Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Coldplay volvió a jugar de local en el Estadio Único

La banda liderada por Chris Martin decidió cerrar su gira en la Argentina

Miércoles 15 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Chris Martin, en pleno show
Chris Martin, en pleno show. Foto: Santiago Hafford

LA PLATA.- Coldplay le dio la vuelta al mundo para terminar donde empezó: en el Estadio Único de La Plata. La banda liderada por Chris Martin volvió al país en el marco de su gira A Head Full of Dreams, luego de pasar por Europa y algunos países de América -su última presentación había sido el sábado en Porto Alegre, Brasil-. En esta oportunidad, los británicos, que acaban de lanzar Kaleidoscope, un disco de cinco temas que -dicen- es el complemento del álbum que dio nombre a la gira, decidieron cerrar el tour de manera circular un año y medio después de aquellos primeros shows.

Más complicado de lo habitual, el tránsito se vio afectado por un colectivo que se incendió en medio de la autopista, pero eso no les impidió a los fanáticos llegar a tiempo. "Quisimos venir el año pasado, pero a la madre de mi marido la tuvieron que internar. Ahora conseguí mi entrada en La Rural y la de mi hija, de 7 años, y de mi marido en un grupo de Facebook hace 10 días", contó Fabiola Fulchini, de Valentín Alsina.

A estadio lleno, Coldplay salió al escenario a las 21.30; antes, el público había organizado olas que daban la vuelta en 360 por las plateas. Música de ópera se empezó a escuchar de fondo; en el escenario, unas pantallas en las que aparecían imágenes de saludos de seguidores de todo el mundo fue el preámbulo de la gran salida.

Para terminar de hacer espectacular la aparición, tronaron unos fuegos artificiales y sonó el tema que le da nombre a la gira.

Con un repaso por hits como "Yellow", "Every Teardrop is a Waterfall", "The Scientist", "Fix You", "Viva La Vida" y "A Sky Full of Stars", Coldplay tiñó otra vez el estadio de colores, esos mismos que sorprendieron al público en abril de 2016 cuando los brazaletes de sus muñecas cambiaban de tono canción a canción haciendo juego con lo que sucedía en las pantallas. También sonaron muchos temas del disco homónimo, como "A Head Full of Dreams", "Birds", "Kaleidoscope", "Everglow", "Up&Up", por nombrar algunos.

Pero la gran sorpresa para el público local llegó al promediar el recital cuando se escucharon los acordes de "De música ligera", el clásico de Soda Stereo con el que Martin venía coqueteando. Pero no terminó ahí: casi pegado llegó una "oda de amor" a la Argentina en un escenario montado en medio del estadio.

Dua Lipa fue una de las teloneras de la jornada, en la que también Oriana Sabatini tuvo su momento frente a los primeros fans que llegaron a La Plata. La joven de 22 años, que solía hacer covers de Coldplay, cumplió su sueño de tocar minutos antes de que sus ídolos pisaran el escenario. Más tarde llegaría el clímax de una noche llena de luces y proyecciones oníricas, porque si hay algo que no les falta a los británicos, además de estribillos pegadizos, son estímulos visuales.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas