Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nostalgia en la plaza: colocaron las primeras 50 placas en bancos del Rosedal

Giselle Mazzeo perdió su pareja a comienzos de este año, y logró, con su impulso, que el Gobierno porteño lance un proyecto de placas conmemorativas en bancos de parques en la Ciudad

Martes 14 de noviembre de 2017 • 15:27
0
Giselle Mazzeo en el banco que conmemora a Martín Leonardo Galasso
Giselle Mazzeo en el banco que conmemora a Martín Leonardo Galasso. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

"En un festejo de San Valentín, yo le armé una placa a Martín, y la pegué en un banco en Parque Centenario, decía: Para Ihn, que ama correr en este parque, de She, que lo ama a él", contó Giselle Mazzeo, que aclaró que esos eran sus apodos y que lo escribió en inglés porque la idea surgió de la película Notting Hill, que era la preferida de la pareja.

Tiempo después, Martín Leonardo Galasso tuvo un paro cardíaco en la misma plaza y murió. "Ahí quise que la placa fuera permanente; con la renovación de la plaza, nuestra placa había desaparecido, y quería tener ese recuerdo nuestro", dijo Giselle que, tras comunicarse vía redes sociales con el Jefe de Gobierno porteño, logró cumplir su sueño. Y contó que para esta nueva placa mantuvo el mismo texto en tiempo presente porque "para mi él sigue corriendo, y yo lo sigo amando".

Laura Carrizo, coloca flores en el banco con la placa de Gustavo Eduardo Codinal. "Era mi amigo del alma", dijo
Laura Carrizo, coloca flores en el banco con la placa de Gustavo Eduardo Codinal. "Era mi amigo del alma", dijo. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

Giselle fue la gran protagonista esta mañana en el Rosedal, en el Parque Tres de Febrero, en un espacio cargado de emoción. Su historia dio lugar a una iniciativa mucho mayor del gobierno porteño de poder brindar "un espacio a los vecinos para recordar a los seres queridos en el espacio público de la ciudad", según dijo Horacio Rodriguez Larreta, , mientras agradecía a Giselle su iniciativa. Invitó a los vecinos a aportar sus inquietudes y su creatividad para poder concretar nuevas ideas.

cerrar

La convocatoria para esta primera etapa de homenaje a seres queridos, superó a las 1000 personas, de las cuales salieron sorteadas 150. Cada vecino que ganó esta posibilidad, firmó un convenio de colaboración con el Ministerio de Ambiente y Espacio Público donde se compromete a cuidar y mantener el banco por los próximos cinco años, con posibilidad de renovación. Si alguna persona no quisiera continuar con el convenio, finalizados los 5 años, se podrá quedar con la placa. Si la placa fuera vandalizada, será la familia quien se tenga que hacer cargo de reponerla o arreglarla.

cerrar

Hoy se inauguraron los primeras 50 bancos conmemorativos, que encierran 50 historias llenas de nostalgia y de amor. Estuvieron presentes el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público, junto a 34 familiares o amigos que conmemoraban a un ser querido. Las otras 100 placas serán colocadas en bancos de Parque Avellaneda.

Giselle saluda a familiares
Giselle saluda a familiares. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

Todas tienen el nombre del homenajeado, con las fechas de nacimiento y fallecimiento, y los acompaña una frase que no supera los 140 caracteres. En la de Javier Gómez, junto a su nombre, se puede leer: "Extrañamos tu sonrisa tu humor maravilloso, por siempre en el corazón de GGO". Las siglas responden a Gente Grosa y Ochentosa que es el nombre del grupo de amigos de toda la vida, que se conocieron en el colegio Nuestra Señora del Carmen.

La idea de realizar una placa para Javier fue de Verónica Bianchi. Ella estaba presente, en nombre de todos, esta mañana en el Rosedal. El horario, en un día laborable, complicó la presencia de los demás. Pero Verónica aclaró que "la idea es que el domingo vengamos en grupo a tomar mate acá, en el banco de Javier".

Tanto Verónica, como los demás protagonistas de estas historias, se acercaron a agradecer a Giselle por su iniciativa. Alejandro Vergara es taxista y contó que su hijo pidió una placa para homenajear a su madre Saveria de Marco. Recuerda que, muy emocionado cuando salieron sorteados para poder poner una placa, le contó a unos pasajeros la historia de su madre, y la alegría de poder homenajearla. Dice que se llevó la mayor sorpresa cuando la niña que viajaba atrás le respondió que era Giselle, la que había conseguido poner las placas, era. la novia de su papa. Candela Galasso, estaba presente mientras el taxista relataba la historia y confirmaba todo lo sucedido. "Me gusta que sea como un regalo para papá y para todas esas personas; es lindo que lo puedan hacer otras personas también", dijo.

Néstor Avena, junto a su esposa y su hija, en el banco en homenaje a su padre Domingo
Néstor Avena, junto a su esposa y su hija, en el banco en homenaje a su padre Domingo. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

Néstor Avena, comparte la alegría de poder hacer este regalo a su padre. "Mi papá nació en Leones, Córdoba y vino a Buenos Aires pobre y sin estudios; pero con esfuerzo logró salir adelante y a mi, que soy hijo único, nunca me faltó nada", dijo Néstor. Su esposa también se mostró contenta con este homenaje: "Acá no le van a faltar flores nunca", dijo.

En el caso de Nicolás Ezequiel Naddeo, fue su madre quien se anotó para poder colocar una placa en su nombre. El regalo es también para ella, "me encanta tener otro espacio para venir y sentarme en el banco con él", dijo entre lágrimas. Nicolás falleció hace tres años porque fue atropellado por una conductora imprudente. Su mamá también considera que su trabajo en Familiares de Víctimas Viales para evitar que sigan sucediendo tantos accidentes viales es otra forma de homenajearlo.

Las placas conmemorativas en el Rosedal
Las placas conmemorativas en el Rosedal. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

Todos los homenajes son a personas que fueron muy importantes para quien solicitó la placa. Laura Carrizo pidió una placa para Gustavo Eduardo Codia, su amigo del alma. "Me pareció que todo cerraba, el punto de encuentro con nuestros amigos siempre fue un banco blanco que había cerca de la escuela, y además veníamos mucho al Rosedal", dijo Laura, que estaba acompañada por su madre y la de Gustavo.

"Mi pedido fue algo chiquito, era para mi, pero se transformó en algo potente; es muy emocionante", dijo Giselle Mazzeo. A ella, lograr toda esta iniciativa, la fortaleció. "Compartir el amor, lo multiplica", dijo.

Aunque están en evaluación cuales serán los próximos parques que gozarán de placas conmemorativas en sus bancos, el Subsecretario de Comunicación, Federico Di Benedetto, confirmó que habrá una próxima convocatoria en el mes de febrero.

Otras iniciativas similares:

"Adopta un Banco en Central Park", en Nueva York, Estados Unidos

"Asientos de Presentación", en Edimburgo, Escocia

"Árboles y Bancos Conmemorativos", en Toronto, Canadá

"Dedica un banco en el Parque Centennial", en Sydney, Australia

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas