Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Argentinos Juniors-Colón, Superliga: el Sabalero ganó y quedó como uno de los escoltas de Boca

El equipo de Eduardo Domínguez consiguió una importante y trabajosa victoria como visitante ante Argentinos Juniors y quedó a siete del puntero Boca. Igualó la cantidad de puntos (17) del otro escolta, Unión, su archirrival.

Viernes 17 de noviembre de 2017 • 18:54
SEGUIR
LA NACION
  |  
Argentinos JuniorsArgentinos Juniors

-

P
Colón Santa FeColón Santa Fe

-

P
0

Foto: FotoBAIRES

Da la sensación que, siendo el yerno de Carlos Bianchi, a Eduardo Domínguez le llegan los consejos de cómo construir un equipo ordenado, sólido y efectivo. Por lo menos esas serían las cualidades que mostró Colón en su visita a La Paternal, ante un joven Argentinos Juniors que supo mostrar frescura y buenos resultados fechas atrás pero que acaba de sufrir dos tropiezos seguidos. El conjunto santafecino busca acercarse al líder Boca aunque son varios los puntos de distancia (siete) y con un partido más jugado, hasta que el equipo de Barros Schellotto reciba a Racing el domingo. Lo que sí comparte con Boca es la condición de invicto, ya que ninguno de los dos perdió en lo que va de torneo. Algo más que valorable para un club que no maneja el presupuesto que sí posee Boca.

Lo que hay que resaltar de Colón es que se trata de un equipo que busca el buen trato de pelota, a través de Cristian Guanca, un volante zurdo con dinámica, al que se le agrega Pablo Ledesma cuando puede desprenderse, más la velocidad de Tomás Chancalay y el oportunismo de Diego Vera. Pero el punto fuerte está en defensa: el flaco Germán Corti es un primer marcador central difícil de superar, tanto en el juego aéreo como por abajo, tiene timing y rapidez para la marca y aunque no parezca por su juventud, demuestra una importante voz de mando. No es casualidad que equipos "grandes" hayan puesto la mirada en el rubio defensor. La contención en el mediocampo de Matías Fritzler es otro punto destacable del equipo. Y por último la seguridad que muestra el arquero ecuatoriano Alexander Domínguez, hombre de selección.

Con esos valores Colón se hizo fuerte en el Tifón de Boyacá. Sin brillar ni deslumbrar, construyó una victoria difícil en un escenario que le suele ser esquivo (Colón nunca había ganado en La Paternal desde que se había reinaugurado el estadio en el 2004). El gol llegó promediando el segundo tiempo cuando desde un córner ejecutado por Chancalay, Ledesma en soledad la bajó de cabeza y el segundo central Guillermo Ortiz cabeceó a la red. La sensación de ser un partido de gol único se hizo más que evidente.

Argentinos nunca estuvo cerca del empate. Ni con el ingreso de Leonardo Pisculichi llegó a generar peligro. Estuvo más cerca Colón del segundo, aún habiéndose replegado después del tanto, con un derechazo de Vera que rechazó Cháves con los pies. Con los ingresos de Adrián Bastía y Clemente Rodríguez (ahí se liberó Marcelo Estigarribia que había arrancado como lateral izquierdo), el cerrojo se hizo demasiado fuerte para los intentos locales. Y entonces Colón se llevó una victoria que bien supo graficar Conti en los vestuarios: "Somos un equipo efectivo y lo demostramos. Y además tenemos los pies sobre la tierra". Una realidad que tal vez les permita soñar en el futuro.

El gol de Ortiz

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas