Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Argentino Abierto de Polo: La Aguada crece con el impulso de Nacho Novillo Astrada

El back luce como en su mejor momento y el martes volvió a ser el mejor del equipo en la deslucida victoria 11-8 ante La Esquin; ahora, a pensar en La Dolfina

Martes 14 de noviembre de 2017 • 22:33
0
Acrobático: Alejandro Novilla Astrada busca la bocha en las alturas
Acrobático: Alejandro Novilla Astrada busca la bocha en las alturas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

Por la mañana, Ignacio Novillo Astrada marca un tremendo golazo en la pantalla de ESPN Polo, que repone la final de 2006. Por la tarde, el propio back, pero y en vivo y en directo en la cancha 2 de Palermo, marca un gol similar: cogotazo de unas 60 yardas oblicuo al arco de la cancha central. Once años pasaron entre una escena y otra y mucha agua corrió bajo el puente en ese lapso, pero a juzgar por lo hecho ayer es como si el tiempo no hubiera pasado para Nacho Novillo Astrada.

El back está teniendo una gran temporada y el martes volvió a ser la figura de La Aguada-Las Monjitas en la victoria 11-8 ante La Esquina-Los Machitos por la 3ª fecha de la Zona A del 124º Campeonato Argentino Abierto. Un triunfo deslucido, pero que le sirve para cumplir con el objetivo de llegar invicto a la definición de zona, en una virtual semifinal ante La Dolfina. Allí la historia será diferente.

En 2006, La Aguada llegó a su segunda final en Palermo y cayó ante La Dolfina, que se impuso en tiempo suplementario, con gol de Bartolomé Castagnola. Ese año, Nacho Novillo Astrada llegó a los 10 goles de handicap. Muchas cosas pasaron desde entonces: La Dolfina y Ellerstina pasaron a hegemonizar el polo, La Aguada primero se dividió en dos, luego sufrió la dolorosa partida de Javier y volvió a formar con cuatro hermanos con la incorporación de Alejandro, hasta que el año pasado, tras quedar fuera de los cuatro mejores, sufrió un excesivo recorte en su valorización.

Decidido a recuperar su sitial, La Aguada venía jugando en gran forma, tanto en Hurlingham como en el debut en Palermo. Y Nacho venía siendo el más regular. El martes, el equipo bajó notablemente su nivel, mas no el back.

"De a ratos me siento bien, sé de antemano lo que voy a hacer", aceptó Nacho. "Me siento bien montado y cuando el equipo anda bien es más fácil. Lo importante es que el equipo funciona."

El calor y el corto descanso afectaron el rendimiento de La Aguada. La Esquina le opuso una gran lucha en la mitad de la cancha y contó con un gran partido de su mediocampo, Mariano Aguerre y Rodrigo Ribeiro de Andrade. Recién a partir del sexto chukker los Novillo Astrada pudieron abrir el partido sacar un poco de luz (9-6), que se mantendría hasta el final.

"Cuando lo queríamos abrir ellos lo cerraban. Nunca pudimos hacer bien nuestro juego", justificó Nacho. "No sé si fue el peor partido de la temporada, de Palermo seguro. Al haber logrado el objetivo de clasificarte te relajás, la cabeza te juega en contra, es difícil. Pero sabíamos que era un partido bravo, había que jugarlo. Yo hice lista de seis caballos, la misma que el sábado pasado. No entramos confiados."

Nacho agregó otro factor al rendimiento desparejo: "Nos cobraron 8000 fouls. Eso te va sacando de partido. Hubo jugadas que pensabas que tenés para vos que terminaban en contraataque. Hay criterios distintos de los referís, te perdés, no podíamos armar nuestro juego. La misma jugada que cobraban para ellos, para nosotros no."

El sábado, La Aguada tendrá fecha libre. Su próximo partido será 10 días más tarde en la definición de zona ante La Dolfina. El favoritismo esta vez es mucho más claro que en 2006. "No sé si podemos ganar. Tenemos que mejorar, volver a jugar bien nuestro juego. Vamos a tener que marcarlos de cerca, si les das un metro se escapan", reconoció. El hecho de que La Dolfina haya caído en Hurlingham ante Alegría, tampoco es un aliciente: "Hurlingham no es lo mismo que Palermo. En Palermo La Dolfina se agranda. Esta cancha lo favorece. Como perdieron con Alegría, ahora va a ser más difícil."

Difícilmente sea como en 2006, difícilmente Nacho vuelva a tener 10 goles, pero de su mano La Aguada volvió a ser uno de los animadores del Abierto. No es poco.

La síntesis:

La Aguada-Las Monjitas (11): Alejandro Novillo Astrada 8, Alfredo Bigatti 7, Miguel Novillo Astrada 8 e Ignacio Novillo Astrada 8. Total: 31.

La Esquina-Los Machitos (8): Pascual Sainz de Vicuña 6, Rodrigo Ribeiro de Andrade 8, Mariano Aguerre 8 y Rodrigo Rueda (h.) 7. Total: 29.

Progresión: La Aguada-Las Monjitas, 3-1, 4-3, 4-4, 5-5, 7-6, 9-7, 10-7 y 11-8.

Los tantos para La Aguada-Las Monjitas: A. Novillo Astrada, 3 (1 de penal); Bigatti, 2; M. Novillo Astrada, 2; I. Novillo Astrada, 4 (2 de penal). Para La Esquina-Los Machitos: Sainz de Vicuña, 2 (de penal); Ribeiro de Andrade, 2; Aguerre, 4 (2 de penal).

Árbitro: Martín Pascual.

Jueces: Federico Martelli y Juan José Díaz Alberdi.

Cancha: 2 de Palermo

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas