Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desesperada búsqueda de una madre: le robaron las cenizas de su hijo

"La urna es de madera, medida estándar y tiene una placa de bronce con el nombre Tomas Prodromidis", indicó en Facebook la hermana del nene, fallecido en 2009, cuando tenía 13 años

Martes 14 de noviembre de 2017 • 15:34
En un robo, los delincuentes se llevaron la urna con las cenizas del niño
En un robo, los delincuentes se llevaron la urna con las cenizas del niño. Foto: Facebook Buscamos las cenizas de Tomás

La delincuencia cruza límites impensados. El pasado domingo 29 de octubre, un grupo de ladrones irrumpió en la casa de una familia de la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga y se llevaron todo tipo de objetos. Entre las cosas de las que se apropiaron, estaba la urna con las cenizas de un nene de 13 años que falleció en 2009 tras padecer leucemia. La desesperación de sus hermanas y de su madre es tan grande que emprendieron una campaña a través de las redes sociales para recuperar los restos del menor. "Buscamos las cenizas de Tomás", es el nombre de la página de Facebook.

"Lo que más nos dolió e importa es que se llevaron la urna de mi hermanito, de tan sólo 13 años. Creemos que se la llevaron por error. Por la cantidad de cosas que se llevaron deberían ser dos o más personas. Hasta el día de hoy teníamos la esperanza de ver algo por las cámaras de la esquina, mi vecino estaba de viaje y ahora volvió pero la cámara no llega a mi casa. Si alguien vio algo o si ve una urna tirada por la calle por favor avísenme, es lo único que queremos recuperar. ¡Muchas gracias!", explican desde la red social.

El robo

Ese domingo, la mamá y las hermanas de Tomás fueron de visita a la Basílica de Luján. Un vecino las llamó para alertarles que la puerta de su vivienda había sido forzada. Cuando llegaron, el inmueble estaba revuelto, pero faltaba algo muy importante: el cofre con las cenizas del niño que falleció hace ocho años. "Tal vez, pensaron que había algo oculto y luego dejaron la urna tirada por ahí", dijo Laura, en diálogo con LA NACION. Previo a este hecho, la familia ya había tomado la decisión de llevar los restos del nene a la playa de Las Toninas, el lugar donde le gustaba vacacionar al pequeño.

En diálogo con Crónica, la mamá del niño, Karina Roncati, dijo desesperada: "Les pido por favor que tengan un poco de corazón y como sé que no lo van a traer a mi casa [a la urna], les pido que lo dejen en la parroquia Stella Maris".

Te puede interesar