Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La sorpresa en el Abierto de golf: el amateurismo atrapa la atención local

A una vuelta del final, los mejores argentinos en el Jockey Club son aficionados: Andrés Gallegos (4°) y Marcos Montenegro (11°)

Domingo 19 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
El aficionado Andrés Gallegos
El aficionado Andrés Gallegos. Foto: VillarPress

No se habla hoy de Ángel Cabrera, Andrés Romero o Julián Etulain, que se presentaban como las grandes figuras del Abierto. Las circunstancias en el transcurso del torneo provocaron que el golf argentino se aferrara al talento amateur para coronar a un campeón local.

¿Qué sucedió? La jornada del sábado indicó que los dos representantes nacionales mejor ubicados en el 112° Visa Open sean aficionados: Andrés Gallegos (4°, con -6 total) y Marcos Montenegro (11°, con -2); a ellos se les suma Alejandro Tosti, que está 16° (par). Una situación atípica, pero esperanzadora por la proyección que ofrecen.

Así como Montenegro -de 19 años y oriundo de Lobería- había sorprendido el primer día al quedar escolta de Augusto Núñez sin haber jugado jamás en el campo Jockey Club de San Isidro, esta vez Gallego dijo "aquí estoy" y ayer llegó a figurar a un golpe del líder, el norteamericano Brandy Schnell (-10). Varios de sus golpes despertaron el reconocimiento del público, que eligió seguir la salida del joven de 22 años, compartida con Andrés Romero. "Estoy agradecido a la gente. Me costó al principio, pero traté de que me jugara a favor y me ayudó mucho. Fue un día espectacular, aparte de jugar con el Pigu, que es una estrella para nosotros", comentó el joven nacido en Lobos.

Durante la vuelta reconoció que le jugaron una mala pasada la presión y el estado de la cancha. "Lo manejé lo mejor que pude. Pegué tiros malos que podría haber pagado caro, pero resolví bien. El sábado es uno de los días más importantes y es difícil seguir bajo el par. Seguir en la pelea es lindo".

Matías Anselmo, Director de Alto Rendimiento de la Asociación Argentina de Golf y una de las caras visibles de este interesante presente, no consideró que lo de Gallegos sea una sorpresa: "Ha competido en los mejores torneos amateurs a nivel mundial y se prendió en varios torneos profesionales, pero nunca en esta posición. ¡Qué mejor que hacerlo en el domingo del Abierto y darse el lujo de ganar!".

El buen pasar de los aficionados argentinos en el Abierto responde a una correcta planificación de entrenamientos por parte del staff de la Asociación Argentina de Golf. "Siempre es una buena noticia, porque se hace un trabajo integral. Estos chicos son los mejores del país y uno quiere que puedan competir rápidamente con los profesionales", afirmó. "Somos aficionados, pero nos entrenamos a la par de los profesionales. Los resultados demuestran que no estamos tan lejos de ellos", opinó Gallegos, que rindió muy bien en el último LAAC (Latin America Amateur Championship) en Panamá y que otorga un pasaje al Masters de Augusta.

Si bien todo golfista sueña con ganar el Abierto de su país, Anselmo aclaró que no hubo una puesta a punto especial: "Siempre lo hacemos de la misma manera, teniendo en cuenta el calendario y el tipo de cancha. Ellos saben que ésta es una cancha difícil, con greens chicos y duros, por lo que en la semana anterior practican tiros específicos. Juegan 25 semanas al año y están acostumbrados. Lo peor que se puede hacer es crear expectativas porque genera nerviosismo y dudas".

Alejandro Tosti, el mejor amateur argentino de la actualidad, destaca que el grupo de aficionados está aclimatado a la alta competencia gracias al trabajo que realizan desde la AAG: "Que Andrés marche cerca del puntero habla del buen trabajo que viene haciendo la AAG. Tenemos gente que ha estado en todas las posiciones, que entiende sobre qué se necesita para ser buen golfista y se los entrena para llegar".

El rosarino, de 21 años, redondeó un buen sábado: escaló 22 posiciones y quedó entre los mejores 16, empatado con la cancha. "Estoy tratando de hacer mi mejor score".Tengo que trabajar muchas cosas. Vamos a ver cómo me trata la vuelta final, pero trataré de ser más conservador desde los tiros al green y de meter putters", se sinceró.

La interesante producción de Gallegos y sus compañeros enciende la ilusión de que, finalmente, haya un nuevo campeón amateur en el Abierto de la República, una racha que no se rompe desde 1963 con Jorge Ledesma. "Significaría mucho, porque hace más de 50 años que no pasa. Hay un montón de cosas, como que el ganador juegue el British Open, los puntos del ranking, el posicionamiento y las posibilidades de tener una vidriera y captar sponsors. Va a ser un día interesante para él, va a ganar mucho gane o pierda", concluyó Anselmo.

"Ni lo pensé. Todos los días salgo a ganarle al campo y trato de no pensar en el resto. Si no, no podría jugar al golf", tiró el protagonista, con una sonrisa cómplice del que sabe que está ante la chance de escribir una página muy destacada en la historia del golf argentino.

El leaderboard del 112° VISA Open

Las salidas del domingo en el Jockey Club de San Isidro

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas