Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuatro maratonistas correrán 220 kilómetros contra el abuso sexual infantil

Marcos Capurro, uno de los corredores, explicó a LA NACION: "Me va a doler todo y después se me va a pasar pero hay niños que viven en un infierno día a día hace años; ese es el verdadero dolor"

Viernes 17 de noviembre de 2017 • 00:46
SEGUIR
LA NACION
Cuatro ultramaratonistas correrán 220 kilómetros contra el abuso sexual infantil. Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia
Los ultramaratonistas junto Silvia y Sebastián, los fundadores de Adultxs por los derechos de la infancia. Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia
Los ultramaratonistas: Marcos Capurro, Damian Perea, Leandro Polidoro y Alejandro Cáceres. Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia
Correrán para visibilizar la lucha de las víctimas de abuso sexual. Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia
La comunidad de Adultxs por los derechos de la infancia junto a los ultramaratonistas. Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia
La comunidad de Adultxs por los derechos de la infancia junto a los ultramaratonistas. Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia

A nivel mundial, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 varones han declarado haber sufrido abusos sexuales durante su infancia. Dolido por esta realidad, Marcos Capurro decidió "poner su corazón y sus pies al servicio" de esta causa y adentrarse en una aventura con el deseo de que su hazaña pueda generar la visibilización necesaria para abrir las puertas al cambio. Convocó a tres amigos -Damián Perea, Leandro Polidoro y Alejandro Cáceres- y con ellos a partir de hoy correrá 220 kilómetros en homenaje a los chicos que son víctimas de abusos.

Marcos cuenta que siempre tuvo consciencia social y que, con su mujer Vanina, no puede pasar por delante de un chico sin frenar aunque sea para darle algo de comer o una tiza para que dibuje o escriba un rato. Pero, en esta oportunidad, lo que lo despertó a ir más allá fue la canción "Aprender a quererte", de Morat, que dice: "No sé nada de tu historia ni de tu filosofía. Hoy te escribo sin pensar y sin ortografía. Para aprender a quererte voy a estudiar cómo se cumplen tus sueños, voy a leerte siempre muy lentamente, quiero entenderte".

cerrar

Comenzó a buscar dónde podría canalizar esta sed de ayudar y encontró Adultxs por los derechos de la infancia, una agrupación creada por dos víctimas de abuso sexual. En diálogo con LA NACION, Marcos cuenta: "Era muy fuerte poder demostrarle a los sobrevivientes que nosotros siendo anónimos a la causa podíamos ser parte de generar una red de empatía para ayudarlos. Creo que fue eso lo que se fue formando mes a mes, como esa sensación de que fueron empezando a hacernos parte de su colectivo sin que nosotros hayamos pasado por la misma situación que pasaron ellos y fueron ganando confianza en nosotros. Eso es lo más valioso".

De esta manera, resume: "Nos motivamos para proponerles poner las piernas y nuestra pasión a disposición y así nació la ultramaratón. Hemos adoptado como propia una causa que hace menos no nos correspondía, hoy formamos parte de ese colectivo y no queremos salir de ahí". Así lo sintió también Silvia Piceda -una de las fundadores de Adultxs por los derechos de la infancia- quien destaca: "Estos ulramaratonistas hace unos meses vinieron a vernos para decirnos que ponían su corazón y sus pies al servicio de nuestra asociación". Y señala que el cambio reside en la actitud que deben tomar los adultos: "Nos gustó esa idea de adultos corriendo y haciendo el esfuerzo para proteger a los niños".

Correrán para visibilizar la lucha de las víctimas de abuso sexual
Correrán para visibilizar la lucha de las víctimas de abuso sexual. Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia

Marcos ya corrió en maratones para recaudar fondos pero considera que es más valioso correr de de noviembre,"para llevar y visibilizar un mensaje". Para él, el desafío entre los adultos es "abrir canales para que los chicos, con confianza puedan contar lo que les pasa y encontrar un referente". "Tenemos que tener en cuenta que el hilo se corta por lo más delgado así que son los chicos los que la pasan verdaderamente mal. Son el último orejón del tarro a la hora de tomar alguna decisión".

En relación a esto, le duele sentir que en 27 años de docencia las instituciones educativas "son paredones para adentro. Cuando pasa algo con los chicos, los adultos se cierran a ellos mismos y eso le cierra a los chicos la posibilidad de que expresen lo que les pasa, por eso los chicos que sufren abuso hablan muchos años después".

Marcos espera que esta hazaña sea puente para un cambio y que pueda ayudar a generar una red "en la que los niños sean la principal protección". "Hay que empezar por creerles porque siempre está esa vieja mirada de que el adulto tiene la razón porque el mundo está circunscripto por adultos", agrega.

Cómo será la carrera

Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia

La ultramaratón iniciará este viernes a las 18 desde San Pedro, donde Silvia Piceda y Sebastán Cuattromo -los fundadores de Adultxs por los derechos de la infancia- compartirán sus testimonios de vida en la Escuela Normal de San Pedro 7 y darán una conferencia de prensa con los medios locales. Eligieron ese destino porque fue en esta ciudad donde Silvia conoció a "su primera par", es decir, a la primera madre con la que decidió hacer pública su historia en un congreso de violencia y abuso.

El recorrido de la maratón
El recorrido de la maratón. Foto: Gentileza Adultxs por los derechos de la infancia

Luego de varias horas, los cuatro maratonistas frenarán en San Antonio de Areco para cambiarse y seguir rumbo al siguiente destino: Carlos Keen, donde llegarán el sábado a las 16, para encontrarse con la comunidad con la que peregrinarán hasta Luján. Ahí, se consagrarán frente a la Basílica de Luján a las 18:30. Según cuenta Sebastián Cuattromo, "la gran carga simbólica que tiene este lugar es otro motivo de esperanza para nuestra lucha que no se circunscribe a ningún ámbito en particular, sino que nos atraviesa como sociedad y donde más sucede es en el ámbito intrafamiliar y dentro de todas las clases sociales, de ahí su gran masividad".

La ultramaratón finalizará el domingo a las 16 en La Casona de Flores: el lugar donde la asociación se reúne periódicamente para acompañarse entre las víctimas y sus familiares. Allí se hará un festival para 100 personas en el que se celebrará que la asociación Adultxs por los derechos de la infancia cumple cinco años y para conmemorar, como cada 19 de noviembre, el Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los Niños.

Además, el 20 de noviembre es el Día de la Declaración Internacional de los Derechos del Niño, por lo que para Sebastián ambas jornadas son un "símbolo de advertencia y de llamada pública a esta enorme deuda que hay con los derechos y la integridad de los niños con respecto al crimen del abuso sexual".

En esta nota:
Te puede interesar