Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desapareció un submarino argentino y se desplegó un operativo de rescate

El miércoles por la mañana fue la última vez que el ARA San Juan envió su posición; podría haber tenido un problema de energía

El submarino ARA -San Juan- que perdió contacto con la Armada Argentina hace dos días, es un buque de ataque construído en Alemania que está al servicio del país desde 1985, cuando comenzó con pruebas de mar para abocarse luego a operaciones navales en aguas del Caribe, Atlántico Norte y ejercicios . Foto: Télam
El Ara San Juan, meses atrás en Buenos Aires, antes de zarpar hacia Mar del Plata. Foto: LA NACION / Gentileza: Héctor Pristupluk
El Ara San Juan, meses atrás en Buenos Aires, antes de zarpar hacia Mar del Plata. Foto: LA NACION / Gentileza: Héctor Pristupluk
Así fue la reparación del ARA San Juan. Foto: Tandanor
El miércoles por la mañana fue la última vez que el navío ARA San Juan envió su posición. Foto: Tandanor
Desapareció el submarino argentino ARA San Juan. Foto: Tandanor
El Ara San Juan, meses atrás en Buenos Aires, antes de zarpar hacia Mar del Plata. Foto: LA NACION / Gentileza: Héctor Pristupluk
Es buscado intensamente en la zona del golfo San Jorge, cerca de Puerto Madryn, en Chubut. Foto: Tandanor
Así fue la reparación del ARA San Juan. Foto: Tandanor
Se cree que habría tenido un desperfecto técnico. Foto: Tandanor
Hay un amplio operativo para buscarlo, dos corbetas y un avión participan en la búsqueda. Foto: Tandanor
Así fue la reparación del ARA San Juan. Foto: Tandanor
En 2008 el submarino se le realizó una reparación de "Media Vida". Foto: Tandanor
La reparación tardó dos años y fue necesario cortar su casco al medio. Foto: Tandanor
Así fue la reparación del ARA San Juan. Foto: Tandanor
La tarea de volver a unir el submarino, que se realizó a fines de 2011. Foto: Tandanor
La reparación fue completa ya que no se puede poner en riego la vida de los tripulantes. Foto: Tandanor
Así fue la reparación del ARA San Juan. Foto: Tandanor
El submarino listo para se sumergido. Foto: Tandanor
El ARA San Juan regresa al agua. Foto: Tandanor
El Ara San Juan, meses atrás en Buenos Aires, antes de zarpar hacia Mar del Plata. Foto: LA NACION / Gentileza: Héctor Pristupluk
Jueves 16 de noviembre de 2017 • 23:37
0

El submarino de la Armada Argentina ARA San Juan es buscado en la zona del golfo San Jorge, en Chubut, donde fue registrada su última posición a primera hora del 15 de noviembre. A más de 48 horas, se cree que el submarino, un TR-1700 con propulsión diésel-eléctrica y capacidad para 37 tripulantes, podría haber tenido un problema en el suministro de energía.

Ayer por la mañana, la Armada ordenó un operativo de reestablecimiento del enlace: según pudo saber LA NACION, participaron dos corbetas y un avión, que sobrevoló la zona estimada donde podría encontrarse la embarcación.

"La ultima información fehaciente y oficial es que aun no se encontró al submarino. No es que está perdido, para estar perdido hay que buscarlo y no encontrarlo", aseguró Enrique Balbi, jefe del Departamento Comunicación Institucional de la Armada.

En diálogo con el canal TN, Balbi aseguró que el submarino "se estaba dirigiendo desde la base naval Ushuaia a la base naval Mar del Plata, su apostadero habitual, en un camino muy abierto" y que "en algún momento dejó de haber comunicación".

El jefe del Departamento de Comunicación Institucional de la Armada explicó que "se inició un protocolo, un plan homologado internacionalmente, que cuando un submarino ha dejado de tener enlace se inician unos procedimientos para forzar el enlace de las comunicaciones".

"No hay indicio grave"

El capitán de navío Balbi aseguró que "no hay ningún indicio grave que se tenga del submarino" y que "simplemente se dejó de tener comunicaciones".

"Ayer a las 22 se concretó una cierta cantidad de tiempo de la última comunicación del submarino, entonces la Armada, a través del Comando de Fuerza de Submarinos, inició el procedimiento de un plan: se desplegó el destructor Sarandí", detalló.

cerrar

La "reparación de media vida" del ARA San Juan

El submarino fue construido en Alemania en 1985 y llegó al país en 1986. Tiene 66 metros de eslora, siete metros y medio de manga (ancho) y es un submarino convencional, diésel-eléctrico. El ARA San Juan fue sometido en 2008 a una "reparación de media vida", una obra difícil y compleja para la que fue necesaria una preparación de dos años de trabajos de ingeniería en las instalaciones del Complejo Industrial Naval Argentino (Cinar) para poder llevarla a cabo. Un comunicado de aquel momento afirmaba que los arreglos extenderían la vida del navío por 30 años.

El submarino ingresó al Cinar en diciembre de 2008. Para reemplazar los motores fue necesario cortar el casco de la embarcación por la mitad con oxigeno-acetileno y separarlo en dos partes porque que no era posible sacar ni ingresar equipamiento por las pequeñas escotillas.

Se reemplazaron los cuatro motores diesel MTU de 16 cilindros en V y 1200 Kw de potencia, que mueven una igual cantidades de alternadores de 4000 amperes. Asimismo, los motores eléctricos responsables del movimiento de la hélice recibieron un mantenimiento integral -que incluyó su desarmado completo, limpieza, medido, calibrado y posterior rearmado- con un reemplazo de los montajes que amortiguan la vibración del motor.

También se le realizó un replacado y la reparación integral de cada una de las 960 baterías que hacen funcionar al submarino y se repararon las válvulas y demás mecanismos.

La tarea de volver a unir el submarino, que se realizó a fines de 2011, entrañó complejidades desde el punto de vista técnico: no podía haber ningún error que comprometiera la vida y la seguridad de los tripulantes del buque.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas