Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Luis Novaresio ganó el premio de Oro, pero la protagonista fue la grieta

En su discurso, Alfredo Leuco le respondió a Reynaldo Sietecase y dejó al descubierto las diferencias

Lunes 13 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
Luis Novaresio, ganador de la distinción principal de la noche
Luis Novaresio, ganador de la distinción principal de la noche. Foto: Gerardo Viercovich

La entrega de los premios Martín Fierro de Radio, que se celebró anteayer en La Rural, vivió un momento de tensión hacia el final de la gala, que puso sobre la mesa las diferencias aún latentes de la grieta política.

Más de 500 invitados acudieron al Salón Auditorium, donde se celebró la fiesta de la radiofonía argentina. Pamela David y Alejandro Fantino fueron los encargados de conducir la ceremonia, que tuvo su momento cumbre, en lo que a premios respecta, cuando se reveló el ganador del Martín Fierro de Oro: el periodista Luis Novaresio (Novaresio 910). "Gracias a Aptra, gracias a la radio -comentó el triunfador-. Yo sé que hay actos de generosidad, pero no sabía que había de exageración, y este es uno".

Las peticiones de mejores condiciones para los trabajadores radiofónicos y ausencias como la de Jorge Lanata marcaron el paso de la ceremonia. Pero fueron los discursos reivindicativos y los pedidos de garantías para el personal de emisoras en crisis (Radio Rivadavia y las del grupo Indalo) los que más se hicieron oír. Varios de los premiados se refirieron a la situación actual, entre ellos Belén Badía, María Ojeda, Andy Kusnetzoff y María O'Donnell. Pero no fue hasta el momento en que Alfredo Leuco pronunció unas palabras en que el debate subió de tono.

Leuco, que obtuvo la estatuilla al mejor programa periodístico vespertino en AM y que se mostró emocionado por el premio que recibió su hijo Diego Leuco al mejor analista político, comentó: "Una de las cosas que me gustan de ser periodista es que creo que hay que incomodar a los cómodos y acomodar a los incómodos. Acá está en la sala un periodista [refiriéndose a Reynaldo Sietecase] que hizo leer a su compañera un texto respecto de los compañeros que no tienen trabajo. Me queda decirle que se olvidó de algunos nombres: se olvidó de Sergio Szpolski, se olvidó de Electroingeniería, se olvidó de Cristóbal López, verdaderos delincuentes de los medios de comunicación que vaciaron y que vinieron a hacer política". Luego, añadió: "Lamento mucho los compañeros que quedaron sin trabajo, pero hay que saber elegir bien quién es el tipo que tiene que estar en los medios de comunicación. No han dicho una palabra de los dueños de los medios y la verdad lamento traer esto a una fiesta, pero creo que hay que tener equilibrio y justicia. Si ustedes creen que Szpolski, López y Electroingeniería no tienen nada que ver con los despidos, creo humildemente que se han equivocado".

En ese momento, el productor Juan Berbensi, de la producción de Víctor Hugo Morales, increpó a Diego Leuco y cuestionó en voz alta, y delante de todos, lo que Leuco padre estaba diciendo. El clima de tensión fue tal que varios de los presentes rodearon a ambos ante el temor de que las palabras derivaran en un enfrentamiento mayor.

El equipo de Reynaldo Sietecase leyó unas palabras del periodista, quien llegó más tarde de otro compromiso, al subir a recibir el premio de Guetap como mejor programa periodístico en FM. En su boca, su equipo dijo: "Pedimos al Gobierno que no mire para otro lado, que se hagan cargo porque menos medios implica menos voces y menos voces implica menos libertad de expresión. Hay algunos que se pasan echándole la culpa al gobierno anterior o a los empresarios que se fueron".

Tras el encontronazo, el ganador del Martín Fierro de Oro de Radio, Luis Novaresio, intentaba apaciguar las aguas con palabras de unidad. "Aplaudamos la libertad. Quiero dedicar mi premio a los que no tienen laburo, porque no es una grieta no tener laburo, no seamos idiotas, no tener laburo es algo que nos afecta a todos, pensemos lo que pensemos". A continuación, el periodista, que resultó también premiado por su programa Novaresio 910 como mejor matutino en AM, añadió: "Venimos a laburar por nuestra pasión. Peléenla, el deseo es poner en acción lo que uno quiere, y a los que estén en acción y la pasan mal, siempre hay revancha".

A lo largo de la noche, Belén Badía, ganadora por la mejor labor de locución femenina, había mencionado: "Si hoy Radio Del Plata está al aire es por el año y el profesionalismo de todos los trabajadores. Porque estamos pasando un momento muy complicado y hace mucho tiempo ya. Hace dos años que no cobramos nuestro sueldo completo. Hay compañeros que no tienen cobertura de salud".

Ganadora por su trabajo como movilera, Marcela Ojeda, de Continental, también compartió su galardón con "toda la patria movilera" y "con todos los compañeros que han quedado sin trabajo, víctimas de vaciadores seriales. A los que cobramos en cuotas, como en Del Plata, y a los que hoy tienen su fuente de trabajo en peligro", recalcó.

María O'Donnell, que recibió el Martín Fierro a la Mejor Labor Periodística Femenina, también mostró su "solidaridad en este momento tan difícil para muchos compañeros que la están pasando muy mal y que no cobran su salario. La radio no es el problema, es un medio vivo que sigue supervigente, lo que hay es un problema de otra índole".

Diego Ripoll, por último, dedicó su premio (locución masculina) "a los compañeros de Del Plata, de la Rock&Pop y de la agencia DyN. Están en problemas y esperemos que zafen de esta". Una ceremonia en la que los discursos tuvieron más presencia que los ganadores mismos.

En esta nota:
Te puede interesar