Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Limitarán la edad para la cobertura de los tratamientos de fertilización in vitro

La iniciativa oficial busca que las mujeres puedan someterse a la técnica hasta los 43 años con óvulos propios y con ovodonación hasta los 50; los médicos respaldan la medida

Jueves 16 de noviembre de 2017
0

El Ministerio de Salud de la Nación avanza en la clarificación de la ley 26.862, que reglamenta la cobertura de la reproducción medicamente asistida. Ya se evaluó y se oficializará próximamente el límite máximo de edad para cubrir los tratamientos de fertilización in vitro. De hecho se está redactando la resolución que establece que cuando la técnica involucre el uso de óvulos propios, la edad máxima será de 43 años. Mientras que para los casos en los que se utilicen óvulos donados, se extenderá hasta los 50.

A partir de la ley, sancionada en julio de 2013, el Estado garantizó "el acceso integral a los procedimientos y las técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida" para toda persona mayor de edad. Sin embargo, desde el Ministerio de Salud de la Nación consideran que la ley es imprecisa y da lugar a distintas interpretaciones, que generan un sinfín de conflictos entre quienes necesitan someterse a los tratamientos y las obras sociales o empresas de medicina prepaga. Frente a esto, el ministerio empezó a revisar lo que consideran vacíos de la norma.

"Es importante discutir y clarificar varios temas dentro de la reglamentación de reproducción medicamente asistida. Estamos trabajando mucho en eso", dice el coordinador general del Programa Nacional de Reproducción Médicamente Asistida, Nicolás Neuspiller. Y agrega: "Actualmente está en redacción la resolución que fija la edad máxima para cubrir el tratamiento; será de 43 años más 365 días, para tratamientos con óvulos propios, y de 50, más 365 días para tratamientos con óvulos donados".

Betiana Desimone enfrentó un "vacío legal": la cobertura de medicamentos
Betiana Desimone enfrentó un "vacío legal": la cobertura de medicamentos.

El presidente de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (Samer), Gustavo Botti, coincide: "El máximo de 43 años para tratamientos con óvulos propios es por un tema de calidad ovocitaria, y en el caso de ovodonación es para proteger la salud femenina".

"Probablemente la conclusión que se sacó para fijar un límite de edad es la opinión de los especialistas en fertilidad y también las tendencias a nivel mundial. Seguramente estaremos acompañando la decisión", justifica Gisella Canton, presidenta de Concebir, organización que agrupa a los pacientes con trastornos de la reproducción.

"Un 15% de las parejas tienen problemas para quedar embarazadas en forma natural", dice Botti. Y aclara que debe pasar un año de intentar concebir de manera natural, para poder dar un diagnóstico de infertilidad. El Registro Argentino de Fertilización Asistida (RAFA) indica que, desde 2004 hasta 2014, se iniciaron 62.961 ciclos de procedimientos de fertilización in vitro, con una tasa de embarazos logrados de 24,03 por ciento.

LA NACION consultó a varias empresas de medicina prepagas, pero evitaron dar una opinión sobre el cambio en la ley.Sin embargo, OSDE consignó que no estaba al tanto de la propuesta.

Hoy habrá una reunión de la que participarán personal del comité científico del Programa Nacional de Reproducción Médicamente Asistida, de la Defensoría del Pueblo de la Nación, de la Jefatura de Gabinete y la Corte Suprema de Justicia. En el encuentro analizarán, lo que consideran, vacíos legales de la norma, como los que se detallan a continuación:

1 - Dos prepagas involucradas en el proceso

La ley establece que el tratamiento deberá ser cubierto por la obra social o prepaga del paciente, y para aquellos que no cuentan con ninguna de las dos será el Estado el que deba cubrirlo. Frente a esto, surge la duda sobre cuál deberá cubrir el tratamiento cuando los integrantes de una pareja tienen, cada uno, una obra social o prepaga diferente. No está determinado en la reglamentación cuál de las dos debería hacerse cargo del gasto o si deberían compartirlo. En la práctica es común que el tratamiento lo cubra la obra social de la mujer.

Esta fue la experiencia que vivieron Betiana Desimone y Gabriel Domínguez, casados desde hace siete años. "Después de muchos exámenes médicos, nos confirmaron que no podíamos concebir en forma natural y que debíamos realizar un tratamiento de reproducción asistida", cuenta Betiana. Ella tenía la obra social farmacéutica y él, Galeno. Como no lograron que la primera cubriera el tratamiento, decidieron que Betiana derivara sus aportes a la prepaga de él, que exigía para aprobar el tratamiento que ambos fueran asociados. La empresa lo autorizó, pero les informó que sólo cubrirían el 40% de los medicamentos.

2 - Cobertura de medicamentos

Otro de los temas de la reunión será definir la cobertura de este gasto. Hay prepagas que cubren el 100% y otras que lo hacen sólo por el 40 por ciento. "Existe un desequilibrio entre lo que dice la ley y un fallo de la Corte Suprema que señaló que sólo deben pagar el 40 por ciento. Entonces hay prepagas que se basan en una cosa y otras en otra", indica Neuspiller.

3 - Registro único de prestaciones

Este año, en la resolución N° 1 del ministerio se estableció que cada persona podrá beneficiarse con un máximo de cuatro tratamientos de baja complejidad y tres de alta, cada uno con tres transferencias. La duda surge cuando los integrantes de la pareja tienen distinta prepaga y plantean la posibilidad de someterse, por ejemplo, a tres tratamientos de alta complejidad con cada una de las empresas. Con el registro se busca que se puedan cruzar los datos.

4 - Subrogación de vientres

En la Argentina esta técnica no es ilegal, pero aún no está regulada. Y tampoco lo está la manera en que se inscribe al recién nacido, que es otro tema que está en análisis.

5 - Diagnóstico preembrionario

Es una diagnóstico genético que analiza el ADN de óvulos o embriones fecundados a través de fertilización in vitro. Hay obras sociales que lo cubren y otras que no. Hay varios casos de personas que realizaron amparos, y el juez dio una orden para un sentido u otro. Se buscará una reglamentación que no deje dudas sobre este aspecto.

6 - Registro único de donantes

Busca cumplir con lo establecido por el Código Civil en relación a que toda persona que haya nacido a través de una donación de óvulos o esperma, pueda conocer a sus donantes a partir de sus 18 años, siempre y cuando un juez lo autorice. Por este motivo, todos los consentimientos informados de donación se archivan en los ministerios y los registros civiles. "Queremos un registro único porque una persona puede donar un número limitado de embarazos y debe haber un conocimiento unificado sobre esto", dice Neuspiller. También se discutirá cuál es el número adecuado de donaciones por persona. Mientras algunas ONG proponen que sean seis, Samer considera que 20 es una cifra apropiada.

Las definiciones de la ley

Finalidad: La ley cubre la necesidad de ser madres o padres a aquellas personas que no pueden procrear por medios naturales

Beneficiarios: Tienen derecho a las prestaciones todas las personas mayores de edad, sin discriminación o exclusión de acuerdo con su orientación sexual o estado civil

Cobertura: El sector público de la salud, las obras sociales y otras entidades de la seguridad social incorporarán como prestaciones obligatorias la cobertura integral de las técnicas de reproducción médicamente asistida

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas