Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marchan por Abril y piden justicia, más seguridad y penas efectivas

Cientos de vecinos se reunieron en la Plaza Moreno; la madre de la chica pidió cambiar "el sistema tan perverso"

Martes 14 de noviembre de 2017
SEGUIR
Corresponsalía La Plata
Al caer el sol, cientos de vecinos platenses, familiares y amigos de la familia de la víctima clamaron por justicia
Al caer el sol, cientos de vecinos platenses, familiares y amigos de la familia de la víctima clamaron por justicia. Foto: LA NACION / Santiago Hafford

LA PLATA.- En esta ciudad se revivió la conmoción que el crimen causó hace diez días: ayer, al caer la noche, cientos de vecinos, compañeros y amigos de Abril Bogado, la chica de 12 años que fue asesinada durante un robo en la puerta de su casa, en Ringuelet, se concentraron en la céntrica Plaza Moreno y marcharon hasta el Colegio Normal Nº 1, donde estudiaba la menor. Reclamaron justicia, seguridad y penas efectivas para los delincuentes.

La marcha fue convocada a través de las redes sociales y no estuvieron los integrantes de la familia Bogado. "Quisiéramos estar presentes físicamente, pero los acompañaremos a través de estas palabras pidiendo justicia por nuestra princesa. Estamos tratando de buscar la manera de aliviar este inmenso dolor y es por ello que les pedimos que nos comprendan", escribió en su Facebook Laura Pupo, la madre de Abril.

Durante la marcha no hubo discursos. Sólo aplausos, fotos de la chica y carteles que reclamaban mayor seguridad. Uno de ellos se destacaba sobre otros: "Debería haber estado preso", se leía en la cartulina. Es que el presunto asesino de Abril es un reconocido delincuente con un largo prontuario que fue liberado antes de tiempo por el juez José Villafañe a pesar del informe negativo y las advertencias del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) sobre su peligrosidad.

cerrar

José Edgardo Echegaray Biel, de 32 años, alias "Pepito", fue condenado por tentativa de homicidio y robo calificado y estuvo preso desde 2010 hasta 2015, aunque debía salir en abril del año próximo.

"Creemos que tendrían que revisar bien las condenas. No puede repetirse lo que pasó con Abril. A los políticos mucho no les importa, pero era una chica con sueños y proyectos", dijo Ricardo, un padre que ayer decidió participar de la marcha y reclamar justicia. "Este crimen nos golpeó a todos. A los compañeros de Abril, porque sienten su ausencia, y a nosotros, porque lo vivimos como padres", dijo a LA NACION Jorge Dománico, director del Nacional, donde cursaba la menor y, también, trabaja su madre.

El hecho ocurrió el domingo 5 de este mes, cuando Abril y su familia regresaban de una fiesta de casamiento. Frente a su casa los interceptaron los ladrones: "Pepito" y un menor de 17 años, que el viernes fue procesado y sigue preso.

Los delincuentes intentaron primero robar un Volkswagen Golf que estaba estacionado en la cuadra donde vivía la familia. Pero al ver lo indefenso que estaba el Renault Sandero de los Bogado, cambiaron de objetivo. Al no poder abrir las puertas, "Pepito" disparó a quemarropa. La bala de calibre 38 destrozó la ventanilla trasera derecha y dio de lleno en la frente de Abril. La chica fue llevada al hospital de Gonnet y, de allí, derivada al Hospital Sor María Ludovica, donde falleció.

"¡Te extrañamos mucho! ¡Vuela alto pequeña!", cierra la carta que escribió la madre de abril, en la que concluyó: "Deseamos que la partida de nuestra pequeña no haya sido en vano y sea el puntapié para cambiar este sistema tan perverso de la justicia argentina".

En esta nota:
Te puede interesar