Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alumnos registran en video hechos que los conmocionan

En el programa Jóvenes y Memoria, los chicos documentan casos de violencia que victimizan a sus compañeros

Lunes 20 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Comisión provincial por la memoria

LA PLATA.- Unos denuncian que sus barrios están sitiados por fuerzas de seguridad. Otros investigan un caso de "gatillo fácil" contra un amigo de la escuela. Otros reconstruyen la historia de un compañero asesinado por narcos. Esos temas abordan adolescentes de la provincia de Buenos Aires en tres documentales, entre los más de 1100 proyectos que llevan hechos quienes han participado del programa Jóvenes y Memoria de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que en su fase de cierre desarrolla en Chapadmalal un evento que culminará pasado mañana.

"Lamentablemente, muchas veces ocurren asesinatos de adolescentes en nuestra comunidad, incluso en situaciones de «gatillo fácil». Pero esta vez para nosotros fue distinto: el chico asesinado concurrió a nuestra escuela". Así empieza el documental de los alumnos de la Escuela Secundaria Nº 48 de Ingeniero Budge, Lomas de Zamora.

Veinte alumnos de distintos años decidieron, por unanimidad, trabajar durante un año en un proyecto sobre Esteban "Chuky" Paniagua. En marzo pintaron un mural. Después, hicieron un documental con un objetivo claro: mantener "vivo" a su compañero. A Esteban lo mataron el 3 de enero; para que su historia no quedara en el olvido, filmaron ¡Queremos a los pibes vivos! En recuerdo de Chuky Paniagua. Para el video, entrevistaron a sus maestras, familiares y amigos, y debatieron sobre la violencia institucional. "Si no hacemos esto, estas son muertes anónimas", dice Gabriel Sivinian, el docente que coordinó el proyecto.

Desde hace 15 años, para esta época, miles de jóvenes se reúnen en Chapadmalal y muestran sus investigaciones. Durante este tiempo participaron del programa Jóvenes y Memoria 75.000 chicos que integraron 6505 equipos de investigación dirigidos por 13.000 docentes. Más del 60% de los equipos trabajan sobre temas como violencia institucional, desigualdad social y discriminación.

El año pasado, cuando los alumnos presentaron el documental sobre Chuky, no pudieron contener el llanto. "Se sintió un vacío", cuenta una de las chicas, de las pocas que se animan a hablar. El asesinato de su amigo, que definen como "un payaso, que se llevaba bien con todos", los hace callar y mirar al suelo.

"Durante el año de trabajo los jóvenes eligen activar la memoria de sus comunidades, elaborar sus identidades, registrar y denunciar las injusticias y demandar por ellas asumiéndose como sujetos activos en el marco del proceso histórico que los constituye", explican en el proyecto las autoridades de la CPM. El programa está destinado a jóvenes y adultos de escuelas secundarias, organizaciones sociales, políticas, culturales y grupos juveniles.

Sin cadenas en la mente es un corto de los alumnos de la Escuela de Educación Secundaria Nº 12 de Valentín Alsina, Lanús. Los chicos investigaron casos de violencia institucional y las malas condiciones en los lugares de detención. Eligieron dos casos de "gatillo fácil" y entrevistaron a quienes conocieron a los jóvenes asesinados.

En 2015, un grupo de alumnos de González Catán pronto a ir a Chapadmalal decidió no viajar: ese domingo, unos narcos del barrio habían matado a un compañero. Por eso, los 17 chicos que llevaron adelante el proyecto de 2016 decidieron investigar sobre la muerte de José Castro. En Transas, policías y políticos, los jóvenes de la Escuela de Educación Secundaria Nº 152 de González Catán, La Matanza, reconstruyeron la historia de su compañero con entrevistas y archivos de canales de TV. Hasta ahora, no hay detenidos en esa causa y, según los vecinos, los dealers están volviendo a vender droga en un barrio vecino.

José estaba en 4º; ese año había retomado el estudio y había sido papá. "Son cosas que te ocurren en la escuela pública: que te maten a un pibe", dice Julio Imán, el coordinador, que trabaja desde hace diez años con chicos del conurbano en proyectos de Jóvenes y Memoria. Hoy, José debería estar en 6º año. Por eso, esa aula lleva su nombre.

En cada proyecto la búsqueda es la misma: visibilizar. Por eso, cada año miles de chicos del conurbano se involucran de lleno en el programa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas