Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cine y música

Lunes 13 de noviembre de 2017
0

El lugar, la noche, el espectáculo. Y, además, el aniversario. Todo se había alineado para que fuera un acontecimiento especial. La inauguración, anteanoche, del 10º Festival de Cine y Música de San Isidro, en los jardines del Museo Pueyrredón -ámbito que nos remite a un país glorioso y a unos argentinos inolvidables-, fue uno de esos eventos a los que no les queda grande el adjetivo de únicos. Bajo un cielo estrellado y clima primaveral, cientos de personas asistieron a la proyección, con entrada libre, de El hombre con la cámara (Dziga Vértov, URSS, 1929), uno de los grandes clásicos del cine mudo rescatados por este festival que organizan la Subsecretaría de Cultura de San Isidro y la Fundación Cinemateca Argentina. Debajo de la pantalla, la música en vivo de Sergio Ch, Araujo & Romeo, en perfecto maridaje con un documental absolutamente vanguardista. Anoche se pudo ver otra maravilla, Que viva México (Sergéi Eisenstein, México, 1930), con música de Los Soneros del Calamani y la voz de Miriam García. Y seguirán Tabú (hoy, a las 21), La quimera del Oro (mañana), Así cantaba Carlos Gardel (pasado mañana), Nosferatu (jueves) y El cameraman (viernes). Hay que hacer silencio. El show va a continuar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas