Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fabian Doman confirmó el despido de Ursula Vargues de su programa, tras sus polémicos dichos en las redes sociales

El conductor de Nosotros a la mañana explicó cómo fue la desvinculación de la panelista

Lunes 13 de noviembre de 2017 • 16:55

La entrega de los premios Martín Fierro de Radio vino con daños colaterales y ya tuvo la primera baja: Ursula Vargues fue despedida de Nosotros a la mañana, el matutino de Eltrece, tras los mensajes que publicó en las redes sociales a raíz del escándalo entre Diego Leuco y algunos colegas que agredieron a su papá. Luego de lanzar un puñado de tuits con sesgo antisemita, la panelista se presentó hoy a trabajar como cada día, se sentó en el panel y al referirse al tema pidió disculpas. Pero no alcanzó.

cerrar

En diálogo con LA NACION, Fabián Doman, conductor del ciclo y amigo personal de la panelista, dejó su punto de vista, que primero se lo hizo saber a su compañera de trabajo vía WhatsApp. "Yo no defino si se va o se queda en el programa, pero puedo emitir mi opinión y por respeto al vínculo que tenemos, le mandé un mensaje a su celular para que sepa primero que nadie cuál es mi postura. El chat dice: 'Úrsula, por el afecto y el respeto que te tengo, no quería que te enteraras por las notas o por otras personas de mi pensamiento. En los reportajes que he dado dije que no podía descartar tu alejamiento del programa. La decisión no depende de mí, sino de Kuarzo, la productora. Pero creo y perdón por la sinceridad brutal que en las actuales condiciones no debes continuar en Nosotros. No quería que lo supieras por terceros. Un beso'. Esa es mi postura".

cerrar

Todo empezó cuando, tras el polémico cruce entre Diego Leuco y un productor de Víctor Hugo Morales que junto a otros colegas agredió con mensajes antisemitas a Alfredo Leuco durante su discurso en la premiación, Vargues lanzó en Twitter: "Los judíos gobiernan, hace mucho, el mundo de las comunicaciones. No entiendo por qué nombrarlos los lastima". El tuit levantó mucho revuelo en las redes y hasta Jorge Lanata pidió su cabeza desde su programa de radio, Lanata sin filtro: "Andate de Canal 13 y mientras tanto volvé al colegio, empezá la primaria y seguí la secundaria. Creo que no tendría que estar en canal 13. Dejá de avergonzarnos a los que compartimos la pantalla con vos. Y esto se lo digo a Suar".

cerrar

Sobre este hecho en particular, Doman asegura que nadie influyó en la decisión de la productora y que no se definió antes porque los dichos no fueron durante el programa. "Ella pidió disculpas y le creo, las pide por la gente que se sintió afectada con sus comentarios y eso está bien porque es una buena persona. Yo creo que no alcanzó a comprender lo grave de lo que dijo, que recién ahora entiende la gravedad. Hay un acuerdo mínimo en las sociedades y ya no va un insulto ni referirse a alguien por ser judío, no le cae bien a nadie. A mí me tiene mal este tema", asegura.

Repudio del INADI

El INADI emitió hoy un comunicado en el que se expresó al respecto de los dichos de Ursula Vargues, repudió sus mensajes y dio a conocer un informe técnico realizado desde su Observatorio de Internet, en el que se hace evidente el contenido racista y discriminatorio de los tuits de la panelista.

"Los medios de comunicación son formadores de opinión y constituyen uno de los agentes de socialización más poderosos. Pueden reproducir miradas discriminatorias, legitimando -voluntaria o involuntariamente- desigualdades hacia ciertos grupos", dice el texto enviado a los medios. "INADI trabaja por la defensa y promoción del paradigma de la interculturalidad, para enfrentar y erradicar el racismo, en el marco del diseño de políticas públicas y prácticas anti discriminatorias, con el fin de profundizar los procesos de inclusión social desde la diferencia, el respeto y la promoción de la pluralidad. Creemos que los discursos comunicacionales también pueden deconstruir esos discursos discriminatorios y estigmatizantes, aportando a los cambios culturales", cuestiona, y concluye: "Repudiamos y consideramos que los discursos de odio y de intolerancia no tienen lugar en la Argentina".

En esta nota:
Te puede interesar