Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos homicidios en ocasión de robo en menos de media hora

Una de las víctimas había sido padre hacía tres días e intentó proteger a su familia

Martes 21 de noviembre de 2017

Un remisero de 62 años y un hombre que hacía tres días había sido padre fueron asesinados a balazos en distintos robos ocurridos anteanoche, en menos de media hora y a 13 cuadras de distancia, en el partido bonaerense de Tres de Febrero.

Si bien en un principio, por la cercanía y por las armas empleadas, se pensó que una misma banda podría haber sido la autora de ambos hechos, fuentes de la investigación revelaron a la agencia de noticias Télam que por los indicios recogidos esa hipótesis estaba casi descartada. "Los hechos fueron cometidos prácticamente en simultáneo y las cámaras de seguridad que ya fueron analizadas nos marcan que los autores se movían en distintos vehículos", dijo una fuente judicial.

El primer homicidio ocurrió poco antes de las 21.30 en Del Kaiser 920, Villa Bosch. Fuentes judiciales y policiales informaron que a ese lugar llegaba el dueño de casa, un remisero identificado como Rolando Cáceres, de 62 años, a bordo de su auto, un Toyota Corolla blanco.

Dos delincuentes se bajaron de un automóvil aún no identificado, pero que por lo que se ve en los videos podría ser un Peugeot, y abordaron a Cáceres para robarle. El hombre se resistió y uno de los ladrones abrió fuego con una pistola calibre 9 milímetros; el proyectil impactó en el pecho de la víctima, que murió en el lugar. Los asesinos se subieron al auto del remisero y escaparon.

El segundo crimen sucedió pasadas las 21.45 de anteanoche en San Guillermo 7050, Martín Coronado, a 13 cuadras del anterior homicidio.

En ese hecho, entre dos y tres delincuentes descendieron armados de un Volkswagen Bora celeste para robar, simultáneamente, a dos vecinos de casas linderas que estaban por ingresar en sus domicilios porque habían salido, uno a hacer compras y el otro a sacar la basura.

La víctima de este caso fue identificada por la policía como Sebastián Maziejuk, de 32 años, que había salido a comprar alcohol en gel y al ver a los delincuentes se negó a abrir la puerta de su casa con el objetivo de proteger a su familia.

"Había sido padre hacía tres días. Dentro de la casa estaban su mujer, de 22 años, en reposo por el posparto, y la beba. No quiso que corrieran ningún riesgo y les negó la entrada a los delincuentes", dijo a Télam un investigador judicial. Al resistirse, Maziejuk recibió un tiro de 9 mm en el pecho, al igual que el en caso anterior. Murió poco después, en una clínica privada, informaron fuentes del caso.

En esta nota:
Te puede interesar