Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Robert Plant: "Es una parte muy importante de mi vida mantenerme enamorado del amor"

Lunes 20 de noviembre de 2017
SEGUIR
El País
0
Foto: Tom Jamieson NYT

BIO

Profesión: músico

Edad: 69 años

Rolling Stone ha dicho (y escrito) que el inglés es uno de los mejores cien cantantes de todos los tiempos. Compositor y líder de Led Zeppelin durante toda su trayectoria (1968-1980), sigue en la ruta con Sensational Space Shifters.

Hasta en tres ocasiones suena la advertencia: prohibido nombrar a Led Zeppelin. Ni falta que hace. Robert Plant publicó este mes un segundo álbum junto a los Sensational Space Shifters, Carry Fire, y sigue oteando el presente con apasionada curiosidad, barajando lo antiguo con lo nuevo. En esta ocasión, son canciones que tratan las actuales lacras del populismo y los nacionalismos. Plant saluda en correcto castellano: "¿Qué tal?". Y prosigue en un inglés que suena a brumosas colinas y rozagante madurez.

-No debe ser nada fácil mantener el interés con tan larga trayectoria.

-No es nada difícil. Es un proceso que forma parte de mi vida desde los tiempos anteriores a Led Zeppelin, en los años 60, y hasta hoy mismo. Con el ambiente adecuado surgen muchas ideas, pero finalmente te concentrás en unas pocas.

-La electrónica sigue siendo tabú en el rock.

-Me importa un comino lo que digan. Hacemos música para nosotros mismos. Si quieres que te amen por no arriesgarte, no tiene sentido ser músico, escritor o pintor. Debes seguir a tu estrella. La electrónica genera un ambiente seductor, y necesito esa atmósfera. Esto y el ritmo son los elementos aglutinadores; usamos ritmos africanos, similares al flamenco, sugestivos como un mantra.

-¿Es hoy su voz más rica, más sabia?

-Mi estilo es amplio, puedo adaptarme al ambiente de las canciones. En escena canto piezas muy salvajes, pero cuando compongo para un álbum trato de crear una atmósfera general y cantar según dicta la canción. Tengo suerte, mi voz sigue en buen estado.

-En Carry Fire se trata el cambio como fuerza vital, pero también la mortalidad.

-Sí, tal vez, hay quien lo dice. Yo no creo que este trayecto vaya a finalizar algún día. Veo la vida como algo contínuo que al final se detiene, por lo que no me preocupa. Básicamente se trata de reavivar la llama del romance. Es parte muy importante de mi vida mantenerme enamorado del amor.

-Cita al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su "muro, no una valla". Su música intenta traspasar fronteras.

-Siendo sincero, todo lo que pretendo es entretener con un poquito de intelecto. Mis observaciones no son profundas, son tan solo un catálogo de las locuras de la humanidad y la corrupción del poder.

-Hubo grandes conflictos en los 70, pero los actuales se perciben más graves.

-Lo que ha cambiado es la atención de los medios de comunicación, que se ha vuelto cercana a la pura histeria. La impulsan aquellos poderosos que usan los medios para crear problemas que no lo son, con sus reacciones inmediatas soltadas desde las alturas. En los años 70 tardabas más en enterarte de las cosas, no se daba esa respuesta histérica.

-¿Pueden las redes sociales hacer contrapeso?

-No podría decirlo, no lo sé, me mantengo alejado de ellas todo lo que puedo. Creo que estamos en franca desventaja al comportarnos como seres crédulos y tragándonos los grandes eslóganes e ideas. La vida es mucho más que atender los tuiteos de humanos dementes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas