Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un custodio y un ladrón muertos tras un asalto y tiroteo frente a una empresa

El vigilador, policía bonaerense retirado, fue atacado cuando retiraba dinero de una firma de encomiendas; su compañero repelió la agresión

Martes 14 de noviembre de 2017
La unidad criminalística de la Policía de la Ciudad, en la escena del hecho
La unidad criminalística de la Policía de la Ciudad, en la escena del hecho. Foto: LA NACION

Un subcomisario retirado de la policía bonaerense que trabajaba de custodio y un presunto delincuente murieron en un tiroteo tras un intento de robo en la puerta de una empresa de encomiendas, pasajes y envíos de dinero de Barracas.

Fuentes policiales informaron a la agencia de noticias Télam que el hecho ocurrió ayer, a las 10.20, en el cruce de avenida Iriarte y Juan Madera. Un comisario retirado de la Policía Federal les contó a los investigadores del caso que con su tío, el ex subcomisario Raúl Medina, de 67 años, y un ex sargento primero, también de la Federal -los tres, empleados de la empresa de seguridad First-, fueron a la empresa a retirar el dinero de la recaudación, como lo hacían cada lunes.

Dijo que tres delincuentes, al menos uno de ellos armado con una pistola, los sorprendieron y les exigieron la entrega del dinero que acababan de retirar. Se resistieron y hubo un forcejeo durante el cual uno de los asaltantes disparó su arma y mató a Medina, que recibió un impacto de bala en el abdomen.

En respuesta, el sargento retirado abrió fuego en respuesta. Uno de los supuestos asaltantes cayó herido a 30 metros. Murió poco después.

Según las fuentes consultadas por Télam, los otros dos ladrones huyeron, aparentemente hacia la villa 21-24, de Barracas. Uno de ellos estaría herido, precisaron. Debido a esta circunstancia se irradió la alerta a todos los hospitales de la zona para que informen si en las horas subsiguientes ingresaba alguna persona joven herida de bala.

Si bien fuentes de la Policía de la Ciudad indicaron que el joven muerto era parte de la banda, al lugar se acercaron para hablar con la prensa la madre y las hermanas del civil fallecido, a quien identificaron como Eduardo Godoy, de 27 años, paraguayo.

Negaron que fuera un delincuente. Según estas mujeres, Godoy había ido a una "casa social" ubicada en la cuadra donde ocurrió el hecho y sin haber estado involucrado en el asalto fue alcanzado por uno de los disparos.

"Mi hijo no es el delincuente, los delincuentes se fueron corriendo", dijo a la prensa la madre del joven muerto. Al respecto, otro familiar coincidió con que Godoy "estaba yendo a la casa social que ayuda a los pobres con el tema del documento".

"Cayó a la hora equivocada y le dieron un tiro porque lo agarró desprevenido, pero no salió a robar nada, así que primero averigüen", dijo la mujer, quien afirmó tener "muchos testigos" que pueden verificar su versión de lo sucedido.

Por último, otra vecina, que dijo llamarse Emilce, señaló que ella iba detrás de Godoy para realizar unos trámites cuando "los dos delincuentes lo acribillaron", al igual que a Medina, y "salieron corriendo" por Iriarte.

"No era ningún delincuente, Eduardo no tuvo nada que ver. Hubo muchos disparos y tuve que esconderme detrás de un árbol", concluyó.

Las fuentes indicaron que el robo del dinero no llegó a concretarse y en el lugar trabajaron peritos de la Gendarmería Nacional.

Los investigadores del caso secuestraron las armas de los tres custodios, pero ninguna de los delincuentes. Se sospecha que el asaltante que mató al empleado de seguridad es uno de los que escaparon.

Además, trabajaron en la búsqueda de cámaras de seguridad que pudieran haber captado el momento del hecho o bien la llegada o la fuga de los asaltantes.

En el hecho, por razones de jurisdicción, interviene personal de la comisaría 30» de la Policía de la Ciudad, bajo las directivas del juez de instrucción porteño Nº 22, Guillermo Rongo, según informaron fuentes del caso.

Te puede interesar