Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Etienne Lavigne: "El Dakar es un gran negocio para la Argentina"

El francés Etienne Lavigne, director de la exigente carrera revela algunos secretos de la prueba, cuya edición 2018 convocará a más de 300 participantes

Martes 21 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Considerada una de las pruebas más difíciles del mundo, el Rally Dakar cumplirá en enero próximo su décima edición desde que decidió radicarse en Sudamérica. El francés Etienne Lavigne, su director, de paso por Buenos Aires en gira promocional, revela algunos secretos de la carrera, cuya edición 2018 convocará a más de 300 participantes, y asegura que "sería una pena que no pasara por Argentina porque aquí estamos un poco como en casa".

-¿Ve posible que el Dakar se quede mucho tiempo más en Sudamérica o ya piensa tomar otros rumbos?

-Aquí tenemos muchas oportunidades, hay muchos proyectos en el continente, en Argentina, Chile, Perú, tenemos un entusiasmo muy fuerte. Esta edición sale el 6 de enero de Lima y llega el 20 a Córdoba capital.

-¿Por qué no pasa por Buenos Aires?

-Para mantener el interés deportivo de la prueba, descubrir nuevas etapas, proponer un nuevo recorrido, conocer distintos tipos de terrenos. Córdoba tiene muchos aficionados, una cultura con este tipo de deportes con el Rally. El último día habrá un especial en la mañana, en las Altas Cumbres, una zona con una geografía muy interesante y muy parecida a Escocia, y el podio por la tarde. Queremos que no se caiga el interés hasta el último día y por eso armamos ese especial de 150 kilómetros para los pilotos luchen hasta el final.

-¿Usted dijo hace poco que mantener una competencia durante 15 días como el Dakar en tres países diferentes es más difícil que organizar el Mundial de fútbol?

-Sí, porque hablamos de un evento itinerante que va a atravesar tres fronteras, tres países anfitriones, son geografías interesant es pero difíciles, con condiciones climáticas diferentes y difíciles porque hay calor, frío y siempre es difícil armar etapas diferentes.

-¿Pero este Dakar 2018 es más difícil que organizar el Mundial de Rusia?

-Armar un estadio con un dispositivo de seguridad no me parece muy difícil; siempre es un desafío armar un evento internacional, pero el Dakar, una caravana de casi 3 mil personas, mil vehículos, 14 helicópteros, campamentos, zonas de espectadores, que convoca 4 millones de espectadores en los especiales, es realmente un desafío.

-¿Qué fue lo peor que les pasó en esos años en África para decidir irse?

-Golpes de estado, ataques de terrorismo, movimientos nacionales muy difíciles de estudiar y controlar, fue una época intensa y difícil.

-¿Qué es más difícil en Sudamérica respecto de África?

-Las condiciones climáticas son peores. En el norte de África hace frío en enero y está seco; en este continente podemos encontrar todo, 46 grados de temperatura, nieve, barrio. En Bolivia estamos en la altura a 3800 metros, es difícil de organizar la cobertura de seguridad con los helicópteros a esa altura.

-Para su empresa ¿es mejor negocio el Dakar en Sudamérica que en África?

-Aquí hay un apoyo fuerte de los países anfitriones; no fue el caso en África y nos permite no impactar tanto a los competidores europeos con los gastos de logística que necesitamos pagar para transportarlos hacia Buenos Aires o a Lima.

-¿Aportan lo mismo Perú y Bolivia que Argentina?

-Depende de la cantidad de días en cada país y del tipo de operaciones. Por ejemplo, en Perú hablamos de un fee de 6 millones de dólares para 6 etapas más la largada, aquí son menos días, hablamos solo de la llegada, 4 millones de dólares es lo que aporta el gobierno argentino. Cuando el MotoGP viene a Santiago del Estero para 3 días de competencia en un solo circuito, son 8 millones de dólares para armar ese evento.

-¿Qué le aporta el Dakar a la Argentina?

-Una ventana mediática fantástica.

-¿Siente que el país es más conocido gracias al Dakar?

-No solamente. Nosotros vamos a invertir, hay corredores en cada país, tenemos que pagar la logística en cada país, son gastos muy altos que vamos a invertir, vamos a convocar público, el público invierte y sobretodo vamos a ofrecer una cobertura mediática fantástica. En enero no hay fútbol, no hay rugby, no hay Fórmula 1. O sea, 4 millones para Argentina es un gran negocio.

-El Dakar cumple 40 años, ¿alguna vez perdió dinero?

-Sí, cuando empecé a trabajar en 1993 teníamos menos de 90 vehículos inscriptos y hoy hablamos de más de 300 vehículos. Ese año fue la peor época del Dakar.

-¿Y en Sudamérica no han perdido dinero nunca?

-Perdido no, pero con un nivel de satisfacción muy baja, sí.

-¿Cuánto gana un Dakar cuando funciona bien?

-Es una buena pregunta que no puedo responder. Hablamos de un evento en un mundo de competencia ya que hay otros eventos que pelean contra el Dakar en el mismo mercado, por eso que no comunicamos los resultados financieros.

-¿Qué le dice a la gente que piensa que el Dakar es una aventura colonial europea, primero en África y ahora en Sudamérica? Porque el Dakar tiene fans, pero también tiene enemigos.

-Tenemos 53 nacionalidades de todos los continentes, la tercera participación es Argentina, ese tipo de comentarios no me interesa mucho.

-El aspecto trágico del Dakar se menciona mucho: 64 muertos en las casi 40 ediciones. ¿La muerte forma parte del atractivo del Dakar?

-No podemos decir eso. El Dakar es un evento extremo, los pilotos y copilotos conocen y saben los riesgos de este tipo de competencia. La prioridad de nuestra organización es la seguridad, por eso contamos con 70 médicos, 2 helicópteros, un hospital de campaña, un dispositivo de seguridad en cada país. Es una filosofía nuestra tener la seguridad como la prioridad número 1.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas