de reparos, ni de circunstancias que dé motivos diferentes a su natural decisión para salir de su cargo", añadió.

Agencia DyN

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas