Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

River sufre la peor racha del ciclo Gallardo en medio de una crisis estructural por el arquero y los delanteros

No gana hace seis partidos en la Superliga, algo que nunca había ocurrido desde que Marcelo Gallardo es el entrenador; el arco es una incógnita y Scocco es la única carta segura en ofensiva

Domingo 19 de noviembre de 2017 • 14:50
0
Foto: FotoBAIRES

Pareciera ser que River camina a los tumbos, que todavía no pudo volver a acomodar el timón y enfilar el barco para salir de la tormenta que lo azota desde hace poco menos de un mes. Cuando la situación parecía encaminarse con la clasificación a la final de la Copa Argentina, la derrota por 1-0 ante Independiente lo volvió a dejar preocupado, sentido. Y no solo porque no gana desde la tercera fecha y acumula seis partidos sin victorias en la peor racha por torneos locales del ciclo de Marcelo Gallardo como entrenador, sino también porque las caídas exponen falencias estructurales y errores en el armado del plantel.

El Millonario suma tres empates (Argentinos, Tigre y Atlético Tucumán) y tres derrotas (Talleres, Boca e Independiente) en las últimas seis fechas de la Superliga. Nunca había ocurrido algo así desde que Gallardo es el técnico, tan solo había estado cinco juegos sin poder ganar, en el Torneo Transición 2016: acumuló tres empates (Boca, Banfield y Sarmiento) y dos derrotas (Colón y Patronato). Sumando la Copa Libertadores, en ese mismo período estuvo seis sin ganar: no pudo con Boca (0-0), San Pablo (1-1), Colón (1-4), The Strongest (1-1), Banfield (1-1) y Patronato (1-2).

Por fuera de la estadística que lo dejó a 12 puntos del líder Boca -que puede irse a 15 si le gana hoy a Racing-, la incógnita en el arco sigue siendo una situación que le da demasiados dolores de cabeza a River. Desde la decisión del Muñeco en mayo del año pasado de optar por el inexperimentado juvenil Augusto Batalla como principal opción ante la salida del consagrado Marcelo Barovero, el puesto es un problema, ya que durante su año como titular tuvo marcados errores en partidos decisivos y nunca se adaptó. Tras el primer semestre, con tareas irregulares y las deficitarias actuaciones frente a Boca y Rosario Central, ya parecía necesaria la incorporación de un futbolista que al menos le peleara el puesto.

"Inconscientemente, los cuatro años a un alto nivel de Barovero dejaron la vara demasiado alta y aquel recuerdo termina siendo perjudicial"

Pero recién ocurrió en el último mercado de pases, luego de que Batalla tampoco pudiera hacer pie en los siguientes seis meses, con otros dos malos partidos en momentos críticos ante Boca y San Lorenzo. Ante esa situación, apareció Germán Lux, quien ayer fue expulsado por una mano incomprensible cuando ya venía teniendo dificultades en juegos anteriores. Tras su paso de diez años por el fútbol español, en sus 16 partidos dejó demasiadas dudas.

En el medio quedó Enrique Bologna, después de arribar al club en junio del año pasado, y sin mucho rodaje. Es más, en Avellaneda disputó recién su segundo partido oficial: solo había jugado en la victoria 2-1 ante Olimpo el 18 de diciembre de 2016 por el torneo pasado, tras los errores de Batalla en la final de la Copa Argentina. Ahora, con este panorama, el técnico confirmó que el ex Banfield y Gimnasia será titular el próximo miércoles ante Unión, en un duelo adelantado por la fecha "Entró frío y respondió bien. Tuvo un partido bastante aceptable porque no era fácil. Hoy le tocó atajar a él, el miércoles ante Unión le tocará atajar", destacó Gallardo.

Con tres arqueros que no brindan garantías concretas, y sin nombres posibles para el próximo mercado de pases, en Núñez se hace casi imperiosa la necesidad de sumar un refuerzo de jerarquía en el puesto que ofrezca la seguridad que hoy no tiene y que lo perjudica en momentos importantes. Inconscientemente, los cuatro años a un alto nivel de Barovero dejaron la vara demasiado alta y aquel recuerdo termina siendo perjudicial: ¿quién podrá alcanzar su nivel?

Los delanteros, otra falencia

Tras quedarse sin Sebastián Driussi, River inició la presente temporada con cuatro delanteros: Lucas Alario, Ignacio Scocco, Carlos Auzqui y Rafael Borré. Ya en su momento, con Rodrigo Mora y Marcelo Larrondo lesionados y sin plazos concretos de recuperación, el número sonaba a poco por la necesidad de tener que afrontar la triple competencia, pero ante la partida de Alario, la situación empeoró por completo. Claro está, la decisión de apostar por el regreso de Larrondo y no incorporar otro jugador terminó saliendo mal, y hoy es un error que le cuesta demasiado caro al Millonario, que intentó sumar a Darío Cvitanich para las fases finales de la Copa Libertadores, en una muestra clara de que el plantel tiene un hueco en el sector.

Hoy, Gallardo utiliza un esquema 4-1-4-1 que puede variar en un 4-2-3-1 (como ayer en Avellaneda frente a Independiente), un 4-3-2-1 o un 4-3-3. En cada uno de ellos, la única referencia concreta en el área es Scocco, mientras que Borré es la alternativa en el banco de suplentes, aunque normalmente su ingreso se produce como tercera y última opción. Con Auzqui utilizado más como volante por derecha o un símil extremo que atacante, River tiene tan solo dos delanteros disponibles.

A lo largo del semestre, Scocco se consolidó como el goleador del equipo, con 12 tantos en 18 partidos. Mientras que Borré suma cuatro goles en 15 encuentros -jugó únicamente seis de titular- y Auzqui acumula dos gritos en 18 juegos. Así, de los 41 goles que consiguió River en los 19 partidos que jugó, solo el 44% fueron de los delanteros (18).

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas