Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sello vincularía un embarque con un narco detenido

Sospechan que Delfín Castedo mantendría intacta la red de tráfico

Jueves 16 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

ROSARIO.- El sello de un delfín volvió a aparecer. Esta vez, en un cargamento de 101 kilos de cocaína decomisado por la Gendarmería la noche del sábado pasado en el paraje Senda Hachada, Salta.

No es la primera vez que aparece el relieve de este cetáceo en panes de cocaína o de pasta base. Los investigadores tienen varias hipótesis. En Bolivia, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) argumenta que ese sello es para identificar la pasta base (aún no convertida en clorhidrato de cocaína) que proviene de Perú.

Y una de las teorías que manejan las fuerzas de seguridad argentinas es que ese sello se relaciona con Delfín Castedo, supuesto narco oriundo de Salvador Mazza que estuvo prófugo durante una década hasta que fue detenido en julio de 2016 cuando circulaba en una Toyota Hilux por el partido bonaerense de Ituzaingó.

Castedo está actualmente detenido en la cárcel de Güemes, Salta, donde también está preso el ex juez de Orán Raúl Reynoso, que justamente tenía jurisdicción en la zona "caliente" del narcotráfico, allí donde Delfín dominaba la frontera con Bolivia.

El juez federal Nº 1 de Salta, Julio Bavio, que estuvo al frente de la causa contra Reynoso, imputó al ex magistrado de Orán por falsificar, a cambio de dinero, una declaración indagatoria de Delfín Castedo, a quien eximió de prisión cuando estaba prófugo y con orden de captura internacional en contra amparándose en un documento falso.

Castedo tenía pedido de captura internacional por narcotráfico desde el 28 de febrero de 2007. Un año después Reynoso le concedió la eximición de prisión a pesar de que estaba imputado por asociación ilícita, encubrimiento y lavado de activos.

La Cámara Federal de Salta revocó esa resolución el 11 de septiembre de 2008 y quedó vigente la orden de captura, pero recién el 28 de febrero de 2013, más de cuatro años después, declaró en rebeldía a Castedo, que fue otra vez beneficiado por Reynoso el 4 de septiembre de ese año, cuando le otorgó otra eximición de prisión.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas