Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Córdoba, en alerta por incendios

El noroeste provincial es el más afectado

Domingo 19 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Cuatro aviones hidrantes buscan controlar el fuego
Cuatro aviones hidrantes buscan controlar el fuego. Foto: La Voz del Interior

CORDOBA.- La zona de Guasapampa, al noroeste de la provincia, es la más complicada por los incendios que se desataron el miércoles pasado en La Granja, al norte de Sierras Chicas, y que se propagaron hacia otras regiones en el Valle de Punilla. El nivel de riesgo de incendios está catalogado en categoría "extrema" en casi todo el territorio cordobés.

Al menos 80 bomberos combatieron el fuego ayer con ciertas complicaciones por los fuertes vientos que se registraron en la zona. Cuatro aviones hidrantes, de la Nación y del gobierno provincial, fueron utilizados como apoyo.

Al mismo tiempo un centenar de bomberos lograba controlar el incendio en La Cumbre, al norte del Valle de Punilla, con lo que se evitó que las llamas se propagasen en la reserva de monos carayá que existe en el lugar. El fuego, de todos modos, ingresó a una parte del bosque del centro de reeducación de los monos, pero fue sofocado. Son unas 360 hectáreas donde viven alrededor de 170 ejemplares que no sufrieron consecuencias.

El frente de fuego en La Cumbre alcanzó los 15 kilómetros y anteanoche los responsables del operativo para controlarlo debieron cortar la ruta E66 que une esa ciudad con Ascochinga por prevención, debido a la escasa visibilidad por el humo y el polvo en suspensión. Las autoridades siguen pidiendo máxima precaución para circular en las zonas afectadas.

Por los riesgos que podría generar la rotación de los vientos, una guardia de 35 efectivos y un avión hidrante están preparados para ser usados, informó el director de Defensa Civil, Diego Concha. "Los focos están controlados, pero estamos atentos", agregó. En Guasapampa no hay evacuados, pero Concha señaló que las decisiones se evalúan de manera permanente porque hay caseríos rurales dispersos y las llamas podrían ponerlos en peligro.

Durante la semana en el norte cordobés, en el límite con la provincia de Santiago del Estero, hubo 100 evacuados porque la combinación de humo y viento tornó irrespirable el aire.

Distintos incendios se propagaron desde junio pasado y, desde entonces, la zona más afectada fue el departamento de Punilla, con alrededor de 6000 hectáreas. Allí todavía no hay evaluación de los daños de los últimos días, pero se sabe que al menos 2000 hectáreas se quemaron en zonas de Santa María y Calamuchita.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas