Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Martín Fierro de Radio 2017: el reencuentro de los Pettinato y otras perlitas de la noche

Se llevó a cabo una nueva entrega de los galardones que dieron tela para cortar

Domingo 12 de noviembre de 2017 • 10:54
0
Roberto y Felipe Petinatto, reunidos
Roberto y Felipe Petinatto, reunidos. Foto: LA NACION / Gerardo Viercovich

La noche de los premios Martín Fierro a lo mejor de la radio tuvo lugar tanto para los homenajes y reconocimientos como para los discursos candentes y las perlitas que incluyeron ausencias notorias, fuertes encontronazos e inesperados reencuentros. En esta última categoría entra la presencia de Felipe Pettinato en la mesa de su padre Roberto y de su hermana, Tamara , quien estaba nominada como mejor columnista de espectáculos. Recordemos que hace unos meses Felipe había sido lapidario con su padre: "Antes de decirme 'tu viejo es un genio' sepan que en el peor momento de mi vida me abandonó, y todo mi tratamiento lo pagó @tapettinato. Para que mi familia pierda el miedo, Roberto tiene que morir", escribió en Twitter.

Pettinato junto a sus hijos Felipe y la nominada Tamara
Pettinato junto a sus hijos Felipe y la nominada Tamara. Foto: LA NACION / Gerardo Viercovich

Sin embargo, parece que las aguas se calmaron. Anoche, Roberto se fotografiaba junto a sus hijos con una gran sonrisa. Fiel a su sentido del humor, el ex Sumo y su hijo, admirador de Michael Jackson, quisieron levantarle el ánimo a Tamara cantando, abrazados: "Calabró, Calabró", a lo que la locutora respondió: "última vez que vengo con ellos", y dijo a su padre: "a vos toda la vida te ganó Tinelli", le retrucó, y todos rieron. El chiste aludía a cómo Tamara perdió la estatuilla a manos de Marina Calabró .

Jorge Lanata, el gran ausente

Miembros del equipo de Lanata sin Filtro argumentaron que no hubo motivos específicos por los cuales el conductor no quiso estar presente en la gala y restaron importancia al asunto. Si bien el programa no ganó en la categoría al mejor matutino periodístico en AM, en la que competía con Novaresio 910, Cada mañana y Majul 910, sí obtuvo tres estatuillas en los rubros de mejor labor en producción, mejor columnista de espectáculos para Calabró y mejor analista político para Diego Leuco .

Marina Calabró le dedicó su premio a Jorge Lanata
Marina Calabró le dedicó su premio a Jorge Lanata. Foto: LA NACION / Gerardo Viercovich

Al recoger los premios, todos ellos realzaron la trayectoria de Lanata y, de este modo, sin estar presente, Lanata lo estuvo. Leuco -que también tuvo palabras de admiración para Fernando Bravo, Marcelo Longobardi y para su máximo "ídolo", su padre- catalogó a Lanata como "el periodista más importante de todos los tiempos". Calabró también dedicó su premio "a Jorge, a quien adoro, aunque nunca se lo dije", a su padre y, entre otros, a su compañero, Martín, que la miraba sonriente desde la mesa.

Otra figura ausente fue la de Alejandro Dolina , que competía con La venganza será terrible en la terna a mejor programa nocturno AM con De la noche a la mañana y Mirá lo que te traje, conducido por Héctor Larrea y Bobby Flores, ganador éste último del rubro. Por otro lado, Andy Kusnetzoff fue reconocido mejor conductor masculino por su trabajo en Perros de la calle, aunque no pudo recoger la estatuilla personalmente ya que estuvo presente, junto a su pareja, solo al inicio de la gala y luego se ausentó. Un compañero suyo recibió el premio en su nombre y dijo: "Es para Andy, que está haciendo su programa de televisión en este horario y me dejó para que comunicara su solidaridad con los compañeros que están en un mal momento".

Elizabeth Vernaci y un momento incómodo

Elizabeth Vernaci y Humberto Tortonese
Elizabeth Vernaci y Humberto Tortonese. Foto: LA NACION / Gerardo Viercovich

En la conducción femenina, el premio se lo llevó Elizabeth Vernaci , que también recibió una segunda estatuilla al ganar Black and toc (Radio con Vos) el reconocimiento al mejor programa de interés general en FM. En el momento en que Alejandro Fantino, conductor de la velada junto a Pamela David, anunció el premio, Vernaci estampó un enérgico beso en los labios a su compañero Humberto Tortonese. "Se ve que hay química entre ellos", bromeó Fantino mientras ella, con su natural desparpajo, se subía al escenario junto con su equipo, al que presentó como "mis chicos, mis golden boys".

La conductora se mostró sorprendida y feliz, aunque la noche también le reservó un pequeño episodio incómodo cuando Natacha Jaitt (El Ascensor, radio Mega) la siguió unos metros por el salón y le dijo que se animara a decirle "a la cara" los comentarios que Vernaci habría manifestado sobre ella a través de la radio. La conductora evitó pronunciarse al respecto, la ignoró y siguió caminando, pero Jaitt se mostró desafiante y a la espera de que ésta reaccionara ante sus palabras.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas