Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Marcelo Tinelli brasileño, a un paso de lanzarse a la política

El presentador televisivo Luciano Huck evalúa una candidatura presidencial; la cadena Globo le dio un ultimátum hasta diciembre para que se decida

Alberto Armendáriz

SEGUIR
LA NACION
Lunes 13 de noviembre de 2017 • 02:26
0

RIO DE JANEIRO.- La cadena televisiva Globo siempre ha tenido un impacto decisivo en las campañas electorales de Brasil. Pero de cara a los comicios generales de octubre de 2018, la influencia del poderoso grupo mediático ya comenzó a sentirse temprano y determinará la entrada o no en la contienda de un jugador que puede ser clave: el popular presentador Luciano Huck, quien no esconde sus ambiciones políticas.

Según la prensa brasileña, en los últimos días Globo dio a Huck, 46, un ultimátum -hasta diciembre- para que decida si lanzará o no su candidatura presidencial. Si pretende competir, entonces a partir del próximo mes deberá dejar el comando de su exitosísimo show de entretenimientos sabatino "Caldeirão do Huck". La decisión afectará asimismo a su esposa, Angélica, 43, conductora del también afamado programa de entrevistas "Estrelas". La poderosa televisora no quiere mantener a la pareja entre sus artistas si es que Huck sigue adelante con su carrera política; sería demasiado evidente su preferencia y las críticas que Globo normalmente recibe por su influjo en las elecciones se multiplicarían.

Luciano Huck y su esposa, Angélica
Luciano Huck y su esposa, Angélica. Foto: Instagram

Huck y Angélica son una de las "power couples" más reconocidas en Brasil. Él, recibido de abogado y periodista, comenzó su vida profesional como publicitario y al saltar a la televisión, a los 23 años, se consolidó como uno de los presentadores más célebres, una suerte de Marcelo Tinelli brasileño; luego incursionó en la actuación, en la producción de cine y más recientemente en los proyectos sociales, a través de su Instituto Crear. Ella, que se inició como modelo infantil, se expandió al canto y a la actuación, sobre todo para niños (llegó a sustituir a Xuxa en su programa y ha participado en algunas de las películas de las "rainha dos baixinhos").

Todo el mundo en Brasil los conoce, se codean con ricos, famosos y poderosos tanto locales como internacionales; desde Gisele Bündchen a Luiz Inácio Lula da Silva, pasando por Madonna, Neymar, Mick Jagger, U2, Fernando Henrique Cardoso, Alicia Keys, Leonardo DiCaprio y Roberto Carlos, muchos de los cuales suelen divertirse en sus legendarias fiestas en Río o Angra.

Activo miembro del movimiento cívico Agora, que busca introducir temas en la agenda pública y la acción política a partir de la ciudadanía, Huck dejó entender hace unos meses que podría ser candidato presidencial en las elecciones de 2018, en las que -después del rechazo que generaron los escándalos de corrupción de la Operación Lava Jatp-, se espera que tengan un rol importante los "outsiders", figuras fuera del mundo político. Desde entonces, Huck es buscado como trofeo por las más diversas agrupaciones -el Partido Social Demócrata Brasileño, el derechista Demócratas, el Partido Popular Socialista, la Red Sustentabilidad entre otras-, y se ha reunido con algunos prestigiosos personajes -como la ecologista Marina Silva, el ex presidente de la Corte Suprema Joaquim Barbosa y el economista Arminio Fraga- que podrían respaldar su aventura política.

Hoy, las encuestas ubican al ex presidente Lula, del izquierdista Partido de los Trabajadores, y al diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, como los dos pre-candidatos con mayor intención de voto -35% y 13% respectivamente- pero los sondeos señalan que la incursión de Huck podría cambiar el juego por completo gracias al afecto que cosecha en el público de todo el país y al apoyo de sus contactos de alto nivel. Hasta el mercado financiero lo ve como una buena alternativa de centro.

Huck pensaba continuar explorando las posibilidades de su candidatura hasta entrado el próximo año, pero ahora las directivas de Globo podrían apresurar una decisión. Sea cual sea la opción que elija, todo Brasil estará muy atento.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas