Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En el Abierto de golf festejó Brady Schnell, pero Andrés Gallegos vivió un sueño de cuatro días

El amateur oriundo de Lobos fue el mejor argentino del Abierto junto con Augusto Núñez, en el 5º lugar; el título y la clasificación para el Open Británico quedaron para el norteamericano

Domingo 19 de noviembre de 2017 • 19:47
SEGUIR
LA NACION
0
Andrés Gallegos y Brady Schnell, el amateur y el profesional protagonistas en el Jockey Club
Andrés Gallegos y Brady Schnell, el amateur y el profesional protagonistas en el Jockey Club. Foto: VillarPress

Andrés Gallegos no tiene plan B: es un amateur que se dedica plenamente al golf. A diferencia de varios de sus compañeros de ruta, no se inscribió en una universidad norteamericana para asegurarse un futuro ante la eventualidad de fracasar en este deporte. Su papá falleció cuando él era muy chico, y se apegó tanto a la madre que no se animó a irse para Estados Unidos.

"Veremos qué hago si el tema sale mal. Trato de sentir que el golf es mi carrera", apunta esperanzado el jugador de Lobos (22 años), que evoluciona con su juego en el Aero Club Fortín Lobos y evalúa un salto al profesionalismo según lo que ocurra en el Latin America Amateur Championship (LAAC), que se jugará en enero próximo en Santiago de Chile y otorgará un pasaje para el Masters de Augusta.

Los ojos se posaron en este aficionado de contextura ancha porque fue el argentino con más chances de atrapar el 112° Visa Open de la Argentina. Al final concluyó en el quinto lugar (275 golpes, -5) a la par del tucumano Augusto Núñez, que había dado una señal de fortaleza después de la primera vuelta. Los dos, de orígenes completamente disímiles, fueron tema de conversación entre las 18.500 personas que se acercaron durante los cuatro días al Jockey Club de San Isidro.

Lo bueno del público es que peregrinó detrás de las sogas y se entusiasmó por más que hayan caído sucesivamente los grandes nombres locales (Angel Cabrera, Julián Etulain, Andrés Romero, en ese orden) y que en incluso hayan animado la definición tres completos desconocidos para el espectador común.

Es un fenómeno que viene ocurriendo desde hace tres años en el Abierto: en 2015 y 2016 se había consagrado el norteamericano Kent Bulle y ahora fue el turno de de Brady Schnell, que se impuso en el primer hoyo de un triple desempate ante su compatriota Matt Ryan y el noruego Andreas Halvorsen. En esa definición festejó con un birdie, pero en el hoyo 72, después de haber totalizado 272 golpes (-8), se había frustrado con un bogey después de fallar un putt de apenas un metro y medio, un costoso error que lo forzó a disputar el playoff en el hoyo 18.

Las tribunas esperaban que algún argentino terminara celebrando en el último green: no solo por el trofeo en sí mismo, sino también por el pasaje al Open Británico que viene prendido al trofeo. Pero será Schnell quien viajará al campo de Carnoustie a mediados del año próximo, una oportunidad de oro para este oriundo de Iowa que jugó los tres últimos años en el Web.com Tour, y cuyo balance de 2017 es de cuatro top 25 en 20 torneos de la gira previa al PGA Tour.

"Fue un final que no esperaba, realmente pensé que lo tenía controlado, pero los nervios me jugaron una mala pasada y erré de muy cerca para ganar en el 18. Me pasaron muchas cosas por la cabeza, aunque traté de mantenerme positivo y tranquilo. Por suerte me pude recuperar y embocar el putt en el desempate", apuntó el profesional que se recibió en Ciencias Políticas en la Universidad de Nebraska.

Fuera de la conquista de Schnell, en su momento el Abierto había sido la mejor carta de presentación para Emiliano Grillo. Primero, con la obtención de la Copa Emilio Pereyra Iraola reservada para los aficionados, en la cita de Buenos Aires Golf Club (2007). Luego, con su fenomenal actuación en Nordelta 2009, cuando con apenas 17 años y todavía en condición de amateur se subió a lo más alto del tablero luego de 36 hoyos. Finalmente, en 2014 llegó su consagración en Martindale ya con cinco años de profesional.

Claro que el chaqueño es uno de esos cracks que aparecen en el golf argentino muy de vez en cuando; un caso distinto al de Gallegos, un tenaz trabajador del golf que corre con la ventaja de ser muy tranquilo dentro del campo. "No me puse a ver el leadearboard en la última vuelta y tuve muchos menos nervios de los que me imaginaba. Sí en el tee del 1, pero una vez que anoté el putt para par en ese hoyo, me tranquilicé".

¿Tuvo Gallegos reales posibilidades de triunfar el domingo entre los profesionales? En algún momento no pareció una quimera que dejara atrás el récord de Jorge Ledesma, que desde 1963 es el último aficionado en atrapar el Abierto, cuando triunfó en el Golf Club General San Martín tras superar a Roberto De Vicenzo por dos golpes.

El joven lobense salió en el penúltimo grupo y llegó a colocarse a solo un golpe de la vanguardia luego del birdie en el hoyo 7. Pero a tono con su dificultad de los tres primeros días en la Cancha Colorada, volvió a tropezar en el trayecto de vuelta: una mala salida en el par 3 del 12 lo condenó a un doble bogey y un retroceso hasta -5 total respecto de Schnell, que siempre estuvo aferrado a la punta. "Cometí ese error en el 12 y ya no lo pude arreglar, pero extraigo muchas cosas positivas de este Abierto", ponderó.

La preparación de esta clase de amateurs dedicados full time no difiere mucho de la de los profesionales. "La brecha que me separa de ellos es de un año más de experiencia en el PGA Tour Latinoamérica. Para mí, la diferencia es más mental que de juego. Los aficionados tenemos ese mito de 'uhhh, los profesionales', pero en realidad nos entrenamos a la par de ellos".

"¡Anímese, Gallegos", le gritó un espectador en el transcurso de la vuelta. Se animó y nunca retrocedió en su espíritu de lucha, pero la sonrisa final quedó para Schnell.ß

Este es el leaderboard final del 112° VIsa Open de la Argentina

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas