Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Qué propone la ley de emergencia alimentaria?

El proyecto impulsado por Barrios de Pie busca mejorar la dieta de los merenderos y comedores comunitarios

Miércoles 15 de noviembre de 2017 • 15:41
0
Foto: Silvana Colombo

Durante la mañana se instalaron ollas populares en el Obelisco y en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires, en forma de reclamo por el avance en el tratamiento y posterior sanción del proyecto de ley de emergencia alimentaria nacional. Este propone la creación del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional como instrumento para garantizar la alimentación de la población más vulnerable, menor de 16 años.

La propuesta es incrementar las partidas presupuestarias para merenderos y comedores comunitarios, contemplando una distribución de 10.000 millones de pesos para fortalecer la asistencia que hoy se brinda.

La Cámara Alta del Senado ya aprobó la media sanción con 45 votos afirmativos contra 13 negativos del oficialismo. Ya en la Cámara Baja, se espera que la ley, que declara la "emergencia social y alimentaria" en todo el territorio nacional, sea tratada antes de la feria judicial.

El proyecto se originó a partir de un informe presentado el pasado mayo por Barrios de Pie, en conjunto al Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci). En este revelaban que el 42% de los chicos que asisten a comedores en el conurbano bonaerense padecen alguna variante de malnutrición, como obesidad o sobrepeso. Fue confeccionado en base al análisis de casi 30.000 casos en más de 560 comedores.

"Estos números son tristes e indignantes. Los relevamientos dejan en claro la necesidad de implementar políticas concretas de contención para los sectores humildes, y la necesidad de declarar la Emergencia Alimentaria para el territorio nacional", afirma Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie.

Por otro lado, el 22 de noviembre llevarán adelante una movilización al Ministerio de Agroindustria y una nueva protesta contra las reformas impulsadas por el gobierno para el mes de diciembre. Todo esto forma parte del "plan de lucha" que se decidió durante una asamblea, de la que participaron otras organizaciones, el viernes pasado.

La respuesta de la provincia

Desde la provincia de Buenos Aires, explican que asisten a 1.600.000 alumnos con el desayuno, almuerzo y merienda en los comedores de las escuelas; a 360 mil niños y embarazadas con un vaso de leche por día; y a 393.753 madres y niños con el programa Más Vida, con 1 millón de kilos de alimentos mensuales a organizaciones sociales para comedores, merenderos y familias.

Esta asistencia significa una inversión de $7.082 millones por año, el 50 % del presupuesto provincial del Ministerio de Desarrollo Social. Durante 2015 la inversión fue de $2.868 millones, con una deuda de 1.060 millones.

En cuanto a la Gestión del Servicio Alimentario Escolar, afirman que en diciembre de 2015 se saldó una deuda de la gestión anterior por $740 millones; se aumentaron en 130% los montos de las transferencias para los consejos escolares, por lo cual se pasó de una inversión de $1.800 millones en 2015 a invertir $4.200 millones y se están remodelando 200 cocinas con una inversión extra de 20 millones.

"Hoy, por chico se paga 16,40 para el almuerzo y 10,30 para la merienda o desayuno", dice una vocera del Ministerio de Desarrollo Social provincial.

También, señalan que se creó un sistema de monitoreo y auditorias en las escuelas, para controlar el menú de los niños con nuevas metas nutricionales que sumaron lácteos, fibras y proteínas. Se trabajó en conjunto con el Centro de Estudio sobre Nutrición Infantil (CESNI) y el Centro de Estudio sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA), y para el trabajo de campo a la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Entre agosto y diciembre de 2016 se evaluaron 996 escuelas en 57 municipios, durante el 2017 el monitoreo continua con la misma modalidad.

"Estaba sumamente retrasado el valor que se pagaba en 2015, y en 2016 y 2017 se aumentó mucho por encima de la variable de la inflación. Con la suba, la inversión y el monitoreo, se está generando un cambio impresionante en los comedores escolares", agrega la vocera.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas